Tecnología y Ciudadanía

Etopia inaugura Tensiones escópicas, una muestra retrospectiva del artista turolense David Cantarero Tomás

22/01/2020. La exposición, que permanecerá abierta al público hasta el 25 de abril, cuenta con siete obras del artista con las que se busca dar a conocer su línea de investigación en torno a la imagen y su impacto como herramienta de comunicación en la sociedad contemporánea.

Etopia Centro de Arte y Tecnología acoge la exposición Tensiones escópicas, un proyecto desarrollado por David Cantarero Tomás (Teruel, 1979) para el Ayuntamiento de Zaragoza.

Esta muestra, que permanecerá abierta al público hasta el 25 de abril, surge a raíz de la beca de producción César e-Fluxus Laboratorio Audiovisual que el artista turolense llevó a cabo recientemente en el propio centro gracias a la colaboración con los Laboratorios César, y que ha contado con el seguimiento y asesoramiento técnico de David Orús.

La exposición, comisariada por Nerea Ubieto, recoge además varios trabajos vinculados a la línea de investigación que Cantarero ha ido desarrollando a lo largo de los últimos años en torno a la imagen, sus mecanismos de generación de sentido hoy en día y su impacto como herramienta de comunicación en la sociedad contemporánea.

Siete obras con las que artista evidencia los mecanismos de articulación de sus piezas para generar un espacio que permite mirarlas desde otro lugar más crítico y consciente. Lo hace a partir de contradispositivos que activan un funcionamiento disruptivo y plantean interrogantes sobre la naturaleza de lo que estamos viendo.

Así, por un lado, en Tensiones escópicas se darán a conocer por primera vez las piezas Zootropo 3D - Chopo cabecero y Uno y tres (mil) troncos, ambas desarrolladas en los Laboratorios César en Etopia. Por el otro, esta muestra retrospectiva incluye un proyecto llevado a cabo en la Fundación BilbaoArte, gracias a la beca de colaboración disfrutada en esta institución durante todo el 2016, y una serie de obras producidas en el Kunsthaus de Bregenz, durante una residencia artística fruto del acuerdo entre el museo austriaco, el Departamento de Cultura de la Región de Vorarlberg y la mencionada Fundación Bilbao Arte, entre el verano y el otoño de 2017, así como otros dos trabajos inéditos y de creación reciente que completan esta exposición.