Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

Los niveles de contaminación del aire en Zaragoza siguen siendo, por sexto año consecutivo, muy inferiores al límite establecido por la UE

31/07/2015.

Asimismo, el consumo total de energía mantiene su tendencia a la disminución desde el año 2008 y ya se sitúa por debajo del de 2006

El objetivo es reducir en un 20%, antes de 2020, las emisiones de CO2, el consumo de energía primaria y aumentar en un 20% la energía procedente de fuentes renovables

 

La Concejala Delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, y el Director de la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Javier Celma, han presentado hoy los datos relativos al consumo de energía y emisiones de CO2, y a la calidad del aire en Zaragoza, referentes al año 2014.

Las cifras publicadas hoy revelan que los niveles de contaminación en Zaragoza son muy inferiores, por sexto año consecutivo, al límite establecido por la Unión Europea y, además, muy cercanos a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Asimismo, la evolución del consumo energético en Zaragoza mantiene una clara tendencia a la disminución desde el año 2008. En el ámbito PAES -sectores cuya gestión corresponden directamente al Ayuntamiento de Zaragoza- ese descenso en el consumo energético alcanza el 10,3% en el período que va de 2005 a 2014.

Estrategias de trabajo para la sostenibilidad y contra el cambio climático
Zaragoza es una de las ciudades europeas firmantes del Pacto de Alcaldes, el principal movimiento europeo de administraciones locales y regionales con el compromiso voluntario de mejorar la eficiencia energética y utilizar fuentes de energía renovable en sus territorios, a fin de superar el objetivo marcado por la Unión Europea par el año 2020: reducir un 20% las emisiones de CO2, otro 20% el consumo de energía primaria y conseguir que un 20% de la energía proceda de la utilización de fuentes renovables.

En el caso de Zaragoza, este plan se denomina Estrategia para la Gestión Sostenible de la Energía en Zaragoza, Horizonte 2010-2020. Y uno de los pilares de su estrategia es conocer de la manera más exhaustiva posible los consumos energéticos y emisiones de CO2 de la ciudad, para analizar su evolución y la repercusión en la misma de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento. Esta Estrategia se combina, además, con la Estrategia para la Mitigación del Cambio Climático y la Calidad del Aire de Zaragoza (ECAZ), aprobada en 2009 y que se centra en la sensibilización ambiental, el Plan de Movilidad Sostenible, actuaciones en los servicios municipales y en el sector residencial.

Descenso en el consumo energético
El estudio sobre Consumo de Energía y Emisión de CO2 en 2014 refleja algunos datos de gran interés. Además del ya citado descenso en el consumo energético en el ámbito PAES del 10,3% en el período que va de 2005 a 2014, se observa que el consumo de energía por habitante vuelve a disminuir en 2014 y alcanza el valor mínimo desde 2005, 0,85 tep/hab. año (tep: toneladas equivalentes de petróleo).

Sigue descendiendo en Zaragoza el consumo de combustibles líquidos (gasolina), aunque se mantiene un pequeño y progresivo incremento del gas licuado para la automoción, sobre todo debido al uso que se hace en el sector del taxi de Zaragoza en combinación con los motores eléctricos de los vehículos híbridos.

Por sectores de actividad, la industria es el sector que mayor consumo de energía realiza, seguido del residencial y el correspondiente a la movilidad.

En cuanto al consumo de combustibles líquidos, la movilidad es el sector que acapara las cifras más altas seguido, a mucha distancia, del uso residencial, la industria o el sector primario. En 2014 bajó mucho el consumo de gasóleo de calefacción (27%) aunque, como indicábamos antes, ha crecido en un 12,5% el consumo de combustibles líquidos relacionados con la aviación.

Las emisiones totales de CO2 en Zaragoza alcanzaron su nivel máximo en 2008, con casi 3.898.000 toneladas. Sin embargo, en 2014 se han alcanzado su nivel mínimo desde 2005, quedando en algo más de 3.025.000 toneladas. Las emisiones totales de CO2 se calculan sumando las emisiones directas (derivadas del consumo de combustibles fósiles) y las emisiones indirectas (debidas al uso de la electricidad).

Informe anual de calidad de aire 2014
Respecto a los niveles de contaminación, éstos son muy inferiores, por sexto año consecutivo, al límite establecido por la UE y cercanos a la recomendación de la OMS
La calidad del aire de Zaragoza durante el año 2014 se mantiene muy superior a los parámetros internacionales. Se han cumplido todos los objetivos de calidad del aire que fijan las directivas comunitarias, al detectar niveles de contaminación muy inferiores al valor límite establecido por la Unión Europea y muy cercanas a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mucho más restrictiva que la directriz europea.

Los parámetros analizados se han situado en el ejercicio 2014 por debajo de los estándares que fija la Unión Europea. El dióxido de azufre (SO2), el dióxido de nitrógeno (NO2), las partículas en suspensión (PM10), el ozono (O3) y las partículas pequeñas (PM2,5), que son las que más afectan a los alvéolos pulmonares, han cumplido todos los preceptos comunitarios, situándose muy por debajo de los estándares que fija la Unión Europea.

De esta manera, se puede indicar que la calidad del aire en nuestra ciudad, durante el año 2014, se mantiene cumpliendo los valores límite para los diferentes contaminantes medidos, establecidos por la legislación europea.

Por lo que respecta a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, los valores se cumplen para el dióxido de azufre y para el dióxido de nitrógeno. Para el contaminante de materia particulada, se cumple igualmente las recomendaciones de la OMS.

En cuanto al dióxido de nitrógeno, contaminante muy importante en el interior de las ciudades, dado que fundamentalmente proviene de la emisiones de tráfico, durante el año 2014 los valores registrados estuvieron por debajo tanto del valor límite anual como del valor máximo promedio de una hora que indica la legislación.

En la misma línea se han comportado tanto el dióxido de azufre como el monóxido de carbono, registrándose valores lejos de los indicados en como límite en la legislación. Los indicadores de ambos contaminantes cumplen con los valores recomendados por la OMS.

Un contaminante muy importante en la evaluación de la calidad del aire es el ozono, sobre todo en los meses de verano. La Directiva 2008/50 indica un valor umbral de información al público, como valor horario, que no se ha visto superado en ninguna de las estaciones de medida durante el año 2014.