Organización Municipal

Mociones

Continuar las negociaciones técnicas y políticas para cerrar, en el plazo de dos meses, un convenio sobre el cobro del ICA y debe incluir la inversión por parte de la DGA de 60 millones de euros en el ciclo del agua de la ciudad de Zaragoza como compensación por el dinero desembolsado por los ciudadanos, en obras e infraestructuras de dicho ciclo.

El Gobierno de Zaragoza entregó en mayo de 2017 al Instituto Aragonés del Agua el fichero del padrón del Ayuntamiento de Zaragoza para que este organismo autonómico pudiera proceder al cobro del Impuesto de Contaminación sobre las Aguas (ICA). Los primeros recibos, correspondientes al ejercicio 2016, ya han sido remitidos a miles de hogares zaragozanos.

El ICA es un impuesto medioambiental aprobado por las Cortes de Aragón en el año 2001. En el año 2007, el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón suscribieron un Convenio Marco de Colaboración para regular la incorporación de la Ciudad de Zaragoza a dicho tributo; acuerdo que establecía la necesidad de regular mediante un nuevo concierto las cuestiones económicas y las compensaciones derivadas del esfuerzo inversor ya realizado por los zaragozanos en materia de saneamiento y depuración.

De hecho, todas las propuestas legislativas desde 2001 han contemplado la obligación de un convenio económico para la ciudad de Zaragoza con las premisas de compensar a la Ciudad por las instalaciones de saneamiento y depuración ya pagadas por los zaragozanos con recursos propios y de que la recaudación debe ir destinada a completar esas instalaciones de saneamiento y depuración de la ciudad.

Sin embargo, esa propuesta histórica de un régimen conveniado que hiciéra justicia con los zaragozanos y su esfuerzo previo en depuración fue desechada de un plumazo por la Ley de Acompañamiento del Presupuesto Autonómico de 2016, elaborada por el Gobierno PSOE-CHA y apoyada por Podemos, que impuso el cobro del ICA sin firma de convenio económico para la Ciudad de Zaragoza.

A día de hoy, las negociaciones políticas en esta materia se encuentran bloqueadas y el ICA se ha convertido en un arma arrojadiza entre los partidos de izquierda, más preocupados de dibujar una posición electoralista que de conseguir un acuerdo para que el consistorio zaragozano recupere en forma de inversiones buena parte de las cantidades que el ejecutivo autonómico sí va a recibir como consecuencia del cobro del Impuesto de Contaminación de las Aguas.

Por estas razones, el Grupo Municipal Popular presenta la siguiente

MOCIÓN

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza insta al Gobierno de Zaragoza y al Gobierno de Aragón a continuar las negociaciones técnicas y políticas para cerrar, en el plazo de dos meses, un convenio sobre el cobro del ICA en la capital aragonesa. Este acuerdo debe incluir la inversión por parte de la DGA de 60 millones de euros en el ciclo del agua de la Ciudad de Zara~oza como compensación por el dinero previamente desembolsado por los ciudadanos de Zaragoza en obras e infraestructuras de dicho ciclo.