Organización Municipal

Mociones

Manifestar el rechazo y lamentar el mal funcionamiento que está teniendo el proceso de presupuestos participativos de 2018 hasta la fecha, las dificultades en el acceso a la información del mismo y el resultado de la valoración técnica de los proyectos priorizados por la mesa del distrito.

Como resultado de las propuestas, apoyos y debates de la ciudadanía y, en concreto, de las sesiones y del trabajo de la Mesas de cada distrito municipal, se priorizaron propuestas en las mismas para que fueran valoradas por los servicios municipales encargados de su ejecución.

Desde Chunta Aragonesista observamos con perplejidad y decepción como, tras horas de trabajo y debate, tanto desde la plataforma web, como en sesiones presenciales de esas Mesas (también en Plenos y Comisiones porque son temas del distrito) la brevedad y escasez de información en la mayoría de los informes, además del retroceso en transparencia respecto a la edición de 2017 puesto que solo figura una valoración económica global y no se informa mínimamente sobre los conceptos generales de los que se compone. Esto último es muy útil porque el año pasado, en la reformulación, se utilizó esta información para llegar a acuerdos, entre las Mesas de los Distritos, junto con las personas proponentes, y los servicios municipales, que facilitaron el éxito final de los proyectos.

Destacan negativamente aquellas valoraciones en las que la información se resume en "viable" o "no viable" y en algún caso concreto se informa que el servicio correspondiente "tiene otras prioridades" cuando se trata de una propuesta realizada y apoyada por la ciudadanía y, finalmente, priorizada por las citadas Mesas de Distrito.

No se trata en esta moción de cuestionar el trabajo de los servicios municipales que, sin duda, hacen todo lo posible para materializar el resultado procedente de las primeras fases del proceso. El problema radica en el área de participación ciudadana y, en concreto, la Oficina Técnica de Participación Ciudadana y la Consejera de dicha área, última responsable del proceso de presupuestos participativos.

Se observa claramente como toda la información generada en los debates participativos de las fases 1 y 2, en manos de la Oficina Técnica de Participación en forma de actas de las Mesas, se pierde cuando llega la fase 3 de valoración técnica.

Esta consideración es fácilmente contrastable cuando en los informes técnicos se tratan cuestiones que ya han sido trabajadas y superadas en fases previas, incluso en la edición anterior porque algunas propuestas se repiten.

En definitiva, esta edición de los presupuestos participativos 2018-2019, lejos de mejorar la edición de 2017 y aprender de los errores de la primer proceso, la ha empeorado ya que hemos retrocedido en cuestiones como la reformulación, esto es, que haya un margen temporal en el que las Mesas y las personas proponentes puedan dialogar con los servicios municipales para, en base a sus informes, intercambiar impresiones e intentar que se puedan ejecutar con éxito la mayor parte de las propuestas.

También hemos retrocedido en la información y transparencia de los informes, que se han caracterizado generalmente por su brevedad, por no presentar ningún tipo de desglose de la valoración económica, frente al que si se aportaba en las valoraciones de 2017, y por, como ya se ha dicho, no tener en cuenta los debates y la información generada en las fases previas del proceso. Con espíritu constructivo, desde el grupo municipal de Chunta Aragonesista hemos propuesto los aspectos comentados en iniciativas en comisión, debates plenarios o intervenciones en la Comisión de Seguimiento de los Presupuestos Participativos e incluso en las propias Mesas de Distrito, sin que, por desgracia, hayan sido aceptadas por la Consejera de Participación Ciudadana.

Por todo ello, grupo municipal de Chunta Aragonesista presenta, para su debate y aprobación en Pleno, la siguiente

MOCIÓN

Primero-. El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza manifiesta su rechazo y lamenta el mal funcionamiento que está teniendo el proceso de presupuestos participativos de 2018 hasta la fecha, las dificultades en el acceso a la información del mismo y el resultado de la valoración técnica de los proyectos priorizados por la Mesa del distrito.

Segundo-. El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza insta a la Consejera de Participación Ciudadana a que implique en mayor medida a su área en las valoraciones técnicas de los proyectos priorizados por la Mesas de Distrito para que los servicios municipales encargados de su ejecución sean conocedores de todas aquellas informaciones, sugerencias y debates recogidos, al menos, en actas de las propias Mesas que sean de interés para las mismas.

Tercero-. El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza muestra su desacuerdo en que no haya habido margen de tiempo para que los proyectos calificados como "no viables" se puedan reformular con el objetivo de que la ejecución sea lo más cercana posible a lo priorizado por la Mesa del Distrito y que, por ello, algunos barrios se queden sin poder ejecutar la totalidad que les fue asignada.