Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

El 6,3% de los vehículos controlados en la última campaña tenían algún problema de seguridad o no disponían de toda la documentación exigida

25/07/2017.

La Policía Local, en colaboración con la DGT, realizó la semana pasada casi 1.600 inspecciones sobre las condiciones de los vehículos y sus elementos básicos de seguridad

La Policía Local de Zaragoza, en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT) realizó durante la semana pasada una nueva campaña de prevención, vigilancia y control, en este caso centrada en las condiciones de los vehículos, tanto turismos (incluidos taxis) como motocicletas, ciclomotores, autobuses y vehículos de transporte de mercancías.

En concreto, los aspectos en los que más hincapié se ha hecho están relacionados con el estado de los neumáticos; el correcto funcionamiento de los elementos de alumbrado y señalización; la legibilidad y estado de las placas de matrícula; y la documentación obligatoria (Permiso de Circulación, la tarjeta de la ITV y su pegatina correspondiente, bien visible en la luna delantera).

Del 17 al 23 de julio se ha controlado a casi 1.600 vehículos, en concreto 1.584. De ellos fueron denunciados 100 (un 6,31% del total) por diferentes motivos.

Más de la mitad, 52, lo fueron por problemas con la documentación (carecer de Permiso de Circulación, no tener la ITV en regla, etcétera). Además, se han realizado 13 denuncias por mal estado de los neumáticos; 4 por problemas en el alumbrado o la señalización; y 2 por defectos en las placas de matriculación.

Además, otros 29 vehículos fueron sancionados por motivos diversos, como haber sido objeto de reformas de importancia que no estaban debidamente legalizadas.

Desde la Policía Local de Zaragoza se insiste en la importancia de un buen estado del vehículo, uno de los tres elementos fundamentales cuando hablamos de seguridad vial, además del estado de la vía y el propio conductor. Invertir en mantener y mejorar el estado de nuestros vehículos es determinante en la mejora de nuestra propia seguridad y la de quienes nos acompañan y rodean.