Museos y Exposiciones

Aplicar la economía y la cultura del bien común para transformar la sociedad ha sido el principal logro del área dirigida por Fernando Rivarés

13/02/2019.

Se ha hecho balance de los cuatro años de gobierno en los que se han saneado las cuentas, se ha reducido la deuda y se ha salido del plan de ajuste


La gestión cultural se ha centrado en la transformación de la sociedad, la transversalidad de los programas y el apoyo al talento local

El consejero de Economía, Cultura y Turismo, Fernando Rivarés, acompañado por Ana Sanromán, directora general de Economía; Saúl Esclarín, director general de Cultura; Miguel Ruíz, coordinador general del área; Enrique Pérez, gerente de Zaragoza Turismo, y Víctor López, gerente del Patronato Municipal de las Artes Escénicas y de la Imagen, ha hecho balance de su gestión de los años 2015 a 2019.

Rivarés ha señalado que han sido cuatro años muy intensos en los que se ha cambiado radicalmente el modo de entender la economía y de medirla, ya que se ha trabajado favoreciendo el bienestar de la sociedad, buscando la sostenibilidad económica, e impulsando una fiscalidad justa que beneficie a la mayoría de la población. En este sentido Rivarés ha señalado que se dejan las cuentas en una situación completamente distinta a como se encontraron.

La deuda financiera se ha reducido en más de 100 millones de euros, el pago a proveedores se ha reducido también de 80 a 26 días de media, y los servicios básicos se han dotado correctamente, saldándose deudas que había con grandes contratas de luz, gas, limpieza y transporte por más de 64 millones de euros.

"Hemos bajado los impuestos más importantes, como el IBI para el 99% de los vecinos y vecinas de esta ciudad- ha destacado Rivarés- además de bonificar tasas y plusvalias por herencias a las rentas más bajas. A eso se le llama justicia fiscal, y conseguir una caja común fuerte que financie las necesidades de la mayoría."

El Consejero de Economía ha destacado también que en estos cuatro años se ha salido del plan de ajuste, se han refinanciado importantes deudas como la de Zaragoza Alta Velocidad, y ahora mismo el ayuntamiento puede acudir a los bancos para pedir dinero para inversiones porque se cumple con el plan de estabilidad financiera, aunque las políticas de austeridad del gobierno central no han cambiado y los ayuntamientos siguen ahogados.

Una cultura abierta y participativa

Fernando Rivarés ha señalado en su comparencia que se sentía "muy orgulloso de haber sentado las bases de un modelo cultural, porque había una gran oferta cultural, pero no un ecosistema cultural". En gestión cultural, ha remarcado que se han tomado decisiones de una forma participada y participativa, desde la escucha y el diálogo, para adecuar las políticas culturales a la realidad del sector y de la ciudadanía. Por ejemplo, la participación ha sido fundamental en el desarrollo de las Fiestas del Pilar y la colaboración con el sector cultural ha sido clave para poner en marcha nuevas estrategias, como es la promoción del libro y fomento de la lectura. Igualmente, ha sido importante la toma de iniciativas para estimular los proyectos teatrales, de danza y circo de nuestra ciudad en colaboración con el sector. Así es como en 2016 se puso en marcha por primera vez ZGZ Escena junto a las asociaciones aragonesas de empresas de Artes Escénicas y el sector, un festival reconocido, en su tercer año de vida, por el Ministerio de Cultura.

El consejero se ha referido a Harinera ZGZ, como un importante elemento dinamizador de su entorno más próximo, convirtiéndose en uno de los principales espacios de referencia a nivel nacional en cultura comunitaria y gestión compartida público-privada.

Desde el área se ha ayudado también al tejido privado a hacer viables y sostenibles sus proyectos. Para ello, se puso en marcha en 2018 Zaragoza Acompaña, un servicio municipal de información y asesoramiento especializado con el que se dió respuesta a una demanda planteada por el sector.

Cultura accesible y de apoyo a los creadores locales

Una cultura accesible para todos, capaz de romper barreras físicas, sociales y economícas, ha sido otra de las materias con las que se ha trabajo intensamente, ha destacado Rivarés. Algunas de las actuaciones puestas en marcha para avanzar en esta accesibilidad universal a la cultura han sido los proyectos comunitarios como Barrios Creando, Creando Barrios; el arranque de la Orquesta Escuela Zaragoza; la integración de la infancia y la juventud en todos los programas, como por ejemplo Distriro Danza y Danza en Acción y Danza en el Centro, o la descentralización de actividades culturalesles para llegar a todos los barrios de la ciudad.

Para el consejero, la política cultura de esta legislatura ha situado a los creadores y creadoras locales en el epicentro de todos los proyectos desarrollados. El apoyo al #talentolocal y a sus profesionales ha sido constante con un doble objetivo, como es mantener y generar empleo y ayudar a dignificar su trabajo. Así, la Cabalgata de Reyes o el pregón de Fiestas del Pilar han estado diseñadas y protagonizadas por compañías locales; se ha puesto en marcha el proyecto Cartografía Danza; el Patronato Municipal de las Artes Escénicas y de la Imagen ha impulsado el proyecto europeo Pyrenart, y se ha creado también un programa de residencias artísticas en el Auditorio de Zaragoza, el Centro de Danza y Harinera ZGZ.

Apuesta por el patrimonio cultural

Varios han sido los programas que se han puesto en marcha para poner en valor el Patrimonio Cultural de la ciudad, lo que ha permitido también hacer más accesible nuestra cultura y transformar la ciudad. Para ello, Fernando Rivarés ha señalado que se ha creado la Ofizina de la Lengua Aragonesa, se está desarrollando, entre otras cosas, un plan de protección de murallas, y, de cara al futuro, se están dando pasos importantes para trabajar en nuevos espacios museísticos, como son la restauración de la maquinaria de la Imprenta Blasco, la promoción de un Museo Internacional del Ferrocarril en el entorno de la estación de Casetas, o la recuperación de los Baños Judíos.

El consejero de Cultura ha resaltado la dinamización y transformación de los museos y salas municipales de la ciudad para convertirlos en espacios de encuentro y disfrute para la ciudadanía y en los que los artistas locales pueden mostrar "su talento". Como novedad en este sentido, ha destacado el éxito de la convocatoria que por primera vez puso en marcha el ayuntamiento para la selección de proyectos expositivos durante 2019 en tres salas municipales, y que ya ha comenzado con una exposición en el Torreón Fortea. A ello, hay que añadir también la reciente incorporación de los museos en las redes sociales, una presencia que forma parte de la estrategia de comunicación digital para abrir estos espacios a la ciudadanía, fomentando la interacción y la participación sobre el arte, el patrimonio y la historia.

Trabajar por la recuperación de la memoria histórica ha sido otro de los ejes de la política cultural de este gobierno, desde la eliminación de los símbolos franquistas en el Puente de Santiago, hasta la búsqueda de una sede para albergar la Casa de la Memoria.

Plan Estratégico de Turismo

Rivarés ha finalizado el balance de su gestión hablando sobre la nueva marca de Zaragoza Turismo, Zaragoza te quiere..., presentada en Fitur, y que está basada en la emoción y el dinamismo de la ciudad. Este nuevo impulso a la imagen de la capital aragonesa coincide con la culminacion de un periodo de cuatro años de cifras de récord en número de visitantes y en eventos en la ciudad, y en el que se ha aprobado el Plan Estratégico de Turismo 2017-2021.

La nueva planificación apuesta por promover la experiencia emocional del visitante y se contempla la cultura como eje vertebrador de la estrategia turística para generar en el visitante experiencias emocionales. En este sentido, Rivarés ha señalado que "se busca un perfil de turista urbano, que viene a Zaragoza para conocer la España real".