Organización Municipal

Mociones

Rechazar el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 e instar a los diputados y senadores aragoneses a enmendarlo y a apoyar las enmiendas de los grupos que tengan como fin incrementar las partidas presupuestarias destinadas a políticas sociales y a las infraestructuras precisas para Aragón y Zaragoza.

La presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018 ha vuelto a ser un nuevo castigo para Aragón en general y para Zaragoza en particular. El Gobierno Central ha presupuestado inversiones por 437 millones en Aragón para 2018, una importe superior a 2017 pero muy lejos de los 1.080 millones presupuestados en 2009 o los 964 millones presupuestados en 201 O. Aragón recibirá el 4% del dinero destinado a infraestructuras cuando su extensión supone el 9,42% del territorio y lo que es peor, arrastra ocho años consecutivos con mínimos niveles de inversión del Estado, lo cual dificulta nuestras posibilidades de desarrollo económico y social.

A las bajas dotaciones inversoras hay que añadir los numerosos incumplimientos de compromisos anteriores y los bajos niveles de ejecución de inversiones en 2016 y 2017, algo que previsiblemente sucederá debido al enorme retraso que lleva la tramitación del proyecto de Presupuestos para este año. Una muestra de las bajas inversiones lo hemos vivido recientemente con el deslizamiento de una ladera y hundimiento de una parte de la carretera en el puerto del Monrepós, lo que ha supuesto el cierre temporal de la principal vía de llegada al Pirineo y un quebranto serio en las comunicaciones con el norte de Aragón y con Francia.

Los bajos presupuestos y su baja ejecución son la causa de los problemas que estamos sufriendo en Aragón por las insuficientes partidas destinadas al Plan Concertado de Servicios Sociales que se h~ reducido un 55% desde 2011, el recorte del gasto destinado a la protección por desempleo que disminuye un 13% o la dificultar en sostener un Sistema de Atención a la Dependencia cuya competencia y financiación es compartida a partes iguales con el Estado pero en el que el Gobierno de Rajoy solo aporta el 15% mientras el Gobierno de Aragón financia el 85% restante. Unos recortes que no solo se los debemos al Gobierno del PP, sino a la inestimable colaboración de Cs y el PAR que una vez más demuestran su nulo compromiso con Aragón y su firme compromiso con la defensa de los intereses de sus señoritos de Madrid.

En el proyecto de presupuestos de 2018 de nuevo vemos la poca sensibilidad del Gobierno Central con las demandas de los aragoneses. Mientras se viene abajo parte de la carretera del Monrepós las obras de la A-23 vuelven a contar con partidas presupuestarias insuficientes para completar la autovía, unas obras que se empezaron hace 12 años y que su retraso ya acumula una abultada nómina de incidencias estructurales y el deterioro de algunos de sus tramos. Lo mismo sucede con las inversiones en la A-21 , la A-22, la N-232, la N-260 y en otras carreteras y variantes, inversiones que se dilatan en el tiempo a través de programas plurianuales sin que se atisbe una fecha cierta para su finalización. En materia de infraestructuras ferroviarias, salvo la mejora de la línea Zaragoza-Teruei-Sagunto, Aragón sigue sufriendo serios recortes en las partidas destinadas a proyectos estratégicos como la reapertura del Canfranc que se queda con tan solo 850.000 euros con lo que todo el esfuerzo inversor quedará depositado, una vez más, en el presupuesto del Gobierno de Aragón. Frente a las históricas necesidades de inversión en infraestructuras de carreteras o ferroviarias, destaca las más de 80 millones de euros que se van a emplear en obras hidráulicas como el recrecimiento de Yesa, Mularroya o Biscarrués, proyectos con un alto impacto ambiental y que en nada contribuyen a un desarrollo sostenible de Aragón.

Zaragoza tampoco sale mejor parada en el proyecto de presupuestos. Salvo los 2,1 millones de euros destinados a la adecuación del área de movimiento de aeronaves en el aeropuerto, poco más hay de compromisos de inversión del Gobierno de M. Rajoy eri nuestra ciudad. Ni un céntimo para la red de cercanías en el área metropolitana, ni un céntimo para utilización del Pabellón de España en la Expo, para arreglar el tramo del Canal Imperial a su paso por el barrio de San José o para el túnel de la A-68. Los mismo que la subvención al transporte urbano, un servicio esencial en cualquier ciudad y donde Zaragoza no recibirá importe alguno cuando ciudades como Madrid recibirán 127 millones de euros o Barcelona 110 millones dé euros.

Los 10.000 euros que vuelven a figurar en el proyecto de presupuestos para el Archivo Histórico Provincial, por vigésimo año consecutivo, es una tomadura de pelo y no permitará completar una obra valorada en 668.000 euros. A esos 10.000 euros habrá que sumar los 835.000 euros que se destinarán a dependencias de la policía, la guardia civil y la restauración de la iglesia parroquial de Santa María Magdalena, 845.000 euros de inversión en la ciudad de Zaragoza por parte del presupuesto del PP, Cs y el PAR que demuestran una vez más el poco compromiso de estos partidos con Aragón y con Zaragoza.

Por todo ello, el grupo municipal de Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Zaragoza presenta al Pleno la siguiente

MOCIÓN

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza rechaza el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 e insta a los diputados y senadores aragoneses a enmendarlo y a apoyar las enmiendas de los grupos que tengan como fin incrementar las partidas presupuestarias destinadas a políticas sociales y a las infraestructuras precisas para Aragón y Zaragoza.