Biodiversidad y naturaleza

Estudio Básico de la Senda del Río Huerva en el Término Municipal De Zaragoza

En Información Pública hasta el 05.08.2011, publicado en el Boletín Oficial de la Provincia nº 150 del 4 de Julio.

El Estudio Básico de la Senda del río Huerva nace de la intención de estudiar la viabilidad de ejecución de un primer eje peatonal y ciclista continuo junto al río Huerva, adaptado a la realidad urbana actual de la ciudad y con un gasto mínimo, como primera estrategia de dinamización, recuperación e integración del río Huerva y sus espacios verdes dentro de la ciudad.

Los documentos redactados con anterioridad, principalmente el Plan Director del río Huerva, establecen la propuesta de crear una "Calle Verde", un eje peatonal y ciclista que recorra la ciudad de norte a sur junto al río Huerva, conectando todas sus zonas verdes, dando acceso a los diferentes equipamientos por los que pasa, y comunicando con los ejes peatonales trasversales, bulevares, y plazas que hilvana. Su trazado por los espacios urbanos, zonas verdes y equipamientos más importantes de la ciudad, le confiere una gran funcionalidad como nuevo eje de movilidad peatonal y ciclista.

La dimensión de la intervención que supone la recuperación e integración del río Huerva, y la situación económica actual, local y global, exigen plantear una estrategia paulatina de ejecución de proyectos de coste medio que permitan poco a poco alcanzar el objetivo final.

Criterios Estratégicos

Dos son los criterios estratégicos principales para la recuperación del Huerva.

El primero, la creación de un primer eje peatonal y ciclista continuo, junto al río, adaptado a la realidad urbanística y paisajística actual de la ciudad, reutilizando los andadores, aceras y calzadas existentes e interviniendo exclusivamente en los puntos de discontinuidad, que permita recorrer las zonas verdes y urbanas del Huerva desde las riberas del Ebro hasta Cuarte de Huerva, pasando por el Canal Imperial, permitiendo a la ciudadanía un acercamiento paulatino a este nuevo espacio urbano, actualmente muy degradado y discontinuo, y suponiendo un primer paso para la incorporación, dinamización y reivindicación de un futuro nuevo eje de mayor entidad constructiva, verde, peatonal y ciclista en la ciudad.

El segundo es acometer obras puntuales de recuperación de puntos estratégicos del río Huerva en la ciudad, principalmente en los entornos de los puentes que lo cruzan, como el puente Emperador Augusto (puente de los Gitanos), el puente de Avenida Goya y Gran Vía, o el puente de la calle de Miguel Servet junto a la Plaza San Miguel, de forma que aparezcan en la ciudad nuevas zonas verdes de calidad, junto a este río, generando un gran impacto ciudadano, por tratarse de zonas verdes actualmente muy degradas, infrautilizadas, y ubicadas en barrios con una importante carencia de este tipo de espacios.

Estos dos criterios estratégicos de intervención, no muy costosos, suponen el acercamiento de la ciudad al río, su disfrute, y el reconocimiento potencial que este río y sus zonas verdes esconden para la ciudad, y se espera de ellos que se comporten como motores de dinamización para acometer el resto de la intervenciones de recuperación de los tramos de zonas verdes entre espacios puntuales.

Este estudio supone el primer paso para la recuperación del río Huerva tras la redacción del Plan Director en julio de 2010. Se trata de un documento de estudio de viabilidad de un trazado y su valoración económica,que permita ser acometido con inversiones municipales de bajo coste, por tramo

La Senda propuesta tiene una longitud lineal de 11,118 kilómetros desde Cuarte de Huerva hasta conectar con las paseos de las riberas del Ebro.

Presenta un primer tramo periurbano, desde Cuarte de Huerva hasta el Canal Imperial de Aragón, hasta el llamado Ojo del Canal, cuyo trazado discurre sobre los caminos agrícolas existentes. Actualmente no tiene continuidad en algún punto importante, lo que exige la construcción de varias pasarelas que conectan las márgenes y sus caminos.

En tramo urbano, desde el Canal hasta el Ebro, la Senda circula por caminos existentes de la zona de los Viveros Municipales y en los paseos del Parque Grande, hasta entroncar con calles peatonales y rodadas paralelas al río Huerva. El tramo soterrado se salva por los paseos y bulevares superficiales, para de nuevo volver a utilizar los andadores de las zonas verdes de los parques existentes, Villafeliche y Bruil, hasta llegar al paseo Echegaray Caballero y los paseos lineales de las riberas del Ebro.

La sección tipo de la Senda varía según los escenarios que atraviesa. En tramos naturales utiliza el ancho existente de los caminos agrícolas, siendo su firme de zahorra natural compactada. En tramos urbanos presenta tanto una sección única para peatones y ciclistas de tierra, con arena compactada, como tramos urbanos donde ambos usuarios (peatón y bici) se separan en un carril bici de asfalto, y en aceras existentes o andadores nuevos.

La limitación económica para la ejecución de la Senda (propuesta de conseguir ejecutarla por un valor inferior a 1,5 millones de euros de PEM), y la utilización de andadores y calles existentes, impide plantear una propuesta de pavimento único y continuo de toda la Senda.

Objetivo

Se considera que el objetivo final sería conseguir, en el futuro, una Senda continua de pavimento liso, preferiblemente de asfalto, para peatones y ciclistas, con una línea de separación, que recorriera los diferentes escenarios de al menos el tramo urbano entre el Canal Imperial de Aragón y las riberas del Ebro; de forma que, por un lado, fuera una Senda identificable por todos los ciudadanos, por su pavimento y señalización, y por otro, fuera un eje realmente funcional en la movilidad diaria de la ciudad, pudiendo ser utilizado tanto por peatones, como por ciclistas, patinadores o deportistas, para sus desplazamientos a los diferentes zonas verdes por las que pasa, zonas de trabajo, barrios residenciales, paseos y plazas de la ciudad, organizando todos estos lugares en el eje norte sur del río Huerva, como bien se describe en el Plan Director. Es decir, conseguir una sección única de asfalto de 4 o 5 metros de ancho que recorra la ciudad de norte a sur. Lo que se plantea en este estudio básico es la Senda realizada con el menor coste posible; el máximo aprovechamiento con la menor intervención.