Ayuntamiento de Zaragoza

Juventud / CIPAJ

La electrónica en los cigarrillos

Tema: Salud. Adicciones
Fecha: mayo de 2019

SUMARIO

  1. ¿Sabías qué...
  2. Bulos

Los cigarrillos electrónicos o cigarrillos-e son dispositivos para fumar que funcionan con baterías. A menudo se parecen a los cigarrillos, pero funcionan de forma diferente. En lugar de inhalar el humo del cigarrillo de tabaco, quienes usan cigarrillos electrónicos inhalan el vapor de un líquido (jugo electrónico), que ha sido calentado por una pila de bobina. A eso se le llama vapear.

Algunas personas piensan que los cigarrillos electrónicos son más seguros que los cigarrillos comunes, pero no se sabe mucho sobre los riesgos para la salud de su uso.

¿Sabías qué...

  • ...la mayoría de los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, la misma sustancia altamente adictiva que contienen los cigarrillos?
  • ...incluyen otras sustancias químicas procedentes de aditivos y aromas añadidos, así como partículas metálicas potencialmente dañinas?
  • ...a veces sus formas y tamaños hace difícil identificarlos como un producto que permite el consumo de nicotina?

Bulos

Muchas personas tienen ideas falsas y peligrosas que les hacen creer que vapear no hace daño.

  • "¡Es sólo vapor de agua!": No, no lo es. Las investigaciones ponen de manifiesto que inhalar vapor puede tener efectos adversos para la salud, especialmente para las vías respiratorias. La solución que contienen los dispositivos y el vapor de los cigarrillos electrónicos contienen sustancias químicas nocivas como anticongelantes (propilenglicol) y agentes carcinógenos como las nitrosaminas, que pueden provocar cáncer.
  • "¡En éste pone libre de nicotina!": Algunos vaporizadores que dicen ser libres de nicotina, en realidad no lo son.
  • "Puedo usarlo dónde quiera": En general, en España, se aplica la misma normativa que existe en relación a la venta y consumo del tabaco.
  • "No tiene efectos en quien es vapeador pasivo": Aunque se estima que el efecto sea menor que el asociado al cigarrillo convencional, se han detectado sustancias provenientes de su consumo, tanto en la sangre como en los pulmones de vapeadores pasivos de cigarrillos electrónicos.

Los expertos especulan que pudiera producir menor toxicidad que el cigarro convencional, pero no hay estudios que lo demuestren y se desconocen los efectos a largo plazo del uso del cigarro electrónico.

Que no es inocuo se puede observar con una simple prueba. Deja caer una bocanada de vapor del cigarrillo electrónico sobre una superficie lisa y mira, después de que se deshaga, los restos que deja en la superficie.

Eso se queda también en los pulmones y en todo el aparato respiratorio.

CMAPA
www.zaragoza.es/cmapa

Información actualizada en mayo de 2019

CIPAJ, Centro de Información Juvenil.. Casa de los Morlanes. Plaza San Carlos, 4. 50001 Zaragoza. Tel. 976 721 818. cipaj@zaragoza.es