Organización Municipal

Mociones

Instar al conjunto de las administraciones a favorecer incrementos salariales anuales en los acuerdos entre patronal y sindicatos, para lograr que en 2021 los salarios hayan recuperado el peso que tenían en el reparto de la renta nacional en el período previo a la crisis.

Durante la etapa de gobierno del PP la desigualdad salarial se ha disparado, incluso en los años re­dentes de recuperación de la actividad y descenso de la tasa de paro. En concreto, los salarios del 40% de la población con menores sueldos han disminuido, especialmente entre los trabajadores con un contrato temporal.

Los descensos han afectado de modo principal a los más jóvenes: los salarios de los trabajadores de entre 25 y 34 años de edad han caído un 5,5% en términos reales.

Esta evolución salarial ha derivado en un importante aumento del fenómeno de los trabajadores po­bres: el porcentaje de trabajadores en riesgo de pobreza, definido como la proporción de trabajado­res con una renta inferior al 60% de la mediana de ingresos, ha pasado del10,8% en 2012 al13,1% en 2015, ratio únicamente superada por Grecia y Rumanía.

Este modelo se ha consolidado, de modo que los nuevos entrantes en el mercado de trabajo lo están haciendo con un descuento en sus salarios del25% con respecto al resto de trabajadores, brecha que se ha aumentado en los últimos años.

El actual modelo salarial en España está impidiendo que el progreso económico y social se extienda a la mayoría de españoles. Además de los nefastos efectos sociales que acarrea, también desde el punto de vista estrictamente económico el modelo actual tiene cada vez menos sentido: pone en riesgo la recuperación económica en la medida que imposibilita la normalización del consumo de los hogares, que aún se encuentra por debajo del nivel previo a la crisis. Es un hecho constatado que el mantenimiento de niveles de consumo aceptables en nuestro país, sobre el telón de fondo de bajos salarios, se está realizando a costa de una disminución de la tasa de ahorro de las familias, que es un modo insostenible de avance.

Es, por tanto, un objetivo prioritario para el PSOE romper la dinámica instalada en España de bajos salarios, precarización y aparición de trabajadores pobres, y dar paso a un nuevo modelo de salarios decentes en nuestro país, basados en un reparto más justo de la productividad.

Por lo expuesto, el Grupo Municipal Socialista, plantea al Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza la siguiente

MOCIÓN

  1. Instar al conjunto de las administraciones a favorecer incrementos salariales anuales en los acuer­dos entre Patronal y Sindicatos, para lograr que en 2021los salarios hayan recuperado el peso que te­nían en el reparto de la renta nacional en el período previo a la crisis. Específicamente, proponer un incremento salarial entre un 2% y un 3% en 2018, y entre un 2,5% y un 3,5% en los años sucesivos (2019, 2020 y 2021).
  2. Instar al Gobierno de España a consensuar con los Sindicatos un incremento gradual del SMI has­ta alcanzar los 1.000 euros mensuales en 2020.
  3. Instar al Gobierno de España y a las Cortes Generales a derogar la reforma laboral con el fin de poder recuperar el poder de negociación de los trabajadores, así como a reforzar el principio de cau­salidad como única justificación de los contratos temporales, junto con un refuerzo de la inspección de trabajo para que dichos contratos sean realmente una herramienta transitoria y excepcional.
  4. Instar al Gobierno de España a equiparar la subida salarial de los empleados públicos para 2018 con el aumento de la inflación, incorporando Complementos adicionales que permitan ir recuperan­do el poder adquisitivo perdido, así como generalizar la implantación de la jornada de 35 horas semanales en el sector público, sin disminución de las retribuciones económicas.
  5. Instar al Gobierno de España a poner en marcha un plan de choque para los jóvenes con medidas específicas, como la promoción del contrato de relevo y del contrato en prácticas, así como una nue­va regulación de las prácticas no laborales, así como a tomar medidas concretas contra la brecha salarial de género, como la aprobación de una ley de Igualdad Laboral, que, entre otras cosas, establez­ca la obligatoriedad de que los salarios de todos los empleados así como su modalidad de contrato sean de conocimiento público.
  6. Instar al Gobierno de España a tomar medidas para eliminar los fenómenos de precarización de los falsos autónomos y todas las nuevas formas de super explotación laboral.