Legados de Mujeres Aragonesas de los siglos XIX y XX

María del Pilar Moneva de Oro

Archivera y bibliotecaria

Su padre fue Juan Moneva y Puyol (1871-1951), jurista, catedrático de Derecho de la Universidad de Zaragoza, académico, político aragonesista y presidente del Estudio de Filología Aragonesa, donde Pilar se familiarizó con la pasión por el estudio de la estructura y evolución de la lengua y las palabras.

En 1915 Juan Moneva impulsó la creación del Estudio de Filología de Aragón, una entidad cultural y científica para el estudio de la lengua y la cultura aragonesa, y quizá, como muchos aragonesistas expresan, la institución más importante en el primer tercio de siglo XX en Aragón. En el EFA se formó toda una generación de estudiosos aragoneses que con el tiempo destacaron en muchos ámbitos de la cultura nacional del siglo XX. Moneva estableció un equipo con el proyecto de elaborar un diccionario de voces aragonesas sobre la base de una investigación de campo en toda la región. Además de los colaboradores externos que enviaban materiales lingüísticos al Estudio, el grupo interno de trabajo, secretarios y redactores se nutría con alumnas y alumnos de Filosofía y Letras, de Magisterio y de los dos últimos cursos de Bachillerato.

Moneva, padre de tres hijas, apoyó particularmente la incorporación femenina al Estudio, y fomentó el valor de las capacidades y méritos de las estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de La Universidad.

Entre las alumnas internas se contaron a su propia hija, María del Pilar Moneva de Oro, a su amiga María Pilar Lamarque Sánchez, incluso acogida en casa de los Moneva al quedarse huérfana, y María Moliner Ruiz. Las tres jóvenes ingresaron en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos.

Pilar Moneva llegó en 1930 en comisión de servicios a la Biblioteca Universitaria de Zaragoza, se quedó allí definitivamente por permuta y llegó a ser su directora, cargo en el que se jubiló.

Murió en Zaragoza, el 18 de abril de 1980.

MARÍA DEL PILAR MONEVA DE ORO

Zaragoza, 1902-1980.
Directora de la Biblioteca Universitaria de Zaragoza.
Junto con Pilar Lamarque y María Moliner, trabajó en el proyecto promovido por el Estudio de Filología de Aragón para hacer un Diccionario de Voces Aragonesas.