Cultura

Presentación

Inaugurado en 1929 por Miguel Primo de Rivera, su epónimo hasta que en 2010 se cambió su nombre oficial en memoria de José Antonio Labordeta, el parque Grande de Zaragoza tiene una superficie aproximada de 368.000 m2. Cuenta con una gran cantidad de rincones especiales, en donde perderse y pasear, lejos de la afluencia urbana. El escritor aragonés Juan Moneva y Puyol en un artículo del Heraldo de Aragón de 1928, señalaba en cuanto a la ubicación allí de algunos bustos: "En un lugar de recreo y esparcimiento en donde el espíritu se halla más curioso para enterarse de lo que no interesa a la diaria utilidad. Por eso en el parque los personajes estatuados obtendrán más atención del público que los que ocupen centros de plazas donde actúa el tráfico de los negocios". Efectivamente, estos espacios ajardinados y arquitectónicos conforman un bello soporte para los veintidós monumentos escultóricos que se hallan en el parque, sin embargo, algunos de ellos, no fueron concebidos para tal bucólico emplazamiento. El itinerario planteado pretende ser un viaje a través de la memoria colectiva del pasado, recordada mediante una serie de espacios, monumentos e intervenciones artísticas que se pueda disfrutar en un agradable paseo en contacto con la naturaleza y el arte, tanto a pie como en bicicleta. El itinerario propuesto es el siguiente:

Itinerario

  1. Del Puente Trece de Septiembre a la calle de Isabel Zapata, visita al Jardín Botánico "Xavier Winthuysen" y el paseo de los Plátanos.
  2. Del paseo de los Plátanos al jardín del Cupresal y de la Rosaleda.
  3. Desde el paseo de los Plátanos, visita al Rincón de Goya, Avenida de los Bearneses y jardín clásico.
  4. Del Mirador del Batallador al Cabezo de Buenavista.
 

Autor del Itinerario: Laura Ruiz Cantera