La campaña de control sobre el transporte escolar se salda con un total de siete denuncias

27 febrero 2018

La práctica totalidad de sanciones está relacionada con la documentación requerida o elementos de señalización. Ninguna de ellas afecta de manera grave a la seguridad de los vehículos ni de sus ocupantes


La Policía Local de Zaragoza ha llevado a cabo, entre los días 19 al 23 de febrero, una nueva campaña preventiva en colaboración con la Dirección General de Tráfico. En esta ocasión ha estado dirigida al control de los vehículos destinados al Transporte Escolar, inspeccionando que, tanto vehículos como conductores, dispongan de las autorizaciones y documentación necesarias para la prestación de este servicio. Asimismo, se ha verificado que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo sean los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor.

En total se han inspeccionado 19 autobuses y se han realizado 7 denuncias. La práctica totalidad de ellas está relacionada bien con la documentación requerida o bien con los elementos de señalización. Desde la Policía Local se destaca que no se ha tramitado ninguna denuncia que afecte de manera grave a la seguridad de los vehículos y de sus ocupantes, como pudieran ser alcoholemia, drogas, excesos de tiempos de conducción, reducción de los de descanso o manipulación de los tacógrafos. En general, se sigue observando un alto grado de cumplimiento de la normativa.

Por otra parte, se recuerda que estas campañas no sólo se hacen puntualmente en coordinación con la Dirección General de Tráfico, sino de manera permanente a lo largo de todo el curso lectivo, acudiendo a inspeccionar los autobuses principalmente a las horas de entrada y salida de los colegios, momento más crítico en cuanto al riesgo que supone este tipo de transporte.

Desde el curso escolar 2007-2008, todos los vehículos dedicados al transporte escolar deben cumplir los requisitos que se recogen en la normativa sobre condiciones de seguridad en el transporte escolar y de menores. Entre ellos, hay que destacar la obligatoriedad de que los menores vayan acompañados en el autobús por una persona debidamente cualificada, la antigüedad máxima de los vehículos, el seguro de responsabilidad civil ilimitado o la obligatoriedad de llevar señal de transporte escolar, entre otros.