Ecociudad invertirá 7,6 millones de euros en mejorar el sistema de depuración y saneamiento en 2023

22 noviembre 2022

La sociedad municipal someterá a aprobación su presupuesto para el próximo año en el Consejo de Administración del viernes, con una reserva de 1,3 millones de euros para mejoras en las depuradoras de La Cartuja y La Almozara

Se destinan además 1,1 millones para el saneamiento de las obras de la avenida Cataluña, Concepción Arenal y Belchite, y 1,5 millones para renovaciones de redes antiguas
La inversión en saneamiento y depuración por el Ayuntamiento de Zaragoza desde 2019 supera los 29 millones de euros, multiplicando por seis las partidas que se destinaron en la legislatura anterior

Ecociudad invertirá 7,6 millones de euros en mejorar la red de depuración y saneamiento de Zaragoza a lo largo del próximo año. La sociedad tiene previsto someter a aprobación en su Consejo de Administración del próximo viernes el presupuesto para 2023, en el que se prevé un plan de intervenciones en la ciudad para continuar mejorando el servicio a los ciudadanos.
Concretamente, entre las inversiones más relevantes que acometerá Ecociudad en 2023, se contempla una inversión para la depuradora de Cartuja por valor de 668.385 € y otra para las instalaciones de La Almozara por importe de 695.000 €.
En paralelo, la sociedad responsable del saneamiento y depuración de las aguas residuales de la ciudad ha reservado una partida de 1,1 millones de euros para intervenir en la renovación de calles en distintos barrios. Concretamente, se renovará parte del saneamiento aprovechando las obras de reforma en la avenida Cataluña, en la calle Concepción Arenal y la calle Belchite. Asimismo, está prevista una intervención para la adecuación de las riberas del río Huerva por valor de 200.000 euros.
Adicionalmente, con respecto a la denominada Operación Calles -obras de reforma integral impulsadas este año de la avenida de Navarra, Reina Fabiola, Latassa, San Miguel, Camino Cuarte, Sixto Celorrio y Ricla- la sociedad prevé destinar 601.993 € para atender las reformas del saneamiento de las calles pendientes de ejecución y cuyos trabajos se prevé finalizar en los primeros meses de 2023
MÁS DE 29 MILLONES DE EUROS EN LA LEGISLATURA
Con el presupuesto que se somete el viernes a votación, el Ayuntamiento de Zaragoza consolida su apuesta por la inversión en la red de saneamiento de la ciudad a través de la sociedad Ecociudad. En los tres años y medio de legislatura, se han realizado obras por valor de más de 29 millones de euros, frente a los 5,3 millones que se invirtieron en la anterior legislatura.
Mientras en 2017, el presupuesto aprobado por Zaragoza en Común ascendía a 627.000 euros, este año se destinarán a inversión 7,6 millones de euros. Dato que demuestra el esfuerzo realizado por este gobierno para mejorar las infraestructuras vinculadas a la depuración y el saneamiento.
RENOVACIÓN DE TUBERÍAS ANTIGUAS
Dentro de las labores de mantenimiento habituales de Ecociudad, el presupuesto para 2023 contempla también una partida de 1,5 millones de euros para la renovación y reparación de aquellos tramos de la red de saneamiento que, debido a la antigüedad de las canalizaciones o daños sobrevenidos, sea necesario sustituir a lo largo del año. Se consigue con estas acciones ir sustituyendo progresivamente los tramos más antiguos de la ciudad por tuberías de materiales mucho más eficientes que evitan la pérdida de agua y mejoran la eficiencia del servicio.
El presupuesto que se somete a aprobación contiene también una serie de partidas para el estudio de alternativas y mejoras para la depuración de la ciudad de Zaragoza, en respuesta al compromiso adquirido por el Ayuntamiento de Zaragoza en el tercer ciclo del Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro para 2022-2027. Para hacer frente a este compromiso, la sociedad destinará en el año 2023 la cantidad de 90.000 euros para licitar las oportunas asistencias técnicas. Adicionalmente, se destina una partida de 80.000 € para la colocación de instrumentación que permita medir de manera adecuada el número de alivios que se producen al año, así como para la instalación de sistemas de retención de sólidos y flotantes que eviten a la entrada de los mismos al cauce de los ríos que atraviesan la ciudad.
Por último, en el consejo se dará cuenta de la modificación del contrato de obras de la calle San Miguel. Por cuestiones de seguridad debido a la aparición de servicios antiguos no documentados durante las excavaciones, y con el objetivo de minimizar las afecciones a los vecinos durante el desarrollo de las obras, ha sido preciso modificar el proyecto por un importe adicional de 494.765,61 € IVA incluido.