Red de Abastecimiento

La red de distribución del agua


Origen del agua y depósitos


Tal y como os explicamos en el apartado ¿De dónde viene el agua que consumimos en Zaragoza?, el agua que bebemos en Zaragoza tiene dos orígenes principales:

  • El embalse de Yesa
  • El Canal Imperial de Aragón

Existe también una impulsión desde el río Ebro que se utiliza esporádicamente en caso de que las otras dos fuentes no estén operativas.

Este agua bruta, mezclada en proporciones variables, entra en la planta potabilizadora para su tratamiento. Una vez potabilizada el agua, se almacena en los depósitos de Casablanca con una capacidad aproximada de 148.000 m³. Desde estos depósitos se envía directamente a la red de distribución o se impulsa los depósitos secundarios de Valdespartera y Canteras para su distribución.

La topografía de la ciudad y sus diferencias de altitud, hacen que la red se desarrolle en varias áreas de presión para que la cantidad de agua que llega a toda la ciudad sea adecuada. Estas áreas presentan diferentes escalones de presión y se abastecen desde distintos depósitos y bombeos. Las principales son:

  • Depósitos de Casablanca: abarca el Casco Histórico, Centro, Almozara, Las Fuentes, Margen Izquierda del Ebro, parte de Delicias, Carretera de Logroño, Carretera de Castellón, Malpica, etc.
  • Depósito de Valdespartera: surte a los barrios de Casablanca, Valdefierro, Miralbueno, Oliver, Delicias, Universidad, Romareda, etc.
  • Depósito de Canteras: abarca la zona entre el Huerva, el Canal Imperial y las Avenidas de Goya y Tenor Fleta, y los barrios de Torrero, la Paz y Parque Venecia.
  • Depósito Leones-Academia: abarca los barrios de San Gregorio, San Juan de Mozarrifar y Juslibol así como el entorno de la Carretera de Huesca.
  • Depósito Ecociudad: abarca los barrios de Valdespartera, Montecanal y parte de Arcosur.

El esquema principal de funcionamiento del sistema de abastecimiento se inicia desde los depósitos de Casablanca, que además de servir a la red de distribución de su zona de alimentación, impulsa agua a los depósitos de Valdespartera para alimentar la zona servida por éstos. De aquí se impulsa a los depósitos de Ecociudad que alimentan a la zona sur de la ciudad. Desde la red de Casablanca también se bombea agua a los depósitos de Canteras. Igualmente, desde esta misma red, se alimenta la impulsión de los Leones hasta los depósitos de la Academia.

Características de la red


La red de distribución del agua de Zaragoza es una gran malla, con ramificaciones en los extremos hacia zonas industriales o barrios periféricos. Tiene una longitud de tuberías de cerca de 1.300 kilómetros (dato de 2019). Las presiones medias en la red varían entre 20 y 50 metros de columna de agua, con algunos puntos con valores externos a ese rango.

La red de tuberías de la ciudad se desarrolla en dos categorías, según el tamaño y su importancia:

  • Red arterial: son las tuberías de grandes diámetros (a partir de 500 mm.) que conducen el agua desde los depósitos a la red de distribución
  • Red de distribución: son las tuberías de diámetros menores, a las que conectan las tomas domiciliarias y otros puntos de consumo.

La alimentación del agua a la red desde los depósitos de Casablanca, se inicia a través de seis arterias, que comienzan paralelas entre sí para después ir separándose paulatinamente hacia las distintas zonas de la ciudad:

  • Arteria de Actur-Cartuja, (Ø1.400 mm)
  • Arteria de Malpica-Casetas, (Ø1.000-1.400 mm.)
  • Arteria de Academia, (Ø 1.000 mm.)
  • Arteria de Paseo de Teruel,(Ø 1.000 mm.)
  • Arteria de la Mosquetera (Ø 1.000 mm.)
  • Arteria del Bombeo-Parque (Ø 1.000 mm.)

Respecto a los materiales utilizados, actualmente se instalan mayoritariamente tuberías de fundición dúctil, que presentan buenas características de flexibilidad y estanqueidad. En las reposiciones y reparaciones, se sustituyen progresivamente las tuberías de fundición gris (las más antiguas) y de fibrocemento (muy frágiles), por las de fundición dúctil. En la siguiente gráfica podéis observar el porcentaje de cada uno de los materiales en la red actual:


De los 1.300 km de tuberías, un 16% corresponden a la red arterial, con diámetros a partir de 500 mm. y conducen el agua desde los depósitos a la red de distribución mientras que el 84% corresponde a la red de distribución, de diámetros inferiores o iguales a 300 mm., y a través de la que se lleva el agua a los puntos de consumo (tomas, fuentes, etc.).


En la red de distribución de la ciudad hay cerca de 14.500 llaves de corte instaladas. La mayoría (94%) corresponde a la red de distribución con diámetros hasta 300 mm. Las llaves de diámetro 500 mm. en adelante se instalan con accionamiento motorizado.

Monitorización y sectorización del sistema


Para la gestión de las instalaciones, se dispone de un sistema de telecontrol del funcionamiento de la planta potabilizadora, los depósitos, las estaciones de recloración, bombeos, etc. Las señales se reciben, procesan y supervisan en las instalaciones del centro operativo de Infraestructuras Además, se está trabajando en la sectorización de la red. Para ello, se definen las zonas abastecidas desde un punto de suministro de la red arterial, en el que se instala un punto de control de presión y caudal del agua. De esta manera, se obtienen una serie de datos que se reciben en el centro operativo donde se procesan mediante un programa informático. La sectorización permite:

  • Monitorizar el funcionamiento del sistema.
  • La detección temprana de pérdidas y fugas.
  • Conocer el funcionamiento real de la red.

El estudio de las anomalías en las curvas de caudales y presiones de cada sector ayudan a identificar fugas y acotar las zonas de búsqueda de roturas y en definitiva a reducir las pérdidas en la red y a hacerla más eficiente.

La red de Zaragoza se encuentra en proceso de sectorización y en el año 2019 se encuentran operativos unos 40 sectores, lo que supone más del 50% de la superficie total.