Biodiversidad y Naturaleza

Especies > Proyecto Vencejo Pálido

DESCRIPCIÓN Y BIOLOGÍA

El Vencejo Pálido es un ave insectívora que pertenece a la familia Apodidae (Apus pallidus). Habita en todo el sur y levante, así como en algunas zonas del oeste peninsular. Se encuentra siempre en pequeño número, mezclado con el Vencejo Común (Apus apus), a excepción de algunos núcleos de población, donde recientemente se ha hallado relativamente abundante.

Tanto sus costumbres como su biología en general son poco conocidas, pero parecen ser muy similares a las del Vencejo Común. Como éste, se posa sólo en los lugares de nidificación o reposo. Comer, beber, copular, dormir lo hace volando. Esta especie migratoria suele llegar antes y marcharse después en los lugares que coincide con el Común, resultando muy difícil su identificación.

Especie netamente mediterránea y del norte de África, parece que se encuentra en expansión y, de un hábitat costero, ha pasado a reproducirse en el interior, estando presente en ciudades y pueblos de Extremadura, Salamanca, Zamora y León, no siendo tan ocasional como se consideraba hace años. En Aragón, solamente se conocía una colonia en Zaragoza, en las paredes laterales del Puente de Piedra.

Muy parecido al Común, del que es muy difícil de distinguir si no es en óptimas condiciones de luz. Es de color pardo grisáceo, algo más claro que el Común, frente blancuzca, garganta blanca y de aspecto un poco mas robusto, la cola ligeramente menos ahorquillada; flancos con manchado blanco difuso, pero perceptible. Parte superior de las rémiges secundarias, más claras que el resto del ala. Pico y patas pardo negruzcas. Los gritos son menos agudos que los del Vencejo Común.

A diferencia de éste, sus nidos se asemejan a los de la Golondrina Común y son construidos contra una pared vertical, normalmente protegidos en su parte superior por la roca saliente, un alero o un voladizo. También en el interior de entrantes, arcadas, huecos formados por piedras desprendidas bajo puentes, etc. Están compuestos casi exclusivamente por paja y plumas aglomeradas con la saliva del propio pájaro y su interior está forrado con plumas.

Las primeras puestas pueden encontrarse a partir de los últimos días de abril, quizá antes, puesto que esta especie es un migrador que llega muy temprano a España. Una segunda puesta a partir del mes de julio está bien comprobada y es frecuente que el Vencejo Pálido esté criando todavía en el mes de octubre. La puesta normal es de 2 huevos, pero 3 no son raros, sobre todo en la primera nidada. La segunda suele ser de 2 huevos. Son de color blanco, lisos y sin brillo. Ambos adultos parecen incubar alternadamente durante 19-20 días. Alimentados por los padres con insectos que acumulan en la garganta al modo usual de los vencejos, permanecen en el nido de 37 a 40 días y cuando salen vuelan muy bien siendo entonces capaces de capturar insectos como los adultos.

A partir de septiembre inician la marcha hacia su zona de invernada en África, y mezclados con los últimos Vencejos Comunes pasan el Estrecho de Gibraltar. Sin embargo, aún quedan muchas parejas comprometidas en su segunda nidada que normalmente no abandonan nuestro país hasta los últimos días de octubre. Ocasionalmente se ven en noviembre y probablemente muchas de las observaciones tardías que se han atribuido a Vencejos Comunes sean en realidad Vencejos Pálidos en migración. Aunque algunas colonias descubiertas en el sur de Francia (Affre, 1967) están ocupadas hasta mediados de noviembre, esta situación es verdaderamente excepcional y la mayoría dejan sus colonias de cría durante los últimos días de octubre.

La especie está catalogada como de Interés Especial con fecha 5 de abril de 1990, Real Decreto 439/1990. Su Situación legal: Directiva 79/409/CEE de Aves, Anejo II y Convenio de Berna, Anejo II

Época de cría
Distribución en la época de cría en España
Ampliar imagen