Urbanismo obtiene 1,7 millones de euros de fondos europeos para actuar en la Torre de Santa Engracia de Movera y en la Celda del Prior en la Cartuja Baja

03 noviembre 2022

La finca de Movera, que cuenta con un edificio de tres pisos y unos jardines de 7.000 m2, se convertirá en un novedoso centro sociocultural con los 1,2 millones de euros de ayudas europeas
Por su parte, la Celda del Prior, en el recinto de la Cartuja de la Concepción, contará con 562.875 euros de subvención tras obtener la tercera mejor puntuación entre los 405 proyectos presentados al Programa de Impulso a la Rehabilitación de los Edificios Públicos (PIREP)

El Ayuntamiento de Zaragoza ha conseguido captar 1.744.200 euros de ayudas europeas para impulsar la rehabilitación de dos edificios históricos zaragozanos. De este modo, la Torre de Santa Engracia, en Movera, podrá reconvertirse en un novedoso centro sociocultural tras obtener 1.181.325 euros, y la Celda del Prior, en La Cartuja Baja, se abrirá como centro intergeneracional y albergue de peregrinos al lograr 562.875 euros. Los dos proyectos habían sido presentados a las líneas del Programa de Impulso a la Rehabilitación de los Edificios Públicos (PIREP), cuya resolución se ha conocido en la última semana.

El consejero de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano, ha mostrado su "satisfacción" por una resolución que "viene a confirmar el excelente trabajo que realizan los técnicos municipales y la alta calidad de los proyectos que elabora este Ayuntamiento para la captación de ayudas europeas, con excelentes resultados cuando acudimos a procesos en concurrencia competitiva y sin filtros ni intereses políticos de por medio". Además, Serrano ha aseverado que esta noticia supone una "doble ilusión", por el "éxito cosechado en la convocatoria" y por tratarse de "dos edificios históricos que van a dar servicio a los vecinos de los barrios rurales de nuestra ciudad". "Este equipo de Gobierno demuestra con hechos su compromiso con los barrios de Zaragoza y con los proyectos que mejoran la calidad, la vida y los servicios de los zaragozanos", ha resumido Víctor Serrano.

 


Por su parte, la directora general de Fondos Europeos del Ayuntamiento de Zaragoza, Blanca Solans, ha querido remarcar la valoración que han recibido sendos proyectos. "Para el proyecto en Movera hemos obtenido el 100% de la ayuda solicitada, mientras que en el caso de la Celda del Prior de La Cartuja Baja nos han concedido el 95% de lo solicitado pero además ha obtenido la tercera mejor puntuación de los 405 proyectos presentados en el ámbito nacional". En este sentido, Solans ha querido agradecer "el trabajo y la entrega de los técnicos en el desarrollo de las propuestas que se elevan a convocatorias de fondos europeos, y la excelente coordinación entre las diferentes áreas municipales para terminar presentado proyectos sólidos y que, además de obtener excelentes resultados, tienen grandes valoraciones en convocatorias nacionales".


LA TORRE DE SANTA ENGRACIA


De este modo, la Torre de Santa Engracia, en Movera, contará con 1.181.325 euros de ayudas europeas para reconvertirla en un novedoso concepto de centro sociocultural que aunará diversas actividades multidisciplinares (culturales, vecinales, deportivas, socioeconómicas…), sobre todo aprovechando el espacio al aire libre del recinto y con una amplia participación ciudadana.  El proyecto, presentado a fondos europeos, se centra en las acciones asociadas a procesos de eficiencia energética, el aislamiento térmico en fachada, la renovación de las instalaciones, y las mejoras ligadas a la accesibilidad, la sostenibilidad de mantenimiento, la digitalización, la habitabilidad y la seguridad, tal y como se contempla en los objetivos de la convocatoria del PIREP. Acciones que, por otra parte, aportan un enfoque integral a la rehabilitación y a la limitación del consumo.


En cuanto a los espacios que se pretenden crear, se quiere sustentar el proyecto en la reutilización o reactualización del equipamiento donde los espacios se adaptan a los requerimientos de la ciudadanía, a través de la participación colectiva de ciudadanos, la digitalización y la creación de empleo público para jóvenes profesionales. Deberá servir para la celebración de actividades diversas organizadas por la Junta Vecinal de Movera, tanto en sus espacios ajardinados como en las salas interiores.


En el exterior se podrían plantear así huertos o invernaderos, para talleres de jardinería, alimentación o didáctica sobre animales, además de contar con un amplio espacio multifuncional. Mientras, en el interior, las salas deberán ser polivalentes para realizar desde talleres y actividades sociales, culturales y vecinales, o hasta lugares donde se permita el co-working o el desarrollo de una incubadora enfocada al emprendimiento empresarial.


El edificio cuenta con un con marcado valor histórico y arquitectónico, y fue adquirido por el Ayuntamiento de Zaragoza en el año 1970 mediante permuta, perteneciente a la finca denominada "Torre de Santa Engracia". Fue propiedad, hasta el siglo XIX, del Monasterio Jerónimo de Santa Engracia de Zaragoza y, posteriormente, de la empresa La Montañanesa. El edificio, compuesto de tres pisos y planta cuadrangular,es característico de la arquitectura tradicional aragonesa conocida como "torre", y está rodeado por 7.000 metros cuadrados de espacios ajardinados.


LA CELDA DEL PRIOR


Por otra parte, en esta convocatoria del Programa de Impulso a la Rehabilitación de los Edificios Públicos (PIREP), el Ayuntamiento de Zaragoza ha obtenido  562.875 euros para convertir la Celda del Prior, de la Cartuja de la Concepción, en el barrio rural de La Cartuja Baja, en un centro social con participación vecinal e intergeneracional, y en un albergue de peregrinos del Camino de Santiago. En este caso, el proyecto municipal zaragozano ha sido el tercer mejor valorado (74,58 puntos) de los 405 proyectos aprobados en la convocatoria estatal, sólo superado por las propuestas de los municipios de Elorrio y La Pobla de Vallbona.


El proyecto de la Celda del Prior tiene un presupuesto global superior a las 1,3 millones de euros y pretende crear, además del albergue, un centro social y vecinal que permita desarrollar actividades multidisciplinares para todos los públicos. La rehabilitación de este edificio, además, nace de la demanda vecinal y basa su transformación en la accesibilidad y la integración ejemplar de procesos de eficiencia energética, como así se reclaman en la Agenda Urbana Española y en la Nueva Bauhaus Europea.


En materia de aislamiento térmico en fachada, atendiendo a su catalogación BIC, se actuará a través de trasdosados por la cara interior para disminuir la transmitancia térmica de la sección, sin alterar su valor monumental. También se proyectará aislante térmico en la cara interior de la cubierta y se sustituirán todos los vidrios sencillos por otros dobles con cámara, resolviendo al mismo tiempo, los puentes térmicos de las carpinterías existentes.


En este mismo sentido, se mejorará la eficiencia energética mediante la instalación de luminarias de bajo consumo, y en materia de renovación de instalaciones, se ejecutará un sistema de geotermia con apoyo asociado a los estándares de consumo energético casi nulo. Al mismo tiempo se acometerán mejoras ligadas a la accesibilidad, la sostenibilidad de mantenimiento, la digitalización, la habitabilidad y la seguridad.


La antigua Celda del Prior está ubicada en el recinto de la Cartuja de la Concepción y es una construcción del siglo XVII. Además, está formada por dos edificios contiguos independientes; el de mayores dimensiones es de titularidad privada y el segundo es de propiedad municipal, situado en una parcela rectangular de superficie 635 m2 con doble acceso.