Salud Pública

Salud Ambiental >> Control de las instalaciones municipales con riesgo de proliferación y dispersión de Legionella

Fuentes

El Excelentísimo Ayuntamiento de Zaragoza, a través del Servicio de Parques y Jardines, se encarga de la gestión de las fuentes ornamentales de la ciudad de Zaragoza.

Según el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio por el que se establecen los criterios higienico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis, las fuentes ornamentales son consideradas instalaciones con menor probabilidad de proliferación y dispersión de legionella.

No obstante hay constancia de brotes de legionelosis provocados por fuentes ornamentales. Por ello desde el IMSP se controlan anualmente todas aquellas fuentes ornamentales de titularidad municipal, que pudieran contribuir a la proliferación y dispersión de esta enfermedad ya que Legionella es capaz de provocar enfermedad en personas susceptibles cuando se exponen a los aerosoles que contengan el microorganismo.

Piscinas

En los últimos años el aumento de tiempo libre ha traído consigo el uso mayoritario de instalaciones de ocio y relajación, como bañeras de hidromasaje, piscinas spa, jacuzzis o similares.

Hay constancia de que estas instalaciones han dado lugar a casos y brotes de legionelosis. Por eso, desde el IMSP, se realiza la inspección sanitaria de este tipo de instalaciones de titularidad municipal, al objeto de prevenir estos casos, evitando igualmente a los usuarios otras infecciones provocadas por otras bacterias (como Pseudomonas aeruginosa), virus o protozoos.

Se ha considerado a la legionelosis como el ejemplo más representativo de las enfermedades emergentes relacionadas con el progreso. Esta enfermedad afecta a las vías respiratorias produciendo un tipo de neumonía. El germen llega al sistema respiratorio a través de aerosoles producidos por sistemas acuáticos artificiales (sistemas de refrigeración, jacuzzis, duchas de agua caliente, fuentes, etc) cuando los mantenimientos y limpiezas no funcionan bien. La enfermedad incide especialmente en personas mayores o con bajas defensas. Los brotes (cuando son afectadas varias personas por un mismo foco de contaminación) pueden tener además impacto económico por su repercusión sobre el turismo. Un adecuado mantenimiento y unas normas básicas de limpieza evitan cualquier problema. Ahora existen un conjunto de normas y leyes eficaces encaminadas a prevenir los casos y brotes.

El Real Decreto 865/2003 clasifica Piscinas, spa y piscinas de hidromasaje como instalaciones con mayor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella. Esto se debe a que las características de estos sistemas favorecen el desarrollo y dispersión de Legionella cuando el mantenimiento de estas instalaciones es deficiente. La temperatura templada del agua facilita la multiplicación y las turbulencias producen aerosoles.

Si se detecta la presencia de Legionella en el agua de cualquiera de los vasos mencionados a una concentración igual o superior a 100 germenes por litro de agua, se procede a la limpieza y desinfección del vaso afectado. Después se analiza nuevamente para comprobar la eficacia de la desinfección y la ausencia de Legionella.

En Zaragoza hay 167 fuentes: 4 llamadas de nuevas tecnologías, 16 cibernéticas, 2 monumentales, 29 especiales, 107 comunes y 9 estanques pequeños.

Más información

Legionelosis