Biodiversidad y naturaleza

Monumento a Rubén Darío

Autor/es
ORENSANZ, Ángel (Escultor)
Emplazamiento
Parque José Antonio Labordeta
Periodo
[1937-1975] Periodo Franquista
Materiales
Piedra de Ulldecona y bronce
Dimensiones

escultura en bronce de  2 m. de alto x 0,5 de diámetro aprox.

pedestal rocoso de 3 x 5 x 2  m.  

lápida de piedra con inscripción en verso de 1,2 x 1,5 m 

Cronología
1967 (22 octubre 1967, inauguración)
Promotor
El promotor y encargante de la obra fue el Ayuntamiento de Zaragoza.
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza
Inscripciones
Versos de la poesía de Rubén Darío "Al Rey Oscar": "Mientras el mundo aliente, mientras la esfera gire, mientras la onda cordial aliente un sueño, mientras haya una viva pasión, un noble empeño, un buscado imposible, una imposible hazaña, una América oculta que haya, vivirá España,".
Biografía del Representado
El nicaragüense Félix Rubén Sarmiento (1867 - 1916), más conocido por el pseudónimo de "Rubén Darío", fue el poeta de mayor influencia en la lengua castellana a fines del siglo XIX y comienzos del XX y uno de los máximos representantes del Modernismo literario.
Crónica
El día 9 de agosto de 1967, con motivo del centenario del nacimiento de Rubén Darío, el teniente alcalde de la ciudad proponía a la comisión de Cultura la construcción de un monumento en el Parque Primo de Rivera a la memoria de este insigne poeta, estableciendo la piedra y el bronce como los materiales adecuados para su realización y proponiendo a Ángel Orensanz como su artífice. La iniciativa fue aprobada por el Ayuntamiento en pleno días después. Para su inauguración, el día 22 de octubre de 1967, se invitó a gran número de personalidades de Hispanoamérica, así como al embajador de Nicaragua, Costa Rica, Colombia, Honduras, Panamá, Costa Rica, entre otros. El embajador de Nicaragua, Vicente Urcuyo, comentaba en su discurso la función del monumento: "su misión de acercamiento a España, cuando por estadistas o personajes de más o menos categoría se pretendía borrar a España del ámbito mundial".
Comentarios

Para su concepción, Orensanz se basó en un gran bloque de piedra, oculta en la actualidad por vegetación, sobre la que se eleva la figura estilizada y desprovista de ropa de un niño en el momento de atrapar en sus manos una estrella, símbolo alegórico de la poesía. 

Debido a la gran altura a la que se se sitúa la figura del niño, el espectador percibe únicamente su silueta y la del astro que atrapa entre sus manos.  

Autor de la Ficha
Ana ARA FERNÁNDEZ
Bibliografía
  • ABAD ROMÉU, C. et al, Inventario de Bienes Histórico - Artísticos del Ayuntamiento, Zaragoza, 1995, p. 459 (número registro: 093194). 
  • ANÓNIMO, "Ayer fue inaugurado el monumento al poeta Rubén Darío", Hoja del Lunes, 23 - X - 1967.  
  • GARCÍA GUATAS, Manuel, "Zaragoza contemporánea", Guía histórico - artística de Zaragoza, Ayuntamiento de Zaragoza, 1982, p. 324.  
  • LORENTE LORENTE, Jesús Pedro, El escultor Ángel Orensanz. Un artista global en la esfera pública, Zaragoza, Aqua, 2008, p. 34-37.
  • TAPIÉ, Michel, Ángel Orensanz, Servicio de Publicaciones del Ministerio de Educación y Ciencia, Madrid, 1977.
Clave Iconografía
Alegoría, Hombres
Clave Materiales
Metal, Naturaleza, Piedra
Clave Temática
Letras