Mujeres

Corresponsabilidad Doméstica y Familiar: "Si quiero, Compartir es ganar"

 ¿QUÉ ES EL TRABAJO DOMÉSTICO?

Corresponsabilidad doméstica
La familia es transmisora de valores, hábitos, el lugar de apoyo emocional y económico, uno de los espacios donde se aprende y se enseña a vivir.
Sea cual sea su composición, para su correcto funcionamiento es preciso llevar a cabo una serie de tareas y responsabilidades a las que denominamos trabajo doméstico:

El mantenimiento de la casa

  • Limpiar, cocinar, ordenar, comprar, planchar, pequeños arreglos de bricolaje, controlar la economía familiar...

El cuidado de las hijas y los hijos

  • Enseñarles a andar, hablar, socializar; animarles en sus proyectos, ayudarles en sus malos momentos y comprenderles...

La atención y acompañamiento de las personas mayores o enfermas.

La planificación del ocio y el contacto con el exterior

  • Familiares, amigos, actividades de entretenimiento y disfrute.

Atender las necesidades emocionales de todos los miembros de la familia.

  • Adaptando gustos, actividades, deseos de todas las personas.

Este trabajo que reconocemos como imprescindible, requiere someterse a unos ritmos fijos, sin horario ni vacaciones, y aunque ha sido asignado a las mujeres por condición de género, es necesario que se asuma entre todas las personas que forman la unidad familiar.