Ayuntamiento

Prueba piloto en el entorno de la plaza de los Sitios para prohibir el estacionamiento de patinetes, bicis y motos en las aceras

08/11/2019.

A lo largo de las próximas semanas se van a generar nuevos espacios en la calzada que permitirán despejar el espacio peatonal y evitar situaciones de inseguridad y dificultad de movilidad para los viandantes

Este test permitirá conocer la verdadera demanda de espacios de estacionamiento para los diversos medios de transporte y adelantando el diseño urbano para los futuros cambios en la reglamentación


El Ayuntamiento de Zaragoza, a través del Área de Servicios Públicos y Movilidad, iniciará durante el mes de noviembre una prueba piloto para rediseñar los espacios de estacionamiento en la vía pública, de manera que se prohíba el estacionamiento sobre éstas y se liberen las aceras de obstáculos que puedan crear dificultades, e incluso situaciones de inseguridad, para los peatones. Este test se va a realizar en el entorno de la plaza de los Sitios, en un perímetro delimitado por Independencia, Coso, plaza de San Miguel, paseo de la Mina y Constitución.

La incorporación de nuevos vehículos de movilidad personal (patinetes eléctricos, bicicletas compartidas), que se suman a los ya existentes -bicicletas privadas, motocicletas, ciclomotores- ha provocado en muchas ciudades, entre ellas Zaragoza, una mayor presencia de éstos en las aceras. Su estacionamiento, a menudo irregular, provoca molestias entre los viandantes e incluso dificultades, sobre todo entre las personas con movilidad reducida, carritos infantiles y personas mayores.

Tal y como ha explicado la consejera de Servicios Públicos, Natalia Chueca, "esta prueba se enmarca dentro de la estrategia del Gobierno de situar al peatón en el centro de la movilidad urbana. Debemos favorecer -ha dicho- algo tan simple, pero a la vez tan saludable como caminar, combinando y armonizando el uso del espacio urbano con el resto de elementos con los que se convive en la vía pública".

Zaragoza se sumó recientemente a la Red de Ciudades que Caminan, una asociación internacional abierta a aquellos municipios y administraciones interesadas en mejorar la situación de los viandantes a través de la puesta en marcha y el intercambio de iniciativas dirigidas a mejorar la accesibilidad, la seguridad vial y el medio ambiente.

Aunque la Dirección General de Tráfico ha anunciado un futuro cambio en la normativa -que, según parece, prohibirá el estacionamiento de cualquier tipo de vehículo sobre las aceras-, desde el Ayuntamiento de Zaragoza se ha decidido adelantar esta prueba piloto que, además de eliminar vehículos en las aceras, permitirá conocer la verdadera demanda de espacios de estacionamiento existente para los diversos medios de transporte y, así, ensayar y armonizar el reparto del espacio disponible en función de la demanda real.

Disponer de una dotación adecuada de estacionamientos para VMP, bicicletas, ciclomotores y motocicletas fuera de las aceras se considera la única alternativa factible para disuadir a los usuarios de estos vehículos de dejarlos en las aceras. Además, se va a aprovechar para instalar estos nuevos espacios en la proximidad de pasos de peatones, de manera que se mejore la visibilidad -y, por tanto, la seguridad vial- tanto de éstos como de los conductores.

Antes de Navidad se van a realizar, en el entorno antes descrito, las adaptaciones necesarias, que posteriormente podrán ir modificándose en función de los resultados que vaya arrojando la prueba. Así, se van a eliminar 10 zonas de aparcabicis en acera que interfieren el tránsito peatonal, así como una destinada a motos. También se van a corregir tres espacios para motos que actualmente ya están en calzada.

En paralelo, se van a crear 22 nuevos aparcamientos para bicicletas y VMP, así como 4 nuevas zonas para motos. Ademas, 3 espacios de aparcabicis ya existentes se van a adaptar para facilitar su uso mixto (con VMP).

En cuanto a motocicletas, el número de plazas disponibles en esa zona (unas 280) se mantendrá intacto, aunque situadas todas en calzada.

Respecto a bicicletas y VMP, el número de plazas disponibles aumentará considerablemente en el balance final, con la creación de 250 nuevas plazas mixtas, frente a la eliminación 100 plazas que, hasta ahora, están situadas en acera y, además, suponen obstáculo para los peatones.

Paralelamente a la adaptación de las plazas, se van a instalar señales informativas en todas las entradas a la zona de la prueba, para que los usuarios de VMP, bicicletas y motos sepan que no deben dejar sus vehículos en las aceras y que deberán usar las zonas habilitadas. De este modo se podrá medir, de manera realista, el número de plazas necesarias y, en su caso, ampliar o modificar los espacios elegidos.