Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

El Ayuntamiento de Zaragoza recibe a los niños y niñas saharauis del Proyecto Vacaciones en Paz

03/07/2017.

Este proyecto permite a los niños y niñas saharauis alejarse durante el verano de las duras condiciones que sufren en los campamentos de refugiados en los que su familias viven desde que España abandonara la antigua colonia y el territorio fuera ocupado en Marruecos en 1975

Vacaciones en Paz, además de ser un ?respiro? para los pequeños y pequeñas también pretende sensibilizar a la población aragonesa sobre la siutación enquistada del pueblo saharaui

 

 

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, junto a otros miembros y representantes de la Corporación han dado hoy la bienvenida a los niños y niñas saharauis, de entre ocho y doce años, que pasarán los meses de verano en familias de acogida. Estos pequeños y pequeñas, procedentes de los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf (Argelia), han llegado a la capital aragonesa gracias al Proyecto Vacaciones en Paz, gestionado en Zaragoza por las entidades UM-DRAIGA y ARAPAZ- MPDL.

Vacaciones en Paz permite a los niños y niñas saharauis vivir unos meses lejos de las duras condiciones de los campamentos de refugiados, especialmente complicadas en verano. Ademas, reciben atención médica, mejoran su alimentación y, en general, cubren sus principales carencias.

Esta iniciativa, además de mejorar la calidad de vida de los pequeños, también busca dar a conocer la historia del pueblo saharaui y sensibilizar a la población aragonesa ante un situación olvidada por la comunidad internacional y estancada desde 1975, cuando España abandonó la antigua colonia que fue ocupada por Marruecos hasta la fecha.

'El pueblo saharaui tiene que poder decidir sobre la autodeterminación de su pueblo mediante la celebración de un referéndum', ha afirmado el alcalde, quien también ha deseado que 'ojalá un verano próximo estos niños y niñas puedan regresar a Zaragoza como turistas de un país hermano y amigo y no como refugiados de un conflicto antiguo que la comunidad internacional no ayuda a resolver'.