El Instituto Municipal de Salud Pública alerta sobre el riesgo que tiene dar de comer a palomas, patos o gatos en la vía pública

19 abril 2021

La campaña "Sus sobras alimentan a las plagas" recuerda que, además de estar prohibido, los restos de comida favorecen su proliferación
En 2020 hubo 2.100 tratamientos de desratización, 400 de desinsectación y se recibieron 153 denuncias por molestias ocasionadas por palomas


"Dar de comer a las palomas sobra". El Ayuntamiento de Zaragoza, a través del Instituto Municipal de Salud Pública (del área de Servicios Públicos y Movilidad) pone en marcha esta semana una campaña de concienciación que recuerda que no sólo no está permitido dar de comer a los animales en la vía pública sino que, además, los restos de comida favorecen la proliferación de plagas.

Un gesto tan habitual como echar migas de pan a las palomas o los patos, aparentemente inocuo, genera un constante problema de salud pública en Zaragoza. Aunque pueda parecer que se está haciendo algo "amable" con los animales, en realidad se favorece la excesiva proliferación de estas especies, alterando sus ciclos naturales de reproducción y sus modos de vida.

(IMÁGENES DE LA CAMPAÑA EN EL APARTADO "ANEXOS" DE ESTA NOTA DE PRENSA)

Echar comida a las palomas o los patos ayuda a que se reproduzcan con mayor facilidad, lo cual les convierte, en sí mismos, en una plaga. Además, los restos de esa comida arrojada en la calle impulsa otras plagas añadidas, como ratas o cucarachas. La Ordenanza municipal sobre la Protección, la Tenencia responsable y la Venta de Animales prohíbe expresamente alimentar a animales ajenos en la vía pública.

La consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha recordado que "las plagas pueden ser un vector para la transmisión de enfermedades a los humanos, además de provocar molestias y rechazo entre la ciudadanía". En este sentido, ha apelado "a la colaboración ciudadana, que es imprescindible. No debemos dar de comer a las palomas ni a los patos, y en el caso de los gatos deben hacerlo sólo las personas autorizadas en las colonias felinas".

Chueca también ha recordado el importante problema que supone "dejar basura fuera de los contenedores, restos que acaban en las aceras y atraen también a plagas indeseables, además de afear nuestras calles y -ha añadido- generar un trabajo extraordinario para los servicios de Limpieza".

Sólo en 2020, el Instituto Municipal de Salud Pública recibió 153 denuncias por molestias ocasionadas por palomas y solicitando capturas. Fueron capturados 2.043 ejemplares. Además, el IMSP hizo 2097 tratamientos de desratización y 372  tratamientos de desinsectación.

EL INSTITUTO DE SALUD PÚBLICA REFUERZA SU ACTIVIDAD

Paralelamente a esta campaña, el Instituto de Salud Pública está trabajando en la última fase para la próxima adjudicación de un contrato de servicios para el control integral de plagas en el municipio. Dicho contrato, que se dividirá en tres lotes, se ha licitado por un importe inicial de 273.000 euros anuales, lo que supone un 390% más que los 70.000 euros que se venían destinando hasta ahora a este tipo de intervenciones.

A través de este contrato se desarrollará un programa integral que no sólo sea de tipo "correctivo", con la actuación ante quejas y denuncias, sino que permita prever la presencia de plagas con tratamientos anticipados, antes de causar molestias a los ciudadanos. Para ello, además, se priorizará el uso de métodos ecológicos, eliminando progresivamente el uso de elementos químicos que afectan al medio ambiente.

El contrato incluirá, entre otros aspectos, un diagnóstico de la situación inicial y anual; la elaboración del citado Plan Integral, que abordará tratamientos en parques, márgenes de ríos y espacios públicos de titularidad municipal; monitorización y tratamiento de todos los registros de alcantarillado público frente a roedores e insectos; y la atención de solicitudes, denuncias y avisos.