Organización Municipal

MOCIÓN QUE PRESENTA EL GRUPO MUNICIPAL EL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA EN EL PLENO MUNICIPAL DE 30.09.2016

Ver moción en formato pdf

El uso de la bicicleta ha evolucionado en los últimos años de forma espectacular en la ciudad de Zaragoza, pasando de ser un instrumento fundamentalmente de ocio y deporte, a un medio de transporte habitual para miles de ciudadanos y por ello, a uno de los yectores esenciales que vertebran la movilidad urbana en la ciudad. En este sentido, la red de carril-bici, el servicio Bizi o la red de vías pacificadas han producido un vuelco en la movilidad de Zaragoza en favor de un medio como la bicicleta saludable y medioambientalmente sostenible.

Los benefìcios de la potenciación de la bicicleta desde el punto de vista de la movilidad son evidentes: reducción del tráfico privado, de los niveles de contaminación atmosféricay ahorro de emisiones de efecto invernadero, además de contribuir desde el punto de vista de la salud, a reducir los niveles de sedentarismo.

Desde ese punto de vista, debemos sentirnos satisfechos del avance logrado en los últimos años en la ciudad, pero seríamos ingenuos si pretendiésemos ignorar que la consolidación de la bicicleta como un medio de transporte cotidiano, se enfrenta a algunos desafíos que deben ser antes o después abordados de una forma integral.

Por un lado, la sentencia del TSIA, ratifìcada por el TS, que anulaba parte de la Ordenanza de Peatones y Ciclistas provocó una situación de evidente inseguridad jurídica y provocó una evidente caída de los usos ciclistas tanto privados como a través del servicio municipal Bizi. Por otra parte, el listado de calles y posterior proceso de señalización de vías peatonales, de tráfico restringido y plazas, acometido desde el gobierno sin el adecuado diálogo y sin atender las demandas de los colectivos ciudadanos y de la discapacidad, así como de los grupos políticos, ha sido fìnalmente abandonado o pospuesto, no habiendo contribuido ni a mejorar la ciclabilidad, ni a brindar seguridad jurídica a peatones y ciclistas. En este sentido, la moción presentada por el Grupo Municipal Socialista en octubre del año pasado ha sido simplemente ignorada por el Gobierno.

Finalmente, las últimas y recientes polémicas en torno a los trazados de los nuevos carriles - bici (Constitución, Rioja o Vía Hispanidad) han alimentado un nivel de enfrentamiento innecesario que en absoluto contribuye al clima necesario para el fomento del uso de la bicicleta. Independientemente de que determinadas polémicas se hayan podido ver deliberadamente exageradas, es indudable que la construcción de estos carriles no ha contado con los procesos de diálogo y participación de los vecinos y de los colectivos afectados que habrían sido deseables. Esa ausencia de diálogo y de atención a las reivindicaciones vecinales, al igual que ha sucedido con los colectivos de la discapacidad, han contribuido a tensar la relación y generar polémicas que en nada contribuyen a la mejora del clima sobre la bicicleta.

Por ello, consideramos imprescindible e incluso urgente, recuperar una política en torno a la bicicleta que gire en torno a dos principios fundamentales: consenso y seguridad jurídica. Consenso tratando de recuperar el diálogo entre los distintos colectivos afectados, propiciando puntos de encuentro entre ellos y entre los grupos políticos, que confluya en un acuerdo global que tenga plasmación en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible cuya tramitación debe ser impulsada con mayor celeridad. Y seguridad jurídica, acometiendo una reforma de las ordenanzas reguladoras del tráfico y de la movilidad ciclista, toda vez que la tramitación del nuevo Reglamento General de Circulación difícilmente se concretaráa corto plazo.

Por todo ello, el Grupo Municipal Socialista somete a la consideración del Pleno la siguiente,

MOCIÓN

  1. Instar al Gobierno de Zaragoza a iniciar los trámites oportunos para acometer la reforma de las Ordenanzas de Ciclistas y Peatones, para proceder a regular la circulación de bicicletas en la ciudad, especialmente en vías de tráfico restringido, llevando a cabo procesos de participación y diálogo con todos los colectivos implicados en la circulación ciclista y muy especialmente atendiendo a los colectivos más vulnerables como el de la discapacidad.
  2. Instar al Gobierno de Zaragoza a acelerar la tramitación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible incorporando al mismo una Estrategia Municipal de la Bicicleta fruto del consenso y el acuerdo entre los grupos políticos y la sociedad civil.
  3. Instar al Gobierno de la Ciudad a dialogar con las Juntas de Distrito, entidades vecinales y otros colectivos antes de ejecutar nuevos trazados de carril - bici, de cara a que los mismos minimicen las afecciones sobre los vecinos y satisfagan las necesidades de forma más eficiente.

Fdo: Carlos Pérez Anadón