Organización Municipal

Mociones

Incluir las estaciones de Zaragoza y Calatayud entre las beneficiadas por los nuevos servicios de alta velocidad que se implanten en 2019 en la modalidad denominada EVA y estudiar la posibilidad de implantación de esta modalidad en los diferentes ejes ferroviarios.

El Ministerio de Fomento anunció el pasado 6 de febrero de 2018 su intención de implantar un nuevo servicio denominado "EVA", alta velocidad ferroviaria "a bajo coste". En una primera fase funcionaría en el eje Madrid-Barcelona con una frecuencia de cinco trenes al día, ofreciendo toda una serie de ventajas para quien lo utilice, desde el coste del billete, aproximadamente un 25% más barato que la tarifa habitual de AVE, hasta diferentes innovaciones tecnológicas en la contratación del billete o en los propios servicios de los convoyes, como servicios wifi, por ejemplo, con el objetivo final de mejorar el servicio y atraer nuevas personas usuarias al ferrocarril. De hecho, según se indica desde fuentes oficiales de Renfe, se conseguirá que "al menos 400.000 personas viajeras que utilizan vehículo propio normalmente para el trayecto Madrid-Barcelona utilicen en un futuro el tren, y que hasta 250.000 personas se sumen al uso de la alta velocidad motivados gracias a la implantación de este nuevo servicio".

Sin embargo, ya se anunció públicamente la decisión de establecer una parada intermedia de este servicio en la estación Camp de Tarragona, con el objeto de favorecer también a las personas que utilicen este servicio, mientras que las estaciones ubicadas en Aragón dentro de este trayecto, Zaragoza y Calatayud, quedarían, de momento, excluidas de estos beneficios.

Posteriormente el Ministro de Fomento, señor De la Serna, respondió al rechazo unánime procedente de Aragón garantizando que el EVA parará en Delicias si hay demanda. En ese sentido, cabe señalar que Zaragoza aporta a la actual línea AVE Madrid-Barcelona, que es la de mayor uso, el 20% de sus pasajeros totales, con 2.000 personas al día yendo a Madrid y 1.500 yendo a Barcelona, un nivel de demanda que convierte a estos trayectos en dos de los más rentables del Estado.

Además, según datos recientes de uso anual de AVE, Madrid Atocha lidera el ranking de utilización anual con 14,6 millones de personas usuarias, seguida de Barcelona Sants con 6,3 y Sevilla Santa justa con 3,2. Nuestra ciudad, Zaragoza, se encuentra por debajo de Sevilla, con 2,5 millones de personas usuarias, por encima las estaciones de Valencia y Málaga, que también superan los 2 millones. Por debajo, encontramos paradas como Córdoba o Alicante, por debajo de los 2 millones y ya, en el medio millón de pasajeros se encuentra Camp de Tarragona, la parada intermedia que se ha establecido inicialmente en el trayecto EVA. Por tanto, Zaragoza quintuplica el nivel de demanda de Camp de Tarragona.

Por estos motivos, nuestro compañero de Compromís en el Senado, señor Caries Mulet, ya ha registrado una pregunta para pelear porque el EVA pare en Zaragoza y Calatayud dentro de su trayecto Madrid-Barcelona y no obvie Aragón, territorio estratégico y con una posición central en dicho recorrido.

Haciendo uso de la memoria puede verse como ya han ocurrido menosprecios similares en el pasado reciente, por ejemplo en la reclamación de un servicio más barato de AVE en 2005 por su alta demanda, la reclamación del AVE a Marsella, que llegó siete meses después de su puesta en marcha o la espera del servicio de Alta Velocidad a París. En definitiva, Aragón vuelve a hablar contra una pared cuando se dirige a Renfe para solucionar sus problemas y luchar contra reiterados perjuicios tanto en el ámbito de la alta velocidad como de las cercanías.

En conclusión, establecer estas mismas ventajas para quienes utilicen este servicio desde Zaragoza y Calatayud permitiría una mejora en la movilidad, tanto en las comunicaciones de Aragón con su entorno geográfico como en la propia vertebración de su territorio, contribuiría al incremento de la actividad económica y turística, y más teniendo en cuenta que en este sector, el turístico, nuestro país alcanzó en 2017 cifras de récord histórico situándose en el noveno lugar en el ranking autonómico (3, 7 millones de personas viajeras y casi 8 millones de pernoctaciones). Además favorecería la seguridad vial y supondría que todos los usuarios de este eje ferroviario tuvieran las mismas oportunidades a la hora de utilizar este servicio, independientemente de donde sea su estación de destino o llegada.

Por todo desde el grupo municipal de CHA presentamos la siguiente

MOCIÓN

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza insta al Ministerio de Fomento a:

Primero-. Incluir la estaciones de Zaragoza y Calatayud entre las beneficiadas por los nuevos servicios de Alta Velocidad que se implanten en 2019, en la modalidad denominada EVA, por las indudables ventajas de todo tipo que supondría para las personas usuarias del ferrocarril.

Segundo-. Estudiar la posibilidad, conforme avance el proceso de implantación de esta modalidad en los diferentes ejes ferroviarios, de incluir a todas las estaciones con servicios de Alta Velocidad ubicadas en Aragón.