Ayuntamiento de Zaragoza

Urbanismo

Urbanismo aprueba una instrucción con nuevos criterios de actuación para el cementerio

11/05/2020.

Los velatorios y ceremonias vuelven a estar permitidos


Se deberán mantener en todo momento las distancias de seguridad y las medidas de higiene para lo que se dispondrán dispensadores de gel desinfectante y señales indicando las distancias mínimas a guardar


El Tanatorio de Torrero instala una cámara térmica en la entrada para detectar si algún familiar o allegado registra más de 37,5º C

La Consejería de Urbanismo ha aprobado una nueva instrucción con las medidas que se deben aplicar en el Cementerio Municipal de Torrero y sus instalaciones a partir de mañana lunes cuando Zaragoza entre en la Fase 1 de desescalada decretada por el Ministerio de Sanidad. Como consecuencia de la entrada de la ciudad en esta fase se flexibilizarán algunas de las limitaciones que se impusieron respecto a la asistencia de familiares y allegados tanto en entierros y cremaciones como en los velatorios y ceremonias de despedida, que vuelven a permitirse.

Las Capillas 1 y 2 del Cementerio se reservarán para las ceremonias de los fallecidos por COVID-19 en horario de 8:00 a 10:00 horas. A partir de esa hora y antes de que pueda ser utilizada por el resto de usuarios, se llevará a cabo una limpieza y desinfección tanto de los espacios como de los utensilios y elementos susceptibles de ser utilizados por los asistentes. La Capilla 3 quedará reservada para fallecidos por causas distintas al COVID-19.

También se han ordenado los horarios de inhumaciones para evitar coincidencias entre los familiares de los fallecidos por COVID-19 y de los fallecidos por otras causas. En el primer caso, tanto las inhumaciones como el depósito de cenizas en nicho se llevarán a cabo entre las 8:30 h. y las 10:30 h. de lunes a domingo. Para las personas cuyo fallecimiento se debe a causas distintas al Covid-19, las inhumaciones se llevarán a cabo entre las 10:00 h. y las 13:30 h. de lunes a sábado y de 10:00 h. a 13:00 h. los domingos y festivos. El depósito de cenizas, en estos supuestos, se realizará entre las 9:30 h. y las 11:00 h. de lunes a domingo.

La ocupación de los velatorios se limita a un máximo de 10 personas. La participación en la comitiva para el enterramiento o despedida para la cremación de la persona fallecida se restringe a un máximo de 15 personas. En todo caso, deberán respetarse las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del coronavirus en lo relativo al mantenimiento de una distancia mínima de dos metros entre personas, higiene de manos y mascarilla.

En los lugares de culto se limitará el aforo a un tercio de su capacidad, solo podrán sentarse dos personas por banco, no se permitirá la estancia en las zonas comunes como pasillos o antesalas, será obligatorio el uso de mascarilla con carácter general, se colocarán dispensadores de geles hidroalcohólicos desinfectantes a la entrada del espacio de culto y se evitará el contacto con objetos y entre personas.

Tanatorio de Torrero

También se incorporan nuevas medidas de seguridad y protección en el Tanatorio de Torrero. La empresa concesionaria ha instalado un punto de medición de temperatura a la entrada que registrará si alguien ingresa con más de 37¿5º. En ese caso, la cámara termográfica emitirá un sonido para alertar al personal de seguridad quien informará al afectado de los riesgos que supone y le recomendará que acuda a un centro médico y le facilitará, en su caso, mascarilla y guantes.

El tanatorio dispondrá, además, de una nueva cartelería y señales para orientar a las visitas donde se indicará la localización de dispensadores de gel hidroalcohólico desinfectante, papeleras con apertura mediante pedal para limitar el contacto, vinilos en el suelo indicando las distancias de seguridad que habrá que respetar, o mamparas en los mostradores para proteger tanto a los visitantes como al personal que trabaja en las instalaciones.

Después de proceder a la desinfección habitual de todas las instalaciones se efectuará un tratamiento de ozono y se colgará en la puerta un cartel que indique que la sala está desinfectada. El tanatorio incorpora para ello varias máquinas de ozono portátiles al material de limpieza.