Organización Municipal

Mociones

Censurar actitud de Teresa Artigas como Presidente Junta Casco Historico al ceder espacio solar de Alcober 1-3-5 a asociación para defensa y promoción derechos civiles y permitir celebración 2ª edición Fiesta Antirrepresiva

Hace unos pocos días la Junta Municipal del Casco Histórico autorizó el uso del solar sito en la Calle Alcober, 1-3-5 también conocido como el "Solar del Conejo" a la Asociación para la Defensa y Promoción de los Derechos Civiles, para que organizara una "fiesta antirrepresiva". El cartel anunciador de la llamada "fiesta" fue considerado ofensivo por una importante capa de nuestra sociedad que casi al mismo tiempo unía sus voces para solidarizarse con la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, al margen de episodios puntuales que puedan ser rechazables. Resulta difícil encontrar en este acto el componente cultural para el que se solicitaba la autorización.

El propio sindicato CSIF publicaba una nota en la que exigía al Consejero Alberto Cubero responsable de Personal y a la Consejera Elena Giner responsable de la Policía Local de Zaragoza que salieran "en defensa de los 150 trabajadores/as municipales que desempeñan su labor en esta unidad de la Policía Local con absoluto respeto a la Constitución y al ordenamiento jurídico, con absoluta neutralidad política e imparcialidad y sin discriminación alguna por razón de raza, religión u opinión". No nos consta que nadie haya salido en defensa del colectivo.

No pretende esta iniciativa abrir un debate con la Asociación para la Defensa y Promoción de los Derechos Civiles, afortunadamente vivimos en un estado de derecho y todas las opiniones son válidas en el marco del respeto al Código Penal, concretamente en sus artículos 510, 205, 207, 208 etc. que ya definen como calumnia la imputación de un delito.· hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad. Desde la citada asociación muestran una "fiesta" idílica en la que el Grupo Derechos Civiles, se presenta como "un espacio de trabajo para la defensa de nuestros derechos fundamentales y la denuncia de la violencia institucional'. Sin embargo olvidan que en las mismas páginas del espacio Web de esta asociación se convoca a la movilización para denunciar que "Personas de todas /as edades fueron objeto de agresiones de todo tipo y el Servicio catalán de Emergencias Médicas cifra en 850 el número de heridos', que una mujer fue torturada y fue "sometida a tocamientos entre risas", a la par que "dos agentes le rompieron uno a uno los dedos de una mano". Estas y otras manifestaciones similares han sido probadas como falsas y sus responsables han quedado en evidencia. Flaco favor se les hace a esos derechos fundamentales que esta asociación pretende defender si son tan flexibles con la verdad.

Y en este escenario, en el que una asociación tergiversa la realidad, miente con conocimiento de causa en beneficio propio y se sitúa en una estrecha franja en la que sus actuaciones pudieran considerarse delictivas, el Gobierno de la Ciudad mira para otro lado y autoriza indirectamente la cesión del solar para celebrar una segunda edición de una Fiesta Antirrepresiva en la que sus organizadores denuncian "/a represión como única forma de resolver cualquier conflicto, por parte del Estado, olvidando cualquier compromiso con la justicia social o la solidaridad humana".

Queremos insistir en el respeto a la libertad de expresión, pero ese mismo respeto debe comparecerse con actitudes que provocan "la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología", según señala nuestro Código Penal.

Por todo lo expuesto, CIUDADANOS-PARTIDO DE LA CIUDADANÍA presenta la siguiente:

MOCIÓN

Censurar la actitud permisiva de Teresa Artigas en su condición de Concejal Presidenta de la Junta municipal de Casco Histórico al ceder el espacio del solar sito en la Calle Alcober, 1-3-5 también conocido como el "Solar del Conejo" a la Asociación para la Defensa y Promoción de los Derechos Civiles y, en último término, permitir la celebración de la segunda edición de la "Fiesta Antirrepresiva".