Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

Zaragoza pone en marcha un nuevo programa municipal para atender a personas en búsqueda de refugio recién llegadas a la ciudad

12/12/2018.

Un total de 22 personas (solicitantes de protección internacional que están a la espera de entrar en el programa estatal de acogida o no han sido incluidos en él pero se encuentran en situación de vulnerabilidad) han pasado por el programa ?Zaragoza Ciudad Acogedora? desde su creación en agosto


Comienza la tercera fase de la campaña Migrar es un derecho que en esta ocasión pone el foco en las poblaciones de acogida y en la corresponsabilidad de todas las personas para la integración


La capital aragonesa ha suscrito la Declaración de Marraquech mediante la que se compromete a respaldar los objetivos del Pacto Mundial por las Migraciones haciendo hincapié en la inclusión económica, social y cultural de las personas refugiadas


 

La consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha presentado hoy el programa 'Zaragoza Ciudad Acogedora', que comenzó su andadura el pasado mes de agosto. Mediante esta iniciativa se atiende a personas y familias que al llegar a la capital aragonesa sufren un estado de vulnerabilidad social y/o son solicitantes de protección internacional, y que por diversos motivos no se incluyen o están pendiente de atención en el Programa de Acogida del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social -que es quien tiene las competencias para la acogida-.

Zaragoza Vivienda ha puesto a disposición de 'Zaragoza Ciudad Acogedora' dos pisos que permiten alojar entre 10 y 12 personas al mismo tiempo. El Ayuntamiento cuenta también con alojamientos alternativos como los módulos familiares del Albergue para casos de emergencia. Desde su puesta en marcha y hasta finales de noviembre, un total de 22 personas en situación de vulnerabilidad, que constituyen seis unidades familiares, han pasado por el programa.

Además de facilitar el acceso a vivienda, las personas que forman parte del programa reciben atención social centralizada por las trabajadoras sociales de la Casa de las Culturas, que asesoran y acompañan a personas potencialmente solicitantes de protección internacional antes de su entrada en el programa Estatal. Asimismo, este centro municipal también pone a su disposición asesoría jurídica, intérpretes, mediadores y ayudas para alimentación, ropa o la gestión del padrón, entre otras cosas.

Por otro lado, la Casa de las Culturas ha atendido a un total de 286 solicitantes de asilo, entre los que se encuentran 44 menores, desde principios hasta noviembre de 2018. Estas personas proceden principalmente de Nicaragua, Venezuela, Colombia y el Salvador.

'Zaragoza Ciudad Acogedora' complementa los tres programas estatales y el denominado 'Cuarta Fase' que realiza ACCEM con apoyo municipal y que consiste en buscar un buen final del programa de acogida estatal y realizar un traspaso integral de las personas que necesitan acompañamiento a los recursos normalizados.

Regresa la campaña Migrar es un derecho

Por tercer año consecutivo vuelve a ponerse en marcha la campaña Migrar es un derecho que el Ayuntamiento Zaragoza viene realizando con la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) y la Plataforma contra el Racismo desde 2016. Su objetivo es concienciar sobre la situación y los derechos de las personas migrantes y poner en valor la migración como derecho fundamental de las personas a nivel mundial. Según ha destacado Broto en su presentación, "con esta campaña queremos exigir justicia social y derechos humanos para todas las personas y transmitirlo a toda la ciudad de Zaragoza".

En 2016, la FAS y la Plataforma contra el Racismo elaboraron 12 paneles en los que se presentaban datos, testimonios e imágenes para poner luz sobre diferentes aspectos de las migraciones actuales: itinerarios, condiciones de los trayectos y acogida. El año pasado la campaña se centró sobre las causas bajo el sublema ¿Las causas son muchas. El derecho, el mismo¿ buscando incidir en algunos de los motivos y las situaciones menos conocidas del refugio y las migraciones: persecución política, religiosa o por orientación sexual.

Siguiendo la línea estética y partiendo del mismo lema, en esta ocasión se amplía el foco de las campañas anteriores llevándolo hasta los lugares de acogida: las ciudades. Para hacer efectivo el derecho a la migración tiene que existir un refugio de acogida. Las instituciones, el municipio que es donde las personas se asientan, tienen una responsabilidad en la integración de todas las personas. Y por ello toda la ciudadanía es también responsable. Por este motivo, el mensaje final que se busca transmitir es: Y tú ¿qué haces? ¿proteges? ¿Acompañas? ¿Facilitas? ¿Ayudas?. La campaña consta de cartelería, publicidad y contenidos para redes sociales.

Para Broto, esta propuesta es también una representación de que "Zaragoza es una ciudad acogedora y del compromiso del Ayuntamiento con la diversidad cultural, con las personas que tienen que dejar su hogar y buscar un sitio donde rehacer su vida y del derecho internacional que las protege".

Zaragoza suscribe la Declaración de Marrakech

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha firmado la Declaración de Marrakech, que se ha presentado en el 5 Foro de alcaldes y alcaldesas sobre Movilidad Humana, Migración y Desarrollo y ha sido a su vez dada a conocer en la Conferencia Intergubernamental sobre el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular que se ha celebrado esta semana en Marruecos.

El Foro de alcaldes y alcaldesas es un evento que quiere mostrar el compromiso, las aportaciones y la necesidad de que los gobiernos locales y regionales sean parte importante de la gobernanza de las migraciones. La declaración "Ciudades trabajando juntas por los Migrantes y los Refugiados" se refiere en particular a las contribuciones de los gobiernos locales y regionales a estos objetivos del Pacto Mundial para las Migraciones: Abordar y reducir las vulnerabilidades; Proporcionar a los migrantes acceso seguro a los servicios esenciales; empoderar a los migrantes y a las sociedades para que logren la plena inclusión y la cohesión social y eliminar todas las formas de discriminación y promover un discurso público basado en datos empíricos para configurar las percepciones de la migración.

Las ciudades firmantes se comprometen a respaldar los objetivos del Pacto Mundial por las Migraciones haciendo hincapié en la inclusión económica, social y cultural de los refugiados, y a acelerar los esfuerzos para avanzar, en colaboración con los gobiernos nacionales en: Apoyar la apropiada recepción de refugiados y solicitantes de asilo, según proceda; satisfacer las necesidades de los refugiados y apoyar a las comunidades; alentar las iniciativas que favorezcan la inclusión y la autosuficiencia de las personas refugiadas y participar en asociaciones regionales y mundiales.