Organización Municipal

MOCIÓN QUE PRESENTA EL GRUPO MUNICIPAL PARTIDO POPULAR PARA SU DEBATE Y APROBACION EN EL PLENO MUNICIPAL DE 03.02.2017

Ver moción en formato pdf

El área de Servicios Públicos ha insistido estos años en que era muy mal momento para licitar la contratación de la publicidad.

Mientras llevamos tres años escuchando estos lamentos, Zaragoza no ha hecho absolutamente nada por cambiar la situación. Otras ciudades sí han trabajado en ello, como Madrid, que adjudicó en 2016 su publicidad, por la que percibirá un canon de 13,6 millones de euros anuales durante 12 años.

Esta es una consecuencia lógica de la recuperación economlca. Conforme la disponibilidad financiera de las familias aumenta, crece el consumo y se incrementa la demanda de publicidad.

Zaragoza cobraba de J.C. Decaux (publicidad vinculada al mobiliario urbano) un canon de 1.600.000 euros al año hasta 2013. Desde entonces, Zaragoza cobra O euros de esta concesionaria por la permisividad del Gobierno, que permite que se gestione en precario y sin recibir un solo euro.

Aun así, los problemas comenzaron antes, cuando alguien decidió introducir más operadores en el mercado de la publicidad.

Uno de esos operadores fue Cemusa, que tenía la concesión de la publicidad de gran formato, concesión que estando también expirada sí que licitó el Gobierno en 2015, sucediendo algo muy extraño porque no se invitó al Partido Popular a la mesa de contratación en que se adjudicó a J.C. Decaux. La concejal responsable dijo que no "había caído en ello": algo muy sorprendente pues se adjudicaba a la misma empresa que había quedado eximida del pago del canon de 1.600.000 euros bajo el argumento de que "no tenía interés en seguir en Zaragoza".

Por último, la tramitación de los expedientes para la ampliación del servicio Bizi ha puesto de relieve el descontrol con que se están gestionando estos contratos publicitarios.

Se trata de un contrato para implantar un servicIo de alquiler de bicicletas (Bizi), y en su día se decidió vincularlo a la explotación de publicidad, que se adjudicó a Clear Channel. Entonces se transmitió el mensaje mendaz de que, "como no pagábamos nada", era gratuito, como si el pago en especie que hace el Ayuntamiento como contrapartida en concepto de publicidad no tuviese ningún valor. De hecho, el contrato tiene un valor total de 54.198.223 euros.

Hubo una primera ampliación del contrato con reparos de Asesoría Jurídica por 5 millones de euros. ZEC ha impulsado una segunda ampliación objeto de una intensa polémica y de informes contrarios de Intervención General, con la que ese contrato superaría, como mínimo, los 74 millones de euros.

En definitiva, la gestación y gestión de ese contrato se ha demostrado perjudicial, además porque ha introducido más confusión en un mercado en el que los propios grupos políticos tienen grandes dificultades para entender qué está sucediendo y controlar tanto el gasto como la inversión.

En Zaragoza no estamos aprovechando las posibilidades de generar recursos y de introducir cierto orden a una gestión deplorable de nuestro mercado publicitario que, por otro lado, es excesivo y anárquico y necesitaría una reordenación de la publicidad estática que hoy desluce el espacio urbano.

Por todo ello, el Partido Popular presenta la siguiente

MOCiÓN

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza crea, de conformidad con el Art. 122.3 del Reglamento Orgánico, una Comisión Especial donde todos los grupos políticos conozcan el estado actual de los distintos contratos de publicidad del Ayuntamiento, los analicen con toda la información necesaria y dictaminen sobre los pasos a seguir para garantizar que la ciudad tenga un modelo publicitario eficiente y equilibrado para los próximos años.

Fdo: Jorge Azcón Navarro