Tecnología y Ciudadanía

Comunicaciones a la Policía Nacional sobre delitos tecnológicos

Durante el período de confinamiento podemos recibir correos que nos piden datos bancarios, ofrecen trabajos poco claros o nos dicen que nos han puesto una denuncia. También nos pueden llegar peticiones o imágenes a través de redes sociales que nos parezcan ilegales.

Ante una sospecha de fraude o de que se esté cometiendo un delito, la Policía Nacional dispone de un canal de consulta y denuncia sobre los siguientes temas:

- Pornografía infantil. Comunicación de información sobre páginas web, publicaciones o cualquier situación que ponga en peligro a menores en el uso de las nuevas tecnologías (Ciber-bullying, Grooming, Sexting).

- Redes Sociales. Comunicación de cualquier actividad ilegal a través del uso de las Redes Sociales (Facebook, Twitter, Youtube, foros, newgroups, etc.).

- Amenazas y Extorsiones. Comunicación de delitos de amenazas, extorsiones, calumnias o injurias cometidos a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

- Fraudes en Internet. Comunicación sobre uso fraudulento de tarjetas de crédito en Internet, fraudes en subastas y comercio electrónico, estafas en la red.

- Seguridad Lógica. Virus, sustracción de datos, hacking, descubrimiento y revelación de secretos, suplantación de personalidad o sustracción de cuentas de correo electrónico.

- Antipiratería. Comunicación de delitos contra la propiedad intelectual de programas de ordenador, música y productos cinematográficos o contra la propiedad industrial, uso indebido de señales de vídeo.

- Fraudes en el Uso de las Telecomunicaciones. Comunicación de delitos cometidos utilizando cualquier sistema de telecomunicación, fraudes telefónicos en sistemas de telefonía fija o móvil.

- Otra Información. Para comunicaciones no recogidas en los epígrafes anteriores.

Cada apartado dirige a un formulario específico. Cualquier comunicación realizada a través de éste medio, será tratada con todas las garantías de confidencialidad por el Cuerpo Nacional de Policía.

Esta colaboración no supone la presentación de una denuncia formal.