El Mercado Central de Zaragoza entrega 881 pedidos a domicilio en el primer mes de funcionamiento de la venta online

06 mayo 2020

Los barrios Actur, Parque Goya, Arrabal-Picarral, Parque Venecia, La Paz y San José son los que más han utilizado el servicio
La plataforma de venta ha aumentado la capacidad de producción y ya se pueden atender 100 pedidos al día entregando en 48 horas como máximo

La venta de productos online del Mercado Central de Zaragoza ha realizado en su primer mes de existencia 881 pedidos que suponen más de 3.869 compras. Con la puesta en marcha del servicio se ha reactivado la economía de los detallistas implicados, 28 actualmente, y se ha dado respuesta a las necesidades de los clientes que por el confinamiento no podían acudir hasta la lonja en persona. La distribución ha llegado hasta los diferentes barrios de la ciudad, destacando Actur, Paque Goya, Arrabal, Parque Venecia o San José. Además, se ha aumentado la capacidad de producción y ya se pueden atender 100 pedidos al día entregando en 48 horas máximo. "El balance que hacemos del primer mes del canal digital no puede ser mejor", ha asegurado la consejera de Economía, Innovación y Empleo, Carmen Herrarte.



El pasado 6 de abril, respondiendo a una demanda generalizada, el Mercado Central de Zaragoza, a través de la página web , y el proveedor MiZesta lanzaron la venta de producto fresco online. La primera respuesta de los zaragozanos fue muy buena y las cifras siguen demostrando, un mes después, que el canal digital funciona. En los primeros 30 días se han realizado 881 pedidos entre los 28 detallistas que están en la web, lo que supone un total de 3.869 compras. "Tomamos una decisión acertada poniendo en marcha, en un arranque de emergencia, el canal online del Mercado. Así, hemos podido dar servicio a muchos ciudadanos que han tenido el producto y el trato de siempre, les han evitado desplazamientos y además nuestros detallistas han recuperado su facturación", ha explicado Carmen Herrarte.

El balance del primer mes arroja que el día que más pedidos se han preparado han sido los lunes, en total 300 solicitudes, y son los miércoles y sábados cuando más entregas a domicilio se han hecho, 212 y 200 respectivamente. Por barrios, en este primer mes de funcionamiento de la venta online, los vecinos del Actur son los que más pedidos han realizado, seguidos por los de Parque Goya y Arrabal-Picarral. En tercer lugar se encuentran los barrios de Parque Venecia, La Paz y San José. "Damos las gracias a los detallistas, al personal de MiZesta, al personal de la empresa de transportes, al personal de ATADES y a todos a los que con su sobresfuerzo han hecho que el proyecto sea posible", ha concretado la consejera.


A partir del próximo lunes, 11 de mayo, salvo contraorden del gobierno central, restableceremos el horario habitual del Mercado Central, desde las 9 de la mañana hasta las 20:00 horas de forma ininterrumpida. Además, se van a seguir manteniendo las medidas  higiénico sanitarias actuales para proteger y evitar el posible contagio de la COVID-19.

Venta online


Para realizar la compra online es necesario acceder a la web www.mercadocentraldezaragoza.com y desde allí redirecciona a la plataforma de venta. La compra mínima que deberán realizar los clientes en cada uno de los detallistas es de 5 euros, y por compra total, el mínimo debe ser de 30 euros. Una vez realizado el pedido, el pago se realiza en dos partes. Primero se abona un 75% de la compra, y una vez puesto todo el pedido, con su correspondiente pesado, se abona el 25% restante. A ese coste, se suman por último 7,5 euros de suplemento que corresponden a los gastos del transporte. Los envíos se realizarán al casco urbano de Zaragoza y Cuarte de Huerva.



La empresa distribuidora, TJS Transportes, que ya reparte los pedidos en 48 horas máximo dispone de una amplia flota de furgonetas refrigeradas, utiliza balizas isotermas y geles de frío. Para evitar contagios ante la pandemia, los repartidores irán equipados con mascarillas, guantes y gel hidroalcohólico. Además, y dada la situación de confinamiento que viven los ciudadanos y las medidas de seguridad que se deben tomar, el cliente no tendrá que firmar nada ni tener ningún contacto con los trabajadores.