Planificación

Con la decidida intención de maximizar el impacto de la ayuda para el desarrollo, eludir la dispersión de esfuerzos, aumentar la eficacia y propiciar la complementariedad de las acciones , tal y como establece la normativa relativa a la Cooperación para el Desarrollo en el ámbito aragonés, ésta se articula a través de planes directores cuatrienales y de planes anuales informados por el Consejo Aragonés de Cooperación del que este Ayuntamiento ostenta la Vicepresidencia Primera. Dichos planes contienen los objetivos y prioridades, así como los recursos presupuestarios indicativos que orientarán la actuación de la cooperación al desarrollo durante su período de vigencia.

El instrumento más importante de este Ayuntamiento para cumplir con los objetivos de su política pública de cooperación al desarrollo, lo constituye las subvenciones. El Plan Estratégico de Subvenciones del Ayuntamiento de Zaragoza 2016-2017, actualizado año a año, contempla en su línea estratégica nº2, “ Cooperación al Desarrollo”, las líneas específicas de subvenciones, el procedimiento de concesión que será el de concurrencia competitiva con carácter general, salvando la concesión directa para Acción Humanitaria y de Emergencia así como los convenios nominativos previsto en el Presupuesto, los importes y los objetivos específicos.

El plan de ejecución de dicha la línea estratégica nº2 pasa por la elaboración y aprobación de Bases Reguladoras de las Subvenciones de Cooperación al Desarrollo de este Ayuntamiento y sus correspondientes Convocatorias Públicas para las subvenciones en régimen de concurrencia competitiva que contemplan además de lo anterior, porcentajes de distribución en relación a prioridades geográficas.

Así, además de marcar las zonas preferentes para la realización de proyectos, establecen destinar en torno a un 45% de los fondos a América Latina, un 30% en África, el 10% en la ciudad de Zaragoza para proyectos de EpD, 10% para Ayuda Humanitaria y de Emergencias y el resto, variable y acumulable a los anteriores. En general, se tiene en cuenta que se realicen en una de las siguientes zonas:

  • los países más empobrecidos de América Latina y las regiones de los restantes países latinoamericanos en los sectores más desfavorecidos de la población.
  • los proyectos paliativos y de reconstrucción como consecuencia de catástrofes acaecidas .
  • los países más empobrecidos del Magreb y Africa Subsahariana (PMA).
  • los territorios en los que se encuentre población palestina y refugiados saharauis. .