Archivo-Biblioteca-Hemeroteca

“La Chimenea”, algo más que una parada de tranvía.

La fabrica, cuyo objeto era convertir la lana bruta y cargada de impurezas en lana limpia apta para el uso, fue diseñada por el arquitecto Miguel Ángel Navarro en 1917. Posteriormente, en 1920, se instalaron los elementos necesarios para la realización del curtido de pieles lanares y cabrías en los mismos edificios. Junto con el resto de instalaciones, contaba con una chimenea con arranque en planta poligonal, que le permitió colocar un depósito de agua; continuaba con un cuerpo circular decorados en elementos geométricos, estrellas y rombos. Es el único elemento que se conserva de dicha fábrica