Estudio, Valoración y Diagnóstico de la posible desprotección de menores.


0. Metodología


La metodología del Programa de Menores se nutre de las guías y protocolos de referencia del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, de los informes realizados en el Servicio de Acción Social, años 2012 y 2015 y de la información recabada por la Jefatura de Servicio y Responsable del Programa de Infancia, durante estos últimos meses, a través de cuestionarios y reuniones grupales, con directoras, psicólog@s y con los equipos de los CMSS.

1. Organización de los equipos responsables del Programa


El programa de Menores contará con dieciséis equipos, que serán los responsables de la ejecución del mismo. La coordinación de cada equipo será función de el/la psicóloga del equipo.

Los equipos actuarán territorialmente. La coordinadora del equipo de Menores presentará la propuesta de organización a la directora y al equipo del CMSS. El encuadre propuesto por el/la psicóloga se acordará con la directora del Centro, teniendo en cuenta la interrelación de este programa con el resto de actividades y programas de cada Centro.

El conjunto de equipos del Programa de Menores, transversalmente, están incluidos en el Programa de Infancia. La responsable del Programa de Infancia acordará espacios de coordinación para tareas que atañan al conjunto de los equipos: formación, supervisión e interrelación con IASS.

Constitución de los equipos:

Se formarán 16 equipos: 2 en Delicias, 2 en Rurales y uno por cada uno de los demás CMSS.

Cada equipo estará formado por un/a psicólog@s, un/a trabajador@ social y un/a Educador/Técnico/a de infancia. Cada profesional tendrá un tiempo dedicado a este programa y el resto a las tareas que le son propias por su perfil. Son equipos que desarrollarán específicamente este programa pero, lógicamente, no tendrán dedicación exclusiva al mismo. El trabajo de este equipo es interdisciplinar.

Se requiere, por tanto, contar con 16 psicólog@s, 16 trabajador@s sociales y 16 educador/técnic@s de infancia.

Actualmente, en Servicios Sociales Comunitarios, hay 13 psicólog@s, 14 educador@s de infancia y una media de cuatro trabajador@s sociales por Centro.

Está acordada la distribución de l@s psicólog@s para cubrir la atención de dieciséis equipos. Queda pendiente la elección, en cada CMSS, de trabajador@s sociales que formarán parte de los equipos. Queda pendiente la nueva organización de educador@s cuando se cubran las contrataciones previstas, hasta ese momento formarán parte de los equipos según organización actual.

En cada CMSS se dará opción de elegir formar parte del equipo de Menores a tod@s trabajador@s sociales (TS). En el caso de que TS del equipo tuviera que valorar un caso propio, queda a su opción la posibilidad de realizarlo, o solicitar que otro/a TS del CMSS lo haga. La directora del CMSS establecerá quién realiza esta tarea.

Encuadre

Una vez constituidos los equipos del Programa de Menores, cada coordinador/a de equipo, teniendo en cuenta la demanda existente en su centro de referencia, presentará un encuadre de trabajo a la directora del CMSS, en el que se especifique el tiempo que se requiere para llevar a cabo cada una de las tareas del programa, la frecuencia y duración de cada reunión que se requiera, así como la dedicación de tiempo de cada uno/a de l@s profesionales que forman el equipo. Pueden utilizarse como referencia los tiempos estimados en los informes presentados por las Comisiones creadas con esta finalidad, en fases previas en el Servicio de Acción Social.

Una vez acordado el Encuadre del Programa con la Directora del CMSS, se presentará a la Responsable del Programa de Infancia. Recabados los de todos los centros, la responsable del Programa informará a la Jefatura de Servicio.

2. Guías y Documentos de referencia del Instituto Aragonés de Servicios Sociales


3. Protocolo del Programa de Estudio, valoración y diagnóstico de situaciones de posible desprotección de menores de Servicios Sociales Comunitarios


Los Servicios Sociales Comunitarios tienen un papel esencial en la Protección de Menores, son el nexo de enlace entre la población, entidades sociales, servicios de salud, servicios de educación y los Servicios Especializados de Menores del IASS. Proteger a la Infancia es una responsabilidad compartida, de la sociedad en su conjunto, de nuestros Centros Municipales y del IASS.

El logro del objetivo último, proteger al menor, depende de la implicación real de todos los niveles implicados, así como de la coordinación entre los mismos, como se recoge en el apartado de Objetivos.

Detección


Detectar significa reconocer o identificar la existencia de una situación susceptible de ser un caso de maltrato infantil. Es el primer paso que se tiene que dar para poder intervenir con el/la menor y la familia que padece una situación de este tipo y proporcionarles la ayuda necesaria para corregirla.

La identificación de una situación de desprotección o maltrato infantil puede producirse desde cualquier ámbito, institución o persona que pueda observar en un momento determinado una situación que haga pensar que el bienestar de un menor se encuentra comprometido.

El propio CMSS, los Centros de Tiempo Libre, Ludotecas y la Educación de calle, son espacios privilegiados para detectar posibles situaciones de riesgo. Y desde los CMSS se puede contribuir a mejorar la DETECCIÓN a través de actividades informativas dirigidas a los agentes comunitarios de la zona: sobre qué es la desprotección de menores, la obligación y el procedimiento de notificación, al objeto de prevenir y mejorar la detección de nuevos casos.

Transversalizar el Programa de Menores significa que en todas las intervenciones, programaciones, coordinaciones con entidades, el objetivo de mejorar la detección de situaciones de riesgo esté incorporado en l@s profesionales.

Notificación


Notificar es informar sobre una posible situación de desprotección infantil: sobre el/la menor, su familia y sobre el propio informante.

Según recoge la Ley Orgánica 8/2015, cualquier persona o institución debe comunicar o notificar las situaciones observadas a la entidad competente, y en su caso, prestarle el auxilio inmediato que precise.

Los Servicios Sociales Comunitarios constituyen la puerta de entrada al conjunto de recursos del sistema, tienen un papel fundamental porque reciben las notificaciones.

En el encuadre establecido por la coordinadora del equipo del Programa de Menores, se fijará la sistemática de recepción de las notificaciones, discriminando una metodología específica para los casos que, presumiblemente, entrarían en la catalogación de URGENTE.

Se programará la siguiente fase, de estudio y valoración, estableciendo las tareas y l@s profesionales que van a realizar cada una de ellas, y que se consideren necesarias para poder establecer el diagnóstico, que sería responsabilidad de todo el equipo.

Todas las notificaciones recibidas se registrarán en el Programa, independientemente del resultado de estudio y valoración.

1. Recepción de las notificaciones

En el CMSS se recibirán todas las notificaciones y se incluirán en el Programa, como consideración general, las correspondientes a l@s menores que residen en el territorio del CMSS, independientemente del lugar en el que esté empadronad@.

La finalidad es facilitar el proceso de notificación, de tal modo que, en el caso de que la notificación realizada por una persona se produjera en un CMSS al que no correspondería realizar el estudio y valoración, NO deberá indicarse al ciudadano que traslade la notificación a otro CMSS, sino que es el propio equipo quien hará ese traslado, lo antes posible. Todo ello, por tener en cuenta que cuando el notificante decide realizar la notificación ha tenido que enfrentar un proceso difícil para encauzar su motivación para hacerla. Si lo primero que encuentra tras vencerla es una traba de tipo administrativo, corremos el riesgo de que desista y esa información no inicie nuestro protocolo.

Las notificaciones las recibe cualquier miembro del equipo de Menores, pero en el caso de que no se encuentre ningún profesional del equipo, la notificación puede recogerla cualquier profesional del CMSS, que la trasladará al equipo lo antes posible.

La fecha de entrada de la notificación en el sistema comunitario es la fecha de recepción de la notificación en el CMSS al que le corresponde estudiar, valorar y diagnosticar la posible situación de desprotección. La recepción de una notificación determina el INICIO del Programa de Menores y es el hecho que motiva la inclusión en la aplicación informática.

2. Características de las notificaciones

La Primera actuación del equipo es determinar si se trata de una situación de máxima URGENCIA. Si así es valorada, o se tiene una duda razonable de que así sea se valorará si se debe enviar la notificación antes de 24 horas al Servicio Especializado de Menores del IASS, a través de contacto telefónico, indicando que se remite por FAX y solicitando acuse de recibo. Posteriomente, por correo interno se enviará al Servicio, todo ello de acuerdo a la normativa legal sobre protección de datos.

Procedencia de las notificaciones. L@s profesionales de los servicios sociales municipales pueden ser agentes de la notificación, o ésta proceder de agentes sociales o de la ciudadanía.

  • De los CMSS
  • De particulares
  • De otros Servicios Municipales y entidades sociales
  • Desde otras administraciones

CMSS

Todos los profesionales que trabajan en los CMSS, CTLs, Ludotecas y Educación de calle, son profesionales que pueden detectar situaciones de posible desprotección infantil.

Derivarán aquellos casos de posible desprotección para su estudio, tanto si es un caso recientemente conocido, como si se tratase de un caso en el que se haya intervenido a lo largo del tiempo. El profesional que detecte la situación cumplimentará la hoja de notificación de situaciones de desprotección infantil, acompañada de todos aquellos datos de que se disponga en ese momento, parrilla familiar y datos relevantes de la historia social si hubiera. Informará a la familia de que va a derivarlo al equipo de menores y de los motivos que lo justifican.

Cuando existan en el expediente de Servicios Sociales otros documentos que aporten datos útiles de la situación familiar, tales como empadronamiento, libro de familia, historia laboral, nóminas y documentos de la situación económica o sanitaria de la familia no será preciso solicitarlos nuevamente.

La coordinadora del equipo de Menores valorará la necesidad de establecer una reunión con el profesional del CMSS que ha realizado la notificación. Toda derivación realizada por profesionales de los CMSS, acompañados de la preceptiva hoja de notificación, serán registrados en la aplicación. A partir de la derivación, se inicia el proceso de estudio y valoración e, independientemente del diagnóstico final, las derivaciones internas en los CMSS, las procedentes de los CTLs, ludotecas y educación de calle, estarán incluidas en la aplicación informática en el Programa de Menores. De igual modo, las derivaciones que se generen en la comisión de absentismo deberán acompañarse del preceptivo escrito de notificación.

De igual modo se procederá cuando la derivación es de l@s profesionales de otros Centros Municipales de Servicios Sociales. Especial mención requiere la situación planteada con familias que han estado en otros centros municipales, que estuvieron atendidas en programas familiares o de realojo, de los que se les dio de baja, o familias a las que ya se hizo estudio de notificación previa al traslado de Centro Municipal. Cuando se produzca una notificación por traslado de domicilio de esa familia, se considerará la historia social previa para la valoración del caso, poniéndose en relación las responsables del equipo del programa: la del centro de origen y la del centro de destino, para analizarlo.

Particulares

La notificación de un particular se podrá recibir por escrito, a través del teléfono o en persona y será atendido por el profesional establecido en el encuadre planteado por la coordinadora del equipo de menores en cada centro.

Si la notificación es en persona. El receptor entrevistará al notificante y rellenará la hoja de notificación hasta donde le sea posible, con los datos que le proporcione. Se agradecerá su colaboración y se le informará de su derecho a mantener el anonimato, si así lo desea, así como de la confidencialidad de los datos que aporta. En el caso de que no tenga intención de mantener el anonimato, se le invitará a leer y firmar la notificación transcrita por el profesional. También se explorará su disposición a colaborar en la investigación, si esta fuera necesaria. Se recogerá nombre, dirección y teléfono, su relación con el niño y /o su familia y su fuente de información: si es conocedor directo de la situación o si la conoce a través de otros. Igualmente, se explorarán las motivaciones de la comunicación.

Si la recepción es telefónica:

Se derivará a un/a profesional del equipo de Menores, para ser atendido telefónicamente o presencialmente.

En el caso de que se tratara, presumiblemente, de un caso de máxima urgencia, se pondrá en conocimiento inmediato de un miembro del equipo de Menores, o de la dirección del CMSS, que actuarían en consecuencia.

En el caso de tratarse de una notificación sin esta catalogación, y de no estar disponible ningún miembro del equipo, la persona que recibe la llamada en el CMSS recogerá los datos de contacto indicándole que desde el equipo de Menores se pondrán en contacto a la mayor brevedad posible. Se trasladará esta información al equipo de Menores.

Pueden recibirse notificaciones realizadas por uno de los miembros de una pareja en situación o proceso de separación y en situaciones de conflicto por la guardia y custodia de l@s menores. Existe la preocupación de que la posible desprotección del menor sea instrumentalizada en el conflicto.

Otros centros de Servicios Municipales. Entidades sociales.

Todas las notificaciones procedentes de centros de servicios sociales especializados, otros servicios municipales, entidades sociales, colegios, centros de salud, asociaciones, colectivos, en general, deben cumplir con la normativa que establece que es preceptiva la notificación por escrito. Así, se exigirá el cumplimiento, y deberán entregar la notificación por escrito. Si no dispusieran de la Hoja de notificación, se procederá a facilitársela, o bien se recibirá el informe redactado con la forma que el derivante estime conveniente, con los datos necesarios.

En ningún caso se obviará la obligación de notificar por escrito, y así se informará a l@s profesionales, para evitar que se considere que una información verbal es suficiente para iniciar el proceso para proteger a l@s menores. El trabajo en red es fundamental para avanzar en los derechos de los niños y las niñas, y, es importante crear conciencia de la responsabilidad compartida para lograrlo.

Con la finalidad de mejorar la detección de situaciones de riesgo de desprotección de la infancia, se estudiará el modo más pertinente de realizar difusión a nivel municipal y a entidades sociales, para informar a profesionales que están en contacto con menores, sobre la responsabilidad que todos tenemos en la detección de riesgo y la notificación del mismo.

Otras Administraciones

Pueden recibirse notificaciones, solicitudes de información y valoración, por parte de otras Administraciones: Justicia y Juzgados; Servicio Especializado de Menores y Fiscalía de Menores.

Con respecto a las notificaciones recibidas en los CMSS, procedentes de la Administración de Justicia, o las procedentes del Servicio de tramitación de Asuntos Judiciales del Ayto., el informe correspondiente se trasladará a la Jefatura de Servicio que las remitirá al Servicio Administrativo para su registro y envío. Y, en el caso de solicitud de informes, si hubiera duda con respecto al contenido de dicha petición, se consultará a la Responsable del Programa de Infancia. De igual modo, la respuesta por escrito se enviará a la Jefatura de Servicio que las remitirá al Servicio Administrativo para registro.

Relación con Subdirección Provincial de Protección a la Infancia y Tutela. En aras a mejorar la coordinación, se va a solicitar la programación estable de reuniones. En este marco de coordinación interinstitucional, se considerará la sistemática más adecuada para actuar en las situaciones que tengan abiertos expedientes de Protección o Diligencias Previas en la Subdirección de Protección a la Infancia y Tutela, así como de los Equipos Educativos del Área de Atención al Menor en Conflicto Social: Equipo de Medio Abierto (EMA) y Equipo de Menores de Catorce (EMCA).

Itinerario de tareas en la recepción de las notificaciones

1. Una vez recibida la notificación se consultará el padrón municipal para comprobar los datos básicos recibidos y el CMSS correspondiente al domicilio. Se facilitará el acceso al padrón de un miembro del equipo, en el caso de que haya dificultad para que el TAS/Aux administrativo realice esta tarea. Si corresponde a otro CMSS, la notificación se remitirá por correo ordinario a dicho centro, siendo aquí donde únicamente se registra como tal notificación en la aplicación.

2. Se comprobará si el/la menor, o familiares, tienen abierto SIUSS en la correspondiente aplicación informática. Si ello fuera así, recabará los documentos existentes. Si este caso no tuviera nº de SIUSS, desde el CMSS se abrirá de oficio.

3. Se llamará a la Subdirección de Protección a la Infancia y Tutela para conocer si el/la menor tiene o ha tenido abierto expediente en dicho servicio. Si en ese momento tuviera abierto expediente de diligencias previas o expediente de protección, se enviará la hoja de notificación con la información disponible por correo electrónico para que el servicio especializado realice la valoración de la situación. Posteriormente por correo ordinario se enviará el original de la documentación. Si con anterioridad, hubiera tenido expediente abierto, se solicitará la información relevante para el estudio. Tras la conclusión del grupo de estudio que analizará la relación con EMA o EMCA y se procederá en consonancia.

4. Una vez aclarados los puntos anteriores, se da inicio al proceso de Estudio, valoración y diagnóstico, abriendo la carpeta del caso, que incluirá toda la documentación relativa al proceso.

5. Todas las notificaciones recibidas se presentarán en la reunión ESTABLE del equipo de Menores, en la que se estudiará la prioridad de las mismas y se programará el proceso para realizar el estudio, valoración y diagnóstico de las notificaciones recepcionadas. Se procurará el cumplimiento del plazo establecido en dos meses para realizar el estudio según la Ley de infancia y adolescencia. Para la consideración de este plazo se tendrán en cuenta todas las circunstancias que pueden influir en el alargamiento del proceso, no achacables a la actuación del equipo, por ejemplo: visitas fallidas o falta de colaboración familiar.

Estudio Valoración y Diagnóstico


El equipo de Menores tiene la responsabilidad de estudiar, valorar y diagnosticar todas las notificaciones de riesgo de desprotección de un menor, recibidas en el CMSS. Y la situación de riesgo o desamparo de un menor se declarará por Resolución motivada de la Dirección Provincial del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, de Zaragoza, al igual que el Cese de dicha declaración.

Para realizar el estudio, valoración y diagnóstico, el equipo de Menores, tendrá que:

  1. Valorar si existe desprotección infantil.
  2. Establecer la tipología de desprotección.
  3. Valorar la gravedad y riesgo en situaciones de desprotección.
  4. Reconocer los factores individuales: de vulnerabilidad infantil, familiares: características de los padres, tutores o guardadores y sociales: características del entorno.
  5.  Estimar las consecuencias del maltrato en el proceso de desarrollo físico, psíquico y social del menor y de su familia.
  6.  Reconocer los puntos fuertes del funcionamiento familiar y estimar la colaboración familiar.
  7.  Estimar cuales son las necesidades de apoyo al menor y su familia.
  8.  Establecer el diagnóstico y las propuestas derivadas del mismo

La coordinadora del equipo establecerá el encuadre adecuado para la realización de estas tareas, temporalización y reparto de las mismas, así como el número y frecuencia de las reuniones que se deberán mantener para realizar un trabajo coordinado y de corresponsabilidad.

Es responsabilidad del equipo mantener el expediente físico, en papel, y complementar el módulo Menores de la aplicación informática de Servicios Sociales.

Fase de Estudio y Valoración

  1. Consideraciones previas
  2.  Entrevistas familiares.
  3. Visita domiciliaria.
  4. Solicitud de información o otr@s profesionales

1. Consideraciones previas

Todas las notificaciones pasan a fase de estudio.

Si en la primera entrevista de contextualización con los padres / familiares informan que se han trasladado de barrio, el estudio y valoración lo realizará el equipo del barrio de destino. Y se traslada el expediente. Cuando la movilidad geográfica del menor sea tan elevada que impida realizar el estudio de valoración de riesgo, se podrá considerar como indicador relevante para derivarlo al Servicio Especializado de Menores.

Si el traslado se produce en el transcurso del proceso de estudio y valoración, lo concluirá el equipo que lo inició. Se establecerá contacto con el equipo del barrio correspondiente para comunicar que se ha abierto un estudio y que cuando este finalice realizará la coordinación necesaria para el traspaso del caso.

Si la familia se traslada fuera de la ciudad, se emitirá un informe a la administración competente de las actuaciones realizadas hasta ese momento.

En los casos de separación y divorcio, con custodia compartida por ambos progenitores residentes en distintos barrios, el estudio se realizará donde se produce la situación social que da lugar a la notificación.

2. Entrevistas familiares

Las entrevistas con la familia se prepararán en el equipo. Por norma general serán realizadas por dos miembros del equipo. No obstante, el número de profesionales y su perfil se planificará con la coordinador/a del equipo, teniendo en cuenta el objetivo de la entrevista (contextualización, observación, exploración, o devolución) y la complejidad o dificultad del caso.

Citaciones

Se enviará carta de citación y/o se llamará por teléfono a la familia para fijar una cita de entrevista. Si la pareja parental está separada, se realizarán entrevistas con ambos progenitores. Y cuando existan circunstancias limitatorias (orden de alejamiento u otras), se tendrán en cuenta para la programación de las entrevistas.

El máximo de citaciones consecutivas sin comparecencia, ya sea al inicio o durante el proceso, será de tres. En caso de incomparecencia o falta de consentimiento para recabar la información necesaria, se procederá a remitir notificación a la Subdirección Provincial de Protección a la Infancia y Tutela, indicando el motivo por el cual no se ha podido realizar el estudio.

Entrevistas

Se comunicará a los padres / tutores, el inicio del estudio de la situación del menor o menores, el motivo de ese estudio y lo que esto implica. En el clima de esta entrevista se deberá tener especial cuidado en evitar la culpabilización de la familia. La finalidad de la entrevista es explorar la situación familiar. La información ha de ser suficiente y fiable, y los datos a obtener han de ser pertinentes y no excesivos.

Se solicitará la documentación básica. Se obtendrá el consentimiento de los padres/tutores para acceder a los menores y a toda la información que se considere relevante.

Se fijarán las citas para las siguientes entrevistas.

Como norma general, las entrevistas a realizar serán:

Entrevista de contextualización.

Entrevista exploratoria por parte de psicólog@ a los menores, salvo que en el análisis realizado en el equipo interdisciplinar se considere que no es pertinente.

Cuando en una familia haya más de un menor se deberá entrevistar a los mismos, salvo excepciones en las que se considere lo contrario.

Entrevista con la madre/tutora

Entrevista con el padre/tutor

Entrevista con los padres juntos, si procede.

3. Visita Domiciliaria

La visita domiciliaria se preparará en el equipo. Por norma general serán realizadas por dos miembros del equipo, uno de ellos será la trabajadora social.

En análisis realizado en el equipo, se valorará la pertinencia de uno u otro perfil, en función de las características de la familia. Tendente a obtener información acerca del entorno próximo del menor, la organización familiar, la interacción entre los miembros de la familia, y todos los elementos que posibiliten realizar el estudio y valoración.

4. Solicitud de información a otr@s profesionales

Si el caso es conocido y ha sido trabajado desde algún CMSS, se establecerá contacto para clarificar los datos comunicados y la información disponible.

La petición de información a otras instituciones (colegios, centros de salud, consultas a especialistas), se hará preferentemente por escrito siempre y cuando no sea contraproducente. Si es necesario, se mantendrán reuniones con profesionales de dichas instituciones. Siempre con el consentimiento por escrito de los padres/tutores del menor.

Una vez realizadas las entrevistas, la visita domiciliaria, y recabada la información de otr@s profesionales, es el momento de valorar si la información es suficiente para realizar el diagnóstico, o se requiere continuar el estudio y valoración.

Fase de Diagnóstico

Una vez concluido el estudio y valoración, se procederá a confirmar si hay o no desprotección infantil, y si la hubiera, cuál es el tipo de maltrato y el nivel de riesgo.

En el caso de producirse un bloqueo, una imposibilidad de llegar a un diagnóstico consensuado en el equipo, y, si es presumible que no se pueda concluir en un tiempo prudencial, se informará a la Responsable del Programa de Infancia, que convocará una reunión con la finalidad de desbloquear el proceso.

1) A partir del diagnóstico realizado, si se concluye que no existen indicadores de riesgo y no procede ninguna intervención, se archiva el expediente, incluyendo exclusivamente las conclusiones del estudio y valoración.

2) Si procede derivación a la Subdirección Provincial de Protección a la Infancia y Tutela :

Se seguirá, de acuerdo con la Guía para detectar, notificar y derivar situaciones de Maltrato Infantil en Aragón, el modelo de informe técnico existente. Dicho informe técnico será firmado preferiblemente por los tres perfiles profesionales.

Junto al informe de derivación se adjuntará la carta de información a la Jefa de Servicio comunicando la finalización del estudio. Se indicará en el sobre que es CONFIDENCIAL. Se derivará a la Subdirección de Protección de Infancia y Tutela.

Se considera necesaria y fundamental la coordinación con el Servicio de Protección a la Infancia y Tutela del IASS, para intercambiar información y para conocer las medidas de protección adoptadas. En el caso de producirse desacuerdos entre la propuesta remitida desde SSCC y la respuesta del equipo del SEM, se acordará una reunión de coordinación entre ambas instituciones, convocada por la Responsable del Programa a petición de la coordinadora del equipo de Menores de CMSS.

3) En el resto de los casos se elaborará un plan de intervención. Si el plan de intervención afecta a profesionales o Programas del CMSS, se les informará de la propuesta de intervención. En el caso de considerar pertinente derivar a un recurso de servicios sociales especializados o de otras entidades sociales, se establecerá la coordinación pertinente.

Y se incluirá en el expediente: las conclusiones del estudio y valoración y el plan de intervención.

Información del resultado del proceso de estudio, valoración y diagnóstico

El equipo preparará la devolución del proceso de estudio, valoración y diagnóstico a la familia y al notificante.

Objetivos de la entrevista de devolución a la familia:

  1. Comunicar a la familia la valoración y el diagnóstico de la situación.
  2. Implicar a la familia en la futura solución de sus dificultades.
  3. Derivar a la familia a la institución y/o programa pertinente para su apoyo.

La entrevista la realizarán la psicólog@, preferentemente, y otr@ profesional del equipo. En esta devolución se tendrá especial cuidado en la descripción de las dificultades de la familia, evitando en todo momento juicios de valor. La devolución ha de ser desculpabilizadora, intentando que la familia comprenda que las alternativas planteadas son una ayuda. Cuando sea una pareja separada esta entrevista de devolución se podrá realizar individualmente a cada uno de los padres/tutores.

Se informará, por escrito, al notificante, del resultado del estudio.

Se redactará la carta de baja del caso según modelo y según proceda su derivación. Se enviará a la Jefatura de Servicios Sociales Comunitarios, por correo interno, y señalando que es un informe confidencialidad. Los informes emitidos a otras instituciones se remitirán previamente para su registro, a las oficinas centrales del Servicio.

Se comprobará, al cierre del proceso, que toda la documentación en papel está archivada en la carpeta y que está debidamente registrado en la aplicación informática del Servicio.

Evaluación


  • Tiempo desde que se recibe la notificación hasta que se concluye el diagnóstico. Este parámetro de análisis contemplará los problemas surgidos en las citaciones, el retraso en la respuesta de entidades a las que se les solicitó informe, las bajas laborales, y otras situaciones que no sean achacables a la actuación del equipo.
  • Número de notificaciones. Agentes notificadores. Notificaciones por CMSS. Resultados de las notificaciones.
  • Cohesión de los equipos. Análisis cualitativo y cuantitativo.
  • Inclusión en la organización de los CMSS. Derivaciones del CMSS e interrelación con el resto de programas de los CMSS.
  • Relación con IASS. Análisis cualitativo y cuantitativo.
  • Registro coherente de los datos en la aplicación.
  • Participación en los espacios de formación. . Participación en los espacios de supervisión.

Cronograma


Marzo 2016

  • Información del Programa a directoras y trabajadores/as del Servicio (Documento provisional).
  • Recepción de comentarios y sugerencias al texto.
  • Constitución de los equipos.
  • Elaboración del Programa con la inclusión de las aportaciones recibidas.

Abril 2016

  • Información a las directoras y trabajadores/as del Servicio (Documento definitivo).
  • Reunión con l@s profesionales que integran los equipos, para la presentación del Programa.
  • Establecer calendario de reuniones de coordinación con Subdirección de Protección a la Infancia y Tutela del IASS.
  • Grupo de trabajo para adecuar el programa informático.
  • Establecer la metodología de Resolución de casuística no contemplada en el programa.
  • Programar la supervisión para los equipos.

Septiembre/octubre 2016

  • Campaña de información y sensibilización dirigida a Servicios Municipales y a Centros de Salud, Centros educativos y Entidades Sociales.

Marzo 2017

  • Evaluación del Programa.

Anexos


  1. Hoja de Notificación
  2. Hoja de Notificación Urgente
  3. Cartas de citación: 1ª, 2ª y 3ª citación
  4. Relación de documentación básica
  5. Autorización para el estudio
  6. Solicitud de información a instituciones/entidades
  7. Guía de recogida de datos para la evaluación
  8. Cuadro-resumen de factores para la evaluación de la gravedad y riesgo
  9. Informe final para incluir en expediente
  10. Informe de evaluación/derivación al S.E.M.
  11. Carta de cierre dirigida al notificante / Jefa de Servicio SSC