Los expertos abogan por una planificación que dé respuesta a las necesidades reales de los barrios

24 mayo 2018

Concluye el XXI Encuentro de Planes Estratégicos Urbanos celebrado en Zaragoza

La planificación -sea estratégica, urbanística o de ordenación del territorio- debe dar respuesta a las necesidades y problemas reales de los barrios y sus habitantes para propiciar una ciudad mixta, compacta, que fomente la participación y facilite soluciones a una situación que es compleja, evitando la ciudad de "dos velocidades".

Estas son algunas de las principales reflexiones extraídas del XXI Encuentro de Planes Estratégicos Urbanos y Territoriales, organizado por Ebrópolis y que ha reunido en Zaragoza durante dos días a más de una treintena de responsables y técnicos de quince ciudades y/o provincias bajo el lema "El derecho a la ciudad: del barrio a la agenda urbana".

Esta edición se dividió en dos sesiones: por una parte, la necesaria mirada hacia los barrios de las ciudades y su problemática: turismo, gentrificación, pérdida del comercio tradicional, dificultad de acceso a la vivienda, envejecimiento; y por otra, la integración de los diferentes niveles de la Agenda Urbana (mundial, europeo, nacional, local...) y su implantación a nivel urbano.

El arquitecto David Bravo, del Espai de Corresponsabilitat sobre Gentrificació del Ayuntamiento de Barcelona, fue el encargado de introducir el debate sobre "El derecho al barrio", con numerosas intervenciones de los representantes de todos los territorios presentes: Alhaurín de la Torre, Almería, Barcelona, provincia de Barcelona, Bilbao, Catarroja, provincia de Jaén, Lucena, Málaga, provincia de Málaga, Pamplona, Sevilla, Tarragona, Valencia y Zaragoza.

Elena Giner, consejera de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Zaragoza y vicepresidenta de Ebrópolis, apuntó también algunas claves para afrontar mejor ese derecho al barrio: interacción entre las diferentes escalas en la toma de decisión, actitud de escucha entre las distintas administraciones, áreas y con la ciudadanía y traducir el discurso teórico en acciones concretas.

La Agenda Urbana centró la segunda sesión de trabajo y contó con la participación de Rafael Merinero, profesor de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla y coordinador de la Agenda Urbana andaluza, y de Luis Domínguez, profesor de la Universidad de Vigo y experto de la Agenda Urbana en el Eixo Atlántico do Noroeste Peninsular.

Las Agendas Urbanas constituyen, según explicaron, una gran oportunidad para responder al reto urbano desde los distintos niveles de gobierno. Actualmente están en proceso de la elaboración tanto la española como la de numerosas comunidades autónomas.