Alma del Ebro

Daniel Marcos

“El Alma del Ebro” es el nombre que recibe la impresionante escultura situada en la plaza Lucas Miret, frente al Palacio de Congresos. Esta enorme figura de un hombre sentado abrazando sus piernas, y que pese a sus dimensiones, 12 m. de alto por 7,5 m. de ancho, parece estar flotando en el aire.

La esculturano tiene rostro, una alusión a su anonimato, ysu cuerpo está abierto, hueco, para que nos podamos meter dentro para observarla, explorarla, y descubrirla desde otros otros puntos de vista.

Su autor, al artista catalán internacionalmente reconocido, Jaume Plensa, explicó en el acto de inauguración de la Expo 2008 que “la obra representa a un ser humano sentado, mira a hacia dentro, y es una invitación al espectador a que comparta ese recogimiento y esa mirada hacia el interior de nosotros mismos”.

La escultura está realizada en letras entrelazadas y soldadas. Hechas en acero inoxidable lacado con pintura de poliuretano blanco. Cada letra tiene un tamaño de 635 mm. y diferentes grosores.

Debido al efecto que la luz produce sobre la escultura, podíamos decir que tiene dos vidas, durante el día las sombras de las letras quedan reflejadas en el suelo, en cambio durante la noche, la escultura se ilumina desde su interior, y es la figura humana la que ilumina el exterior.

Son muchos los dualismos

  • El cuerpo humano como una coraza externa protectora de la parte interior más etérea y delicada que representaría el alma, los pensamientos, valores, creencias…Por eso el exterior de la figura es fuerte, de acero, para proteger ese vacío en el que no vemos nada pero está lo más importante del ser humano.
  • Cada letra que compone la figura sería como una célula, que aisladas no tienen significado, pero que cuando se unen forman palabras, frases, textos…con total significado. Lo mismo ocurre en la vida, donde una sola persona“no tiene peso”, pero que cuando se une con otras personas forma las sociedad, los grupos humanos.
  • El alma de las personas, es algo etéreo que se nos escapa de las manos, pero es lo más importante porque es la Vida. El agua que discurre por el cauce del Ebro, también representa la Vida para los campos y las ciudades por donde discurre. Un motivo para protegerlo y respetarlo.

La escultura “Alma del Ebro” es una de las obras más simbólicas del recinto en el que se desarrolló la Exposición Internacional Zaragoza-2008. Y el hecho de estar rodeada de edificios tan impresionantes como El Palacio de Congresos o la Torre del Agua, nos hace volver la mirada a esta figura para recordarnos que el ser humano es lo más importante y valioso, que es necesario cuidar para que siga siendo fiel a sus ideales, a su pasado y al respeto a la Naturaleza.

Acércate a esta escultura, métete en su interior, palpa su forma y, sobre todo…¡escucha el mensaje de esta figura humana!

ZGZ te quiere. ¿Te podemos ayudar?