Arco y Casa del Deán

Annabelle Esteban

Descubre uno de los rincones más pintorescos de la ciudad, su historia y la leyenda sobre su construcción.

La Casa del Deán se sitúa junto a la Catedral del Salvador (La Seo), fue construida en el siglo XIII, siguiendo el modelo de casón medieval aragonés, y sirvió de residencia al Deán del Cabildo de la Catedral.

Y es él, quien en 1293 decide construir un arco – pasadizo para unir su nueva residencia con la catedral. Desde ese momento, arco y casa del Deán, supondrá una seña de identidad para la ciudad de Zaragoza.

Será a finales del siglo XVI, cuando se lleven a cabo las obras de reforma que configuran el estado actual de este conjunto, se cerró la lonja y sobre el arco se abrieron dos ventanales y en su decoración se utilizan motivos mudéjares y platerescos.

Cuenta la leyenda, que las instituciones civiles del siglo III, no quisieron costear las obras de la construcción de este arco pasadizo, por lo que el Deán se lo solicitó a Lucifer, quien accedió a realizar las obras con el compromiso de que las almas de las personas que pasasen por debajo del arco, serían para él.

Si pasas por debajo, ¡pide un deseo!

ZGZ te quiere. ¿Te podemos ayudar?