Movilidad en Bici

Vías Pacificadas o calles 30

 

Zaragoza apuesta por la pacificación del tráfico en las calles secundarias de la ciudad, limitando la velocidad de los vehículos en las mismas a 30 km/h.

 

La pacificación del tráfico en las vías secundarias pretende ayudar a mejorar el modelo de ciudad y consiste en ajustar la velocidad del vehículo motorizado en dichas vías hasta niveles compatibles con la utilización peatonal y ciclista segura y confortable.
Para un peatón o un ciclista, la diferencia entre 30 y 50 km/h puede darle o quitarle la vida.

En las vías principales se puede seguir circulando a 50 km/h.

Para un automovilista, en un trayecto medio de 15 min. en ciudad, el límite de 30 km/h en todas las vías secundarias sólo supone 1 min. más en la duración del trayecto.

Si eres ciclista, busca tus calles 30 y disfruta de una conducción agradable y sin riesgos.

Planos

Señalización

Dichas vías pacificadas o calles 30
deben estar señalizadas horizontal o verticalmente con la correspondiente limitación de velocidad.

Las bicicletas tendrán prioridad, al igual que en el resto de calzadas. La señalización correspondiente en dichas vías podrá indicar esta prioridad.


Señalización vertical en los accesos a la ciudad. Afecta a toda la ciudad.

Señalización horizontal en calles secundarias.

Señalización vertical en calles de más de un carril.

Campo de visión y distancia de frenado a 30 y 50 km/h

A 50 km/h, el automovilista está obligado a concentrarse en lo que pasa delante de él. Su campo de visión es estrecho: los peatones o ciclistas que se encuentren al lado de la calzada, a 15 m., resultan "invisibles".

Si circula a 30 km/h abrirá su campo de visión, verá al peatón o al ciclista y podrá prever el peligro.