Festival Asalto 2020, el arte y los artistas como protagonistas

07 julio 2020

Este mes de septiembre vuelve Festival Asalto en el barrio de San José. Te contamos las novedades de esta edición, cómo ha evolucionado el Festival a lo largo de los años y mucho más con Alfredo Martínez, parte del equipo que organiza Asalto, referencia de arte urbano a nivel nacional e internacional

Tras 15 años llenando las calles de Zaragoza de arte urbano, color y alegría, vuelve Festival Asalto. La nueva edición será del 16 al 27 de septiembres el barrio de San José y se llevará a cabo adaptado a las medidas de higiene y distancia social que en este momento sigue toda la ciudadanía. 

 

¿Quieres conocer todas la novedades de esta edición? Desde el Festival afirman que "este año quieren dar todo el protagonismo al arte y a los artistas y sin perder su esencia ciudadana". Hemos hablado con Alfredo Martínez, de Undo Studio, como parte de la organización de Festival Asalto, ¡no te pierdas la entrevista!
 
Zaragoza Cultura. ¿Por qué se ha escogido este año el barrio de San José?
Alfredo Martínez. Desde Festival Asalto creemos que es la evolución natural tras la edición en 2019 en el barrio de Las Fuentes. Son barrios colindantes y, en conjunto, se puede conseguir una ruta de murales my interesante en la zona Este de la ciudad, una vez que concluya el evento y quede el patrimonio artístico. Sucedió algo similar con las ediciones 2017-2018 entre Valdefierro y barrio Oliver, juntos acumulan un elenco de obras muy importante.
 
Z.C. ¿Podéis adelantarnos algún nombre de artistas que van a participar este año? 
A.M. No, jajaja. Muy pronto desvelaremos el cartel. Aunque las condiciones de la situación actual son complejas, nos gustaría anunciar un cartel muy completo con perfiles de artistas dispuestos a realizar intervenciones de múltiples tipologías y formatos. No queremos hacer distinciones de "importancia".
 
Z.C. Estos 15 años han sido muy intensos... ¿cómo ha sido la evolución del Festival en este tiempo?
A.M. Los primeros años, Asalto era simplemente una muestra de la vanguardia del arte urbano en las calles del Casco Histórico de Zaragoza, algo naif, más inmediato y no tan meditado. Poco a poco, fuimos tomando conciencia de la fuerza del propio arte para transformar espacios y decidimos trabajar en esa línea.
 
Tras los primeros años, ya comenzamos a pedir a los artistas cierto esfuerzo conceptual, respondiendo a temáticas, situaciones  y entornos singulares que les proponíamos. Ya poca gente se acuerda de que una de las ediciones del Festival Asalto -la cuarta- se realizó íntegramente en la ribera del río Ebro.
 
 
La suma de esta mayor exigencia conceptual y el valor añadido de la transformación de los espacios nos llevó a la línea de trabajo actual: para modificar un entorno tienes que conocer a la gente que lo habita. De aquí surge una labor más comunitaria o simplemente responsable y empática del Festival hacia todos los barrios en los que interviene. Realmente, este trabajo es, en la actualidad, el que más recursos exige.
 
Z.C. ¿Nos podéis contar cómo fueron esos inicios? ¿De dónde nació la idea del proyecto? 
A.M. Se podría decir que Festival Asalto es un spin off de un gran festival de arte contemporáneo que se retomó en Zaragoza en el año 2004 llamado En la Frontera. En él, parte de la actual organización realizamos un mural colectivo con artistas que por entonces trabajaban el stencil. Tras esta iniciativa, el propio Departamento de Cultura de la ciudad de Zaragoza nos "retó" a crear algo un poco más ambicioso para las siguientes ediciones.
 
Suena a tópico, pero la verdad es que nunca nos habríamos imaginado llegar hasta donde hemos llegado, con premios y reconocimientos internacionales. Empezamos cuatro amigos con el proyecto y, a día de hoy, contamos con un poquito más de equipo, pero la filosofía de cercanía sigue siendo la misma. Y eso se nota a muchos niveles.
 
Z.C. ¿Hay algún momento o anécdota en estos años que desde la organización recordéis con especial cariño? 
A.M. Todas las ediciones tienen anécdotas memorables, desde artistas que congenian especialmente con ciertos vecinos a barrios enteros que no quieren que te vayas y que repitas edición al año siguiente.
 
En global, la edición de 2017 (el XIII Asalto, en el barrio Oliver) fue bastante especial, pues sentimos por primera vez el apoyo incondicional de un barrio entero y de la mayoría de sus colectivos e instituciones educativas. La involucración fue total y el respeto por las obras abrumador. Propusimos, casi como una broma, realizar el mayor picnic de Zaragoza en el parque Oliver ¡y la ciudad respondió, fue algo genial!
 
Para estar al día de la actualidad cultural, suscríbete a #ZGZesCultura