La geogobernanza como herramienta de análisis y reflexión geográfica en el contexto de la covid-19:
II Encuesta ciudadana de condiciones de vida, necesidades y expectativas tras 20 meses de pandemia

Introducción

Los primeros impactos que la pandemia por COVID-19 tuvo en nuestra ciudad llevó al Ayuntamiento de Zaragoza a realizar una encuesta ciudadana sobre las Condiciones de vida, percepción y valoración emocional de la ciudadanía durante el confinamiento. En esta encuesta, realizada durante el confinamiento domiciliario de la primavera de 2020, participaron casi 5.000 personas mostrando su visión e inquietudes en los momentos más duros y críticos. Los resultados sirvieron para orientar las acciones de la ciudad para su recuperación, donde el Ayuntamiento de Zaragoza intentó estar al lado de la ciudadanía adaptando sus servicios y equipamientos a las necesidades que ha marcado la pandemia.

Año y medio después (finales de 2021) el Ayuntamiento quiso volver a conocer la opinión de la ciudadanía mediante su participación en una nueva encuesta que sirva como ejercicio de reflexión y auto diagnóstico, cuando la recuperación de la vida normal parece cada vez más próxima. Los ámbitos de la sociedad y la Universidad han confluido gracias a la creación del grupo de trabajo “Im-pulsando Zaragoza frente a la Covid-19”, del Consejo de Ciudad, donde se están valorando diferentes ámbitos temáticos sobre el papel y apoyo que el Ayuntamiento ha tenido en esta pandemia, así como realizando propuestas de mejora para el futuro de Zaragoza

Objetivo

El objetivo principal de esta iniciativa era conocer y espacializar la situación de la ciudanía tras el confinamiento y durante la pandemia por covid-19, el papel del Gobierno Municipal para implementar medidas de apoyo a la salud pública y evaluar estas adaptaciones llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Zaragoza en el mantenimiento de los servicios y de las actividades económicas.

Los resultados proporcionan a la administración municipal la capacidad de generar y promover conocimiento permanente ante las consecuencias socioeconómicas y sanitarias producidas por la pandemia, por lo que los objetivos responden a los principios de la geogobernanza y de la Inteligencia Geográfica

Metodología

Las encuestas han sido diseñadas y gestionadas por completo de manera digital, autoadministrada a través de la página web del Ayuntamiento de Zaragoza. Como se trata de un proceso participativo, el método utilizado fue el de “bola de nieve”, que permite la penetración y obtención de respuesta en una situación de emergencia como la sufrida y se justifica gracias a que el nivel de digitalización de la población de Zaragoza está por encima del 80%.

La encuesta estuvo abierta a cualquier residente de la ciudad mayor de 16 años, y adaptada para ser visualizada en los dispositivos móviles, paliando en la medida de lo posible la brecha digital y reduciendo el posible sesgo generado por la falta de acceso a Internet a través de una conexión fija en los domicilios de la población.
El cuestionario fue diseñado para facilitar su comprensión mediante preguntas amigables y respuestas cortas o de escala acompañadas de pictogramas.
La primera encuesta obtuvo 4.210 respuestas válidas y la segunda 1.777, lo que ha supuesto unas muestras suficientes y desagregadas por barrios que responde perfectamente cuando se ha cotejado con otras fuentes de información. En ambas encuestas las mujeres han representado el 62% de las personas que han respondido a la encuesta.

Igualmente, su diseño y elaboración siguió lo dispuesto en la legislación vigente en materia de protección de datos de carácter personal, en los términos establecidos en el Reglamento General de Protección de Datos (Reglamento UE 2016/679, de 27 de abril), para que la información personal fuese correctamente anonimizada y tratada de manera conjunta por el Ayuntamiento de Zaragoza.
Los resultados obtenidos se analizaron de manera agregada, nunca individualmente, por lo que las respuestas nunca podrán asociarse a una determinada persona. Se trata, en conjunto, de una de las encuestas más completas de las realizadas en Europa con dos periodos de consulta: en la fase final del periodo de confinamiento domiciliario en abril de 2020 y un año y medio después, en diciembre de 2021.

La encuesta constaba de 52 preguntas estructuradas en torno a cinco grandes bloques, además del bloque inicial de caracterización de la persona encuestada:

­
  • Situación personal; hogar y economía familiar: Preguntas 1 a 20
  • Estado anímico y de salud: Preguntas 21 a 30
  • Actividades y actitudes durante la pandemia: Preguntas 31 a 42
  • Horizonte pospandémico (2022) Preguntas 43 a 48
  • Valoración de los servicios del Ayuntamiento y de otras administraciones y servicios públicos: Preguntas 49 a 52

Datos

Resultados

Los resultados de las encuestas se han espacializado en barrios, evidenciando los patrones territoriales y emocionales de respuesta de la ciudadanía frente a la covid-19.Esto es de gran importancia, ya que supone una gran diferencia sobre la mayoría de los estudios urbanos en procesos de geogobernanza

Visor de mapas relacionados con la encuesta


Se presentan 116 capas de información geográfica organizadas en 11 mapas que le permitirán hacer un recorrido a través de las 52 preguntas de las que consta la encuesta.
Se trata de los valores del total de respuestas correctas a la encuesta, sin ningún tipo de interpretación o modelo estadístico mas allá de los porcentajes y asignación de barrio. Toda la información se puede descargar en formato geojson para su reutilización, cumpliendo los estándares de accesibilidad, intercambiabilidad y transparencia del conjunto de datos abiertos

Conclusiones

En primer lugar, cabe destacar que los hábitos de vida y actitudes se han modificado para el 75% de la población, con una pérdida de confianza e inseguridad relevante. Ello supuso un cambio en los usos y actividades de los ciudadanos en la ciudad de Zaragoza sobre todo en movilidad, modelo residencial, digitalización, hábitos de consumo, modelo de ocio, adicciones o pautas de vida saludable. Son las mujeres y los grupos socioeconómicamente más débiles entre los dieciocho y los cuarenta y nueve años (40%) quienes más sufrieron la pandemia y sus derivas sanitarias, emocionales, laborales y económicas. La afección anímica de los zaragozanos, en cualquier caso, está todavía por superar. Aproximadamente el 10% de los encuestados afirmaron tener un estado de ánimo malo o muy malo, frente a un 25% que dijeron tenerlo bueno o muy bueno, lo que habla también de una gran capacidad de resiliencia y confianza en su entorno más próximo, tanto familiar como socio-laboral.

En el ámbito laboral, las mujeres han visto que, como consecuencia de la pandemia por covid-19, su situación laboral cambió en un 17% de los casos, frente a un 10% en los hombres. Seguramente esta diferencia entre géneros obedece a la asunción de las tareas asistenciales, primero en el hogar y luego en el ámbito familiar, por las mujeres, lo que ha condicionado horarios de trabajo y duración de la jornada laboral.

La pandemia incrementó la vulnerabilidad en la salud física y mental de los ciudadanos con un aumento del sedentarismo, la ansiedad, el aumento de peso o los problemas en el descanso y el sueño. Esto supuso un alza de los modelos de ocio sedentario con el incremento general en el consumo de contenidos en plataformas digitales desde 2020, lo que ha situado a las televisiones de pago con el mismo nivel de penetración en los hogares que las cadenas generalistas. En cuanto a hábitos y costumbres, el 25% de los encuestados hace apuestas y el 62,5% ingiere alcohol, mientras que el 42,6% hace uso de medicamentos para dormir y relajarse. Casi el 33% de los zaragozanos ha incrementado el picoteo entre horas, mientras que solo el 20% ha practicado hábitos alimenticios más saludables. El 91,4% de los encuestados hacen uso del comercio electrónico (un 20% más que en los inicios de la pandemia), y el 50% de éstos ha incrementado sus transacciones, lo que suscita la necesidad de evaluar su incidencia a corto y medio plazo sobre el comercio local y de proximidad.

En líneas generales, se produjo un empeoramiento de las condiciones de salud de la población. Al finalizar la segunda encuesta más del 13% de la población de la ciudad habían contraído la covid19 y en marzo de 2022 con la llegada de la variante Ómicron superaba el 26%-. Además, un 39% de los contagiados afirmaron tener secuelas por el SARS-CoV-2. Más inquietante resulta que el 30% de los enfermos crónicos que participaron en la encuesta empeoraron su salud, sobre todo en dolencias como el sobrepeso, la diabetes, los problemas de movilidad o las alteraciones psicológicas.

El 27% de los encuestados valoraron su salud durante la pandemia por debajo de los índices normales, mientras que el 46% afirmaron encontrarse bien o sin problemas de salud durante ese periodo.