Casco Histórico

El Casco histórico o “Casco viejo”, como se le conoce popularmente, no es sólo el entramado de calles próximas a la Basílica del Pilar, sino que comprende el espacio urbano delimitado por la cerca medieval, y que en la actualidad está perimetrado por la calle Coso. La ciudad tuvo doce puertas que engalanaban la ciudad con sus muros. Hoy sólo queda la puerta del Carmen.

Barrio casco

En su interior se albergan los siguientes barrios: El Gancho, San Miguel, Tenerías y La Magdalena.

El Decumano, era una vía principal en época romana y es el origen de la Calle Don Jaime I. En el siglo XIX se construye la calle Alfonso para dar acceso al Pilar.

La interculturalidad es una característica de la población que reside en el Casco viejo.

Recorrer a pie las calles del Casco histórico, es trasladarnos en el tiempo a otras épocas y descubrir que en muchos rincones el tiempo parece que se hubiese detenido. Nos adentramos en pequeñas plazas y callejuelas estrechas que nos muestra la esencia de Zaragoza: El Pilar, Goya, el pasado romano y la amabilidad de sus gentes.

Y en la estrechez de sus calles también encontramos pequeñas tiendas con su particular encanto, restaurantes y bares de tapeo en los que podemos degustar el ternasco, los productos de la huerta o un buen vaso de vino.

Zaragoza ha dejado de ser una ciudad de paso, para convertirse en una ciudad visitada y admirada por viajeros y turistas, que descubren sorprendidos un lugar con múltiples alicientes de arte, gastronomía, historia y mucha vida.

No puedes dejar de recorrer estas calles para descubrir en sus piedras las huellas de las civilizaciones que la han ocupado: romana, musulmana, judía o cristiana. Y escuchar a su gente, que te contarán bonitos recuerdos como el de la Torre Nueva. Una torre situada en la Plaza de San Felipe, de 80 metros de altura y que fue utilizada para avisar al recién creado Cuerpo de Bomberos del barrio en el que se producía un incendio por el número de campanadas:

  • Una campanada, cuando ocurría en el barrio de la Seo
  • Cuatro campanadas, si era en el barrio de San Miguel
  • Once campanadas, indicaba que el incendio estaba localizado en Santa Engracia.

En 1883 se destruye la torre por riesgo de caída.

Un paseo… ¡que no te puedes perder!

ZGZ te quiere. ¿Te podemos ayudar?