San Gil

Situada en una de las calles más importantes del trazado histórico se encuentra la iglesia de San Gil Abad. Uno de los mejores sitios para poder contemplar su torre-campanario mudéjar, es desde la parte trasera del templo.

De origen románico, el edificio original fue sustituido por otro, que sigue el prototipo de iglesia-fortaleza característico del mudéjar aragonés en la segunda mitad del siglo XIV, ante el aumento de la población.

En el siglo XVIII se realizó una reforma barroca que cambió la orientación del edificio para dar entrada al templo desde la calle de Don Jaime I, antes llamada San Gil.

Destaca el retablo y la bóveda de la sacristía decorada por un fresco de Ramón Bayeu, cuñado de Goya, quien ganó la beca para viajar a Roma de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1766.

A pesar de sudiscreto exterior, esconde grandes tesoros en su interior. ¿Te animas a descubrirlos?

ZGZ te quiere. ¿Te podemos ayudar?