Palmarés de la II edición de Zaragoza en Corto

09 junio 2019

 Ya tenemos ganadores de una nueva edición del Certamen de Creaciones Audiovisuales Zaragoza en Corto. ¡El primer premio en categoría Profesional fue para el cortometraje 'Europa', de Sergio Duce, ¡enhorabuena! 

 El pasado jueves 6 de junio se entregaron los premios de la segunda edición del Certamen de Creaciones Zaragoza en Corto. El primer premio en la categoría fue para Sergio Duce y su cortometraje 'Europa'.

Al certamen llegaron un total de 365 obras, de las que se seleccionaron como finalistas 19 profesionales, 13 escolares y 2 en aragonés (una escolar y otra profesional); en total 32 cortometrajes. El objetivo era mostrar su particular visión del entorno, la riqueza de su arquitectura, el patrimonio, la antropología, la cultura, la diversidad lingüística y la población de Zaragoza. Y hacerlo a través de sus creaciones audiovisuales. El jurado estaba formado por Carlos Gurpegui (escritor y periodista cinematográfico), Miguel Manteca (realizador y fotógrafo) y Helena Torres y Eduardo Laga (miembros de la Asociación Cultural Nogará). Este ha sido el palmarés de esta segunda edición: 

- Primer Premio de la Categoría Profesional de la II Edición de Zaragoza en Corto, dotado con un importe de 2.000?, para el cortometraje 'Europa', de Sergio Duce. De este trabajo, el jurado ha destacado su eficacia visual para saber plasmar un concepto universal, la inmigración, a través de la yuxtaposición de diferentes culturas y discursos narrativos. Trata de reflejar de una manera diferente cómo el pasado afecta al presente y nos ayuda a mantener viva la memoria. De este modo, el pasado se presenta como algo vivo y siempre en debate con el tiempo actual y sus preocupaciones. Trabaja la metáfora para reflejar una lucha que resulta ser con uno mismo, interior, y no con los otros. Su sobriedad visual y su técnica, acompañan además perfectamente a la narración.

- El Segundo Premio de la Categoría Profesional de la II Edición de Zaragoza en Corto, dotado con un importe de 1.000?, ex aequo a los cortometrajes 'Imaginaria', de Germán Roda y 'La dama del palacio de la alegría', de Yago de Mateo. 

Del proyecto 'Imaginaria' resaltan su apuesta arriesgada a la hora de tratar un tema tan delicado y complejo como es el del suicidio. Un trabajo en el que destaca además su técnica, su fotografía y sus intérpretes, y que juega con la ambigüedad y la duda, la inquietud y el impacto que crea en el espectador. Asimismo de 'La dama del Palacio de la Aljafería'destacan la recreación del género del suspense, por medio de la coreografía y la danza, para narrar el palacio a través de sus leyendas más desconocidas, generando una tensión y un misterio in crescendo en ritmo, montaje, planificación y vibrante interpretación.

- 'Aljafería: seis miradas, de Néstor Romero se llevó el Tercer Premio en la Categoría Profesional de la II Edición. Un premio dotado con un importe de 500 ?, se lo llevó por su redescubrimiento de Zaragoza y de Aragón, mediante una brillante combinación de escenarios, imágenes y sonidos. Es una mirada experimental, sensorial y especialmente estética, cuya narración va de la mano de una banda sonora que realiza un viaje por nuestra cultura y nuestro paisaje.

- El Premio Especial en Lengua Aragonesa fue el cortometraje 'Miradas', de Enma Calvo y Jorge Brusau. El jurado quiere destacar el relato sobre la ciudad de Zaragoza que muestra este trabajo, a través de sus paredes y lo que éstas nos cuentan en silencio sobre nuestro entorno. Unos muros intervenidos por ciudadanos, que conforman esta narración, reflejando sus emociones y opiniones a través de la expresión artística urbana.

- Y finalmente el Premio para Escolares, de la II Edición de Zaragoza en Corto, dotado con un cheque regalo por importe de 350 ?, ex aequo a los cortometrajes 'Espejos y pétalos', de Lucía Bolea y María Pueyo, del IES Avempace, y 'La bella durmiente', de Chantal Prados, del IES Pedro de Luna. Hay que remarcar en estos proyectos el tratamiento de temas de actualidad, con una visión pedagógica para los jóvenes y el valor de una educación afectivo-sexual, descubriendo así obras hechas desde el aula para el aula. A través de estas piezas visuales se nos permite a los adultos conocer lo que piensan los jóvenes y no se atreven a expresar con el lenguaje convencional, decidiendo contarlo a través de la cámara y demostrando su gran capacidad de análisis y reflexión de la realidad.