Urbanismo impulsa un contrato de energía eléctrica para las instalaciones municipales que reduzca la factura anual en torno a los 10 millones de euros

14 noviembre 2022

El presupuesto base de licitación es de 77,5 millones de euros, para dos anualidades, fijando los precios base en torno a 175 euros/Mwh y evitando así la volatilidad de los precios que lleva aparejada la compra directa de energía en el mercado mayorista que impulsó el Gobierno anterior
La factura energética municipal alcanzará este 2022 los 57 millones de euros a pesar del impulso de las medidas de ahorro, el autoconsumo y la apuesta decidida por la energía verde

El Gobierno de Zaragoza ha dado luz verde esta mañana a los pliegos de un contrato de suministro de energía eléctrica en alta y baja tensión para los edificios e instalaciones del Ayuntamiento de Zaragoza. El expediente, impulsado por el Área de Urbanismo y Equipamientos supondrá "poner fin al desmesurado coste de la factura energética municipal, que lastra los presupuestos municipales con la volatilidad actual de los precios y la errónea decisión del Gobierno anterior de apostar por un modelo de compra directa de energía en el mercado mayorista", ha explicado el consejero del ramo, Víctor Serrano.
El contrato que se impulsa ahora saldrá con un presupuesto base de licitación de 77.592.908,31 euros (IVA incluido) para un periodo inicial de dos años de duración. La primera de estas anualidades asciende a más de 38,7 millones de euros. "Esto supondrá un ahorro sustancial en la factura municipal de energía dado que, hasta la fecha, el modelo de compra directa que impulsó ZeC ha supuesto un perjuicio a las arcas municipal al tener que ir pagando el precio resultante del mercado diario", ha detallado Serrano, quien ha explicado que ahora, con el nuevo contrato, "se podría apalancar el precio base durante el período de vigencia y evitar la volatilidad del mercado". "Podremos fijar los precios base en torno a 175 €/Mwh, lo que resulta más favorable que el soportado durante este 2022, con una media del pool diario de 185,849 €/MWh y de 238,848 € €/Mwh, incluyendo el tope al gas vigente desde el mes de junio de 2022", ha desgranado Víctor Serrano.


"El Ayuntamiento sufre las consecuencias de los precios como lo hace cualquier familia zaragozana y es nuestra obligación como gestores del dinero de todos buscar soluciones y frenar el desembolso desmesurado que estamos sufriendo", ha explicado Serrano, quien también ha recordado "la apuesta decidida por este equipo de Gobierno de fomentar el autoconsumo, la energía verde y la sostenibilidad".
En el presente ejercicio, "la energía eléctrica ha supuesto al bolsillo municipal 57 millones de euros, 34 millones más de los previstos", ha recordado el consejero de Urbanismo, quien ha explicado que se han cubierto mediante tres suplementos con cargo al Fondo de Contingencia y bajas por anulación, una generación de crédito y una transferencia de crédito. "Hay que tener en cuenta que se pasaron de valores de 70 €/MWh en noviembre de 2021, a un precio del mercado diario en torno a los 200 €/MWh, con incrementos puntuales en marzo por encima de los 400 €/MWh, de forma que el consumo eléctrico semanal se incrementó de valores cercanos a 400.000 euros por semana a casi 1.000.000 euros, cifras que un presupuesto ordinario no podía soportar a medio plazo", ha informado Víctor Serrano.
Por ello, el nuevo contrato propone limitar la duración a dos años de vigencia, sin poder someterse a prórrogas posteriores, de forma que se consiga un sano equilibrio entre la duración del contrato a un año y a cuatro, que era lo corriente hasta el momento. Además, se pretende licitar a precio fijo, sin alternativa alguna a la oferta a precio variable indexado al mercado diario, tal y como se planteo en el contrato del año 2015 para el 50% del consumo previsto. La licitación a precio fijo delimita un precio máximo que deberá ser mantenido por la entidad comercializadora sin posibilidad de previsión de precios. Y, además, la emisión de las facturas por el consumo será mensual y no diario o semanal, lo que también permitirá basarse en datos de lectura real del consumo.
El contrato, además, como condición especial de ejecución, incluye la apuesta por las fuentes de energías renovables en su integridad mediante el fomento de medidas de autoconsumo, lo que permitirá que los edificios e instalaciones del Ayuntamiento consuman en los próximos dos años electricidad procedente energía verde, con la consiguiente ahorro en la emisión de CO2.