'Quietud y vértigo', de Carmen Calvo en el Pablo Gargallo

06 julio 2019

El Museo Pablo Gargallo acoge hasta el 1 de septiembre la exposición de PhotoEspaña de Carmen Calvo “Quietud y vértigo”

La sala de exposiciones del Museo Pablo Gargallo (Plaza San Felipe, 3) acoge desde el día 13 de junio la exposición de Carmen Calvo. "Quietud y vértigo"

La muestra entra dentro del programa oficial de PhotoEspaña 2019, además de esta traerá a la ciudad nada más y nada menos, que cuatro exposiciones más, dos en el Centro de Historias y una en La Lonja. Carmen Calvo, Premio Nacional de Artes Plásticas 2013 es considerada una de las artistas españolas conceptuales más representativas del panorama artístico actual.

'Quietud y vértigo' se centra en los trabajos en los que utiliza la fotografía. En ella podrás ver más de cuarenta trabajos de quien es considerada una de las artistas más personales y creativas de nuestro panorama. Carmen Calvo recurre a fotografías anónimas antiguas, fundamentalmente de los años 1940 a 1970, provenientes de álbumes familiares y mercadillos y las somete a una operación de desarraigo, de descontextualización, que choca y sorprende.

Ha construido un mundo complejo y misterioso, no exento de humor e ironía, donde el feminismo y la crítica social, moral y religiosa se entrelazan y en el que es una constante la interrogación sobre las formas de comportamiento y de relación entre los seres humanos. Su trabajo fusiona técnicas y utiliza materiales diversos. A menudo recurre a objetos encontrados o adquiridos en mercadillos, que combina de diversas maneras.

Trabaja con pintura, objetos, cajas, instalaciones, dibujos, collages y fotografía intervenida. Pero además lo hace no sólo manipulándolas, interviniendo con pintura de colores, arañándolas, añadiendo objetos, muñecos, crucifijos, textos, máscaras antigás, antifaces... sino igualmente ampliándolas de tamaño.

Esas imágenes renacen a una nueva vida, se produce en ellas un temblor, que desvela nuevos significados. La quietud, el silencio, el olvido de esas pequeñas imágenes de la memoria familiar perdida, ahora rescatadas, se convierten en manos de la artista en sorpresa y vértigo, tal es la presencia y dimensión cognitiva que cobran en sus manos.

 

En sus obras, los títulos de sus obras son literarios, poéticos, juegan un papel importante que complejizan la imagen y la abren a nuevos significados.

En muchas de las fotografías la artista interviene sobre el órgano de la vista, como si el más valorado de nuestros sentidos nos impidiera ver. Poniendo el énfasis en ello, nos obliga a replantearnos lo que a primera vista vemos, a ir más allá y profundizar en ello. A cuestionarnos sobre lo que nos rodea.

Si la fotografía detiene el tiempo, ella nos la devuelve haciéndola presente. La muestra permanecerá hasta el 1 de septiembre, no esperes al último día. ¡Ven a verla!

No te pierdas nada y suscríbete a la cultura en #ZGZesCultura