Archivo-Biblioteca-Hemeroteca

El día 8 de diciembre, se proclamaban los cargos municipales en el siglo XV

01/12/2016. La organización municipal de Zaragoza en el siglo XV fija como fecha para la elección de los cargos municipales, la víspera de la Inmaculada y su proclamación el 8 de diciembre.

Fernando I establece en sus ordenanzas la fecha del 7 de diciembre, víspera de la Inmaculada, para la elección de los cargos municipales.

Anualmente y en ese día se han de elegir: cinco jurados (en los que residía el gobierno de la ciudad, solos o con los consejeros, formando el capítulo y consejo), un mayordomo (encargado de la haciendo municipal), un almutafaz (encargado de la supervisión de las transacciones mercantiles) y treinta y un consejeros (regidores del municipio junto a los jurados), que deberán permanecer al frente de la ciudad hasta el seis de diciembre del año siguiente.

Todos los designados para ejercer los cargos eran convocados para que acudieran al día siguiente, festividad de la Inmaculada, a las Casas Comunes de la ciudad, donde eran proclamados ante el zalmedina (juez ordinario para causas civiles y criminales en la ciudad y sus términos), capítulo y consejo (asamblea colegiada de carácter legislativo, deliberativo y decisorio, formada por los jurados y los consejeros reunidos en las Casas del Puente) y jurados salientes.

En este acto prestaban juramento obligatorio de sus cargos los cinco jurados. El mayordomo, el almutafaz y los consejeros juraban sus cargos al día siguiente, nueve de diciembre, al toque de la prima en La Seo, estando presentes las dos corporaciones, la saliente y la entrante.