Museos y Exposiciones

Aguadoras, 1925.Bronce, 45 x 27 x 21,5

Inscripciones
P. Gargallo (delante, izqda. sobre base)
MUSEO PABLO GARGALLO DE ZARAGOZA (detrás, sobre base)
Cachet Fonderie Coubertin (detrás, izqda. sobre base)
Procedencia
Donación parcial Anguera-Gargallo (derechos de autor) y fundición Ayuntamiento de Zaragoza.
Modelo original
Escayola. Taller del artista, París.
Edición
7 ejemplares numerados (terminada), 3 pruebas de artista numeradas (terminada), 1 ejemplar S/N con doble base, 1 ejemplar S/N (Musée National des Beaux-Arts, Argel), 1 ejemplar S/N (Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid), 1 ejemplar S/N, y 1 ejemplar Museo Pablo Gargallo de Zaragoza.
Descripción

Existen también dos ejemplares en terracota y dos ejemplares en mármol blanco (actualmente en paradero desconocido), todos repertoriados, realizados por el propio Gargallo.

El propio autor decidió realizar fundiciones de cada una de las figuras por separado, existiendo edición de 7 ejemplares numerados (sin terminar) y 3 pruebas de artista numeradas (sin terminar) de cada una de ellas.

Realizó también un ejemplar -con variaciones- en piedra, único y repertoriado, de la gruesa; y un ejemplar en terracota, único y repertoriado, de la delgada.

Ya en torno a 1900 realizó Gargallo un dibujo a tinta y acuarela representando a una mujer de edad madura, vestida con indumentaria campesina tradicional, tal vez aragonesa, y llevando sendos cántaros en la cadera y sobre la cabeza, este último casi tumbado. Muchos años después repetiría el mismo tema mediante el dibujo de un opulento semidesnudo femenino que transporta un gran cántaro sobre la cadera, Mujer con cántaro, 1920, hoy perteneciente a las colecciones del Museo Pablo Gargallo e incluido en este catálogo. Finalmente modeló este delicioso grupo, con el que aparentemente quiso representar dos épocas y estados del cuerpo femenino y acerca del cual solía bromear asegurando que había representado a las mujeres de Maella camino de la fuente, lo que provocaba el enfado de las féminas de su pueblo, que se consideraban mucho más recatadas en la vida diaria.

Tanto el Pequeño torso de mujer, 1925, como el Torso de adolescente, 1933-34, ambos en las colecciones del Museo Pablo Gargallo, tienen su origen en la aguadora delgada, que Gargallo retocó, modificó y amplió, en cada caso respecto al referente anterior, hasta obtener dos figuras distintas en todos los aspectos.

Exposiciones
  • 1925
    XVIII Salon d¿Automne: París, Grand Palais: 26 septiembre-1 noviembre.
  • 1929
    Der Schöne Mensch in der Neuen Kunst: Darmstadt, Mathildenhöhe: 16 junio-6 octubre, nº 174.
  • 1933
    Catalaansche Kunst: Amsterdam, Kunstza-al Vecht: 14 enero-10 febrero.
  • Más exposiciones