Cultura

Reloj Solar de la Noria

Autor/es
ROS LASIERRA, Juan Antonio(Ingeniero de Caminos, pintor, escultor y poeta)
Emplazamiento
Zona norte del Parque del Agua Luis Buñuel, junto a la Noria de la Paz, en las proximidades de la Avenida de Ranillas.
Periodo
[2001-] Siglo XXI
Colaboradores
Tamoser (Sabiñánigo) y Construcciones Carrera (Zaragoza).
Materiales
acero inoxidable (reloj; placas y letras insertas en el suelo) y hormigón (plaza y estanque).
Dimensiones
4´50 x 1´44 x 6´12 m.
Cronología
junio 2008(instalación).
Promotor
Expoagua y Ayuntamiento de Zaragoza.
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza.
Inscripciones
1) con grandes letras dispuestas en curva y realizadas en acero inoxidable, insertas en el suelo de hormigón que circunda la base del reloj: EXPO 2008; 2) en relieve, sobre el sector cilíndrico del reloj ecuatorial: números, señales y símbolos necesarios para el uso del reloj.
Crónica
Este reloj solar-escultura realizado en acero inoxidable muy pulido y brillante, fue diseñado por el ingeniero de caminos Juan Antonio Ros, encargándose de su ejecución material e instalación las empresas especializadas Tamoser (Sabiñánigo) y Construcciones Carrera (Zaragoza). Se creó con motivo de la Expo 2008 de Zaragoza, instalándose en la zona norte del Parque del Agua Luis Buñuel poco antes de la inauguración de la exposición el 14 de junio. Se concibió como complemento de la Noria de la Paz (creada también con motivo de la Expo), con el fin último de concienciar a los visitantes del inconmensurable dinamismo del sol y de su presencia inmutable, fundamental para la vida al igual que el agua, elemento en torno al que giró temáticamente la Expo 2008, dedicada al agua y el desarrollo sostenible. De hecho la instalación de este reloj solar escultórico se concibió como un complemento simbólico de la noria de agua, ya que mientras este ingenio ha permitido al hombre aprovechar la energía del agua para moler grano durante siglos, base fundamental de su alimentación, el sol es el elemento que aporta al agua toda su energía para ello.
Comentarios

El Reloj Solar de la Noria está conformado por: 1) el cuerpo del reloj propiamente dicho, realizado en acero inoxidable; 2) distintos elementos insertos en el suelo de hormigón circundante necesarios para los cálculos que permite; y 3) un estanque solar expresamente diseñado por Juan Antonio Ros, que aporta la característica más singular de este reloj: su carácter conmemorativo de una efeméride. En concreto se concibió para conmemorar la Expo 2008, de tal manera que a partir del 14 de junio de 2008, todos los días de la Expo (celebrada entre el 14 de junio y el 14 de septiembre), la sombra del gnomon o mástil inclinado entró en el estanque a las 10:00 horas (hora en que se abría la Expo), recorriéndolo hasta la puesta de sol. Al atardecer del 14 de septiembre, fecha de clausura, la sombra salió del estanque para no regresar hasta meses después. Este hecho singular se repite todos los años en el mismo periodo estival exacto (y en su simétrico respecto al solsticio de verano), permitiendo recordar así la Expo 2008.

A pesar de todo, la función principal de este reloj solar, que también puede ser considerado una auténtica escultura dado su plástico y efectista diseño basado en la estilización, esencialización y depuración de las formas, es la de marcar la hora, algo que hace con gran precisión, para lo cual se vale de dos sistemas distintos al ser un reloj doble. En concreto se compone de un reloj plano polar (de suelo) ajustado al horario oficial de verano, consistente en un gnomon que mediante la incidencia solar proyecta sombras sobre el suelo de su base y el entorno del estanque, que permiten calcular la hora gracias a las marcas y numeraciones en acero inoxidable insertas en el propio suelo. A su vez, incluye un reloj ecuatorial ajustado al horario oficial de invierno, consistente en una banda curva o sector cilíndrico muy ancho con una barra de acero situada sobre él en su zona media, que proyecta una sombra sobre su superficie gracias a la incidencia solar, interpretable en clave horaria gracias al dial horario en relieve que la cubre. Para dichas interpretaciones resulta muy útil un panel explicativo que se emplaza en las inmediaciones del reloj, que ayuda a hacer lecturas precisas de las sombras generadas por el reloj.

Como complemento a todo esto, el Reloj Solar de la Noria posee una riqueza extra de carácter astronómico, ya que el extremo de la sombra que arroja el gnomon sobre el suelo indica aproximadamente el día del año, teniendo en cuenta las marcas correspondientes a las líneas equinocciales de primavera y otoño, pero también las líneas solsticiales de invierno y verano, y todos los campos zodiacales. A su vez, el propio sector cilíndrico correspondiente al reloj ecuatorial aporta los mismos datos mediante un resalte especial o arandela en la zona central de la barra de acero que sirve para proyectar su sombra sobre ella gracias a la incidencia solar.

Autor de la Ficha
Javier MARTÍNEZ MOLINA
Bibliografía
  • ROS, Jaime, "El reloj solar de la Expo", en Aragón turístico y monumental, nº 365, Zaragoza, SIPA, 2008, pp. 12-14.
  • ANÓNIMO, "Un reloj solar marcará la duración de la Expo", en Europa Press, (Zaragoza, 15-II-2008), s. p. (edición digital).
  • ANÓNIMO, "Un reloj solar marcará los días de la Exposición Internacional de Zaragoza 2008", en www.expozaragoza2008.es, (Zaragoza, 14-II-2008), s.p. (nota de prensa).
Clave Iconografía
Objetos
Clave Materiales
Hormigón, Metal
Clave Temática
Medicina, Ciencias y Tecnología