Policía Zaragoza

Comienza la retirada de los bloques de hormigón y pintura de la calle Antonio Leyva

27/07/2020.

El Ayuntamiento, que atiende el acuerdo de la Junta Municipal de Oliver-Valdefierro, eliminará también la pintura de colores


Se mantendrán las chicanes para reducir la velocidad de los vehículos y mejorar la seguridad de los peatones y se reforzará la vigilancia policial 

El Ayuntamiento de Zaragoza ha comenzado a retirar hoy los bloques de hormigón y los maceteros instalados en la calle Antonio Leyva, tal y como acordó la Junta municipal de Oliver-Valdefierro. Además se ha iniciado la eliminación de la pintura de colores de los laterales.

La consejera de Infraestructuras y presidenta del distrito, Patricia Cavero ha explicado que estos elementos, que se colocaron en mayo de 2019 sin todos informes técnicos previos, `constituyen un peligro para la seguridad de conductores y peatones. Además el informe de la Policía Local ha advertido de que incumplen la normativa', ya que la señalización horizontal y vertical de la calle no se corresponden con la autorizada por la Dirección General de Tráfico ni el Ministerio de Fomento. A ello se unen las quejas de los vecinos porque los 26 bloques se habían convertido en espacios de reunión hasta altas horas de la madrugada, dificultando el descanso.

Cavero ha recordado que la instalación fue muy polémica y ha destacado que `con la retirada de los bloques y maceteros cumplimos con el acuerdo adoptado por el pleno de la Junta Municipal Oliver-Valdefierro, que en febrero aprobó eliminar todos estos elementos estéticos'. Los seis maceteros serán reutilizados por el Servicio de Parques y Jardines y la pintura de colores será sustituida por señalización horizontal.

La consejera ha explicado que Antonio Leyva seguirá siendo una calle de tráfico pacificado en la que se mantendrán las chicanes. Éstas han permitido reducir la velocidad de circulación en la vía y han servido para consolidad la calle Lagos de Millares como alternativa para salida de vehículos, estabilizando el tráfico en ambas calles. Cavero ha indicado que además se reforzará la vigilancia policial y que cuando las circunstancias sanitarias lo permitan se mantendrán una reunión con los vecinos para decidir si se pueden reforzar los elementos de seguridad en la calle a partir de las propuestas realizadas por el Servicio de Movilidad.