Ayuntamiento de Zaragoza

Juventud / CIPAJ

Claves para hacer frente a la selectividad y a otros exámenes

Tema: Educación

Si estás apunto de enfrentarte a un examen importante, como puede ser la prueba de acceso a la universidad o a un ciclo formativo, o bien a un examen final en el que te lo juegas todo, te damos algunos consejos que pueden ayudarte a superar mejor la prueba y a pasar "el trago" con mayor ligereza.

1.- Antes del examen

  • - Podemos hacer más de lo que pensamos que podemos hacer. En estos momentos tu autoestima y tu sentimiento de valía y seguridad es clave para afrontar este tipo de exámenes. Tú puedes. Si has aprobado el curso o si has llegado hasta este punto es porque puedes y estás capacitado y preparado para superar un examen así. Si has estudiado y continúas repasando estarás en condiciones de aprobar.
  • - ¿Has hecho esquemas mientras has estado preparando el examen? Es importante tenerlos y sino es el momento de hacerlos como comprobación y repaso de lo que ya has estudiado. Es imposible repasarlo todo unos días antes del examen, ya que los temarios son muy extensos, por lo los esquemas te permitirán repasar la materia rápidamente.
  • - Busca información sobre la prueba: analiza las normas de cada prueba (duración, materiales que necesitas, forma de puntuación, etc). Prepara una lista con todo lo que tienes que llevar al examen y compruébala antes de salir de casa. Así evitarás que con los nervios de última hora se te olviden materiales o documentación que vayas a necesitar.
  • - Una buena forma de preparar el examen es realizar ensayos y simulacros del mismo. Para ello sería bueno que consultaras exámenes de otros años. De esta forma, además de controlar el tiempo que te lleva responder, podrás familiarizarte con el modo de plantear las preguntas y darte cuenta de detalles que en el momento del examen se te pueden pasar por alto. También te permitirá conocer aquello que debes repasar más.
  • - No intentes repasar todo justo antes del examen, solo conseguirás que la ansiedad y los nervios aumenten y que aparezcan las inseguridades. Además, puedes hacerte un lío y empezarás a tener la sensación de no saber nada. Es mejor que te relajes y si quieres repasar algo que sea una única pregunta o un fragmento en concreto. Recuerda que si el día de antes lo sabías, es imposible que en una noche se te haya olvidado. Es un círculo vicioso alimentado por los nervios y la ansiedad, sal de ahí.
  • - No memorices a lo bestia. Quizá la memorización sin más te haya servido para exámenes parciales, pero para estos exámenes en los que se acumula una gran cantidad de materia, el estudio no se puede basar solo en la memorización pura y dura. Es mejor que puedas razonar los conceptos. En todas las materias hay que razonar y poder hacerlo te sacará de muchos apuros. Para poder razonar es necesario comprender la materia y estudiarla relacionando unos conceptos con otros.
  • - Distingue lo importante de lo secundario. Es decir, dentro de un mismo fragmento o de un tema separa las ideas principales de las secundarias. De esta manera, en el caso de que no te de tiempo de estudiarlo bien o en el examen no lo recuerdas todo con claridad, la idea principal aparecera.

2.- Durante el examen

  • - Si se trata de un examen en el que nos dan dos opciones a elegir, analiza bien las dos, toma una decisión y una vez elegida no pienses más en la otra.
  • - Distribuye el tiempo que vas a necesitar para cada pregunta, teniendo en cuenta que algunas te llevarán algo más de tiempo. Cuenta con que también necesitarás unos minutos para repasar el examen.
  • - Puedes dedicar los 10 primeros minutos a decidir qué opción desarrollar y a distribuirte el tiempo, haciendo un pequeño borrador con las primeras ideas que te vienen a la mente.
  • - Empieza por contestar la pregunta más fácil o la que mejor te sepas, deja las preguntas difíciles para el final. Si te atascas en alguna pregunta, deja un espacio y ya volverás al final. Pero si no sabes algo, no muestres tu ignorancia dejando huecos en blanco, intenta camuflar el olvido. Por ejemplo: "Las meninges son tres: 1. Piamadre, 2. , y 3. Aracnoides." O peor "Las meninges son tres: piamadre, aracnoides y otra que no recuerdo". La mejor opción sería "las meninges más importantes son piamadre y aracnoides". Si no sabes algo tampoco lo inventes, harás perder el tiempo al corrector y le predispondrás negativamente para el resto de las preguntas.
  • - Contesta exactamente a lo que te pregunten. De lo contrario, perderás tiempo y corres el riesgo de cometer errores que pueden bajarte la puntuación. Además, el profesor al corregirlo puede interpretar que no sabías exactamente qué era lo que te preguntaban y puede generarse una imagen negativa.
  • - Fíjate bien en lo que pide el enunciado, hay que leerlo detenidamente y con tranquilidad. No es lo mismo explicar que enumerar, que relacionar o que comentar.
  • - Si es una pregunta de tema, haz un pequeño esquema antes de comenzar. Si puedes, divide el tema en apartados. Pero si los apartados ya van marcados en el enunciado, síguelos al contestar, ya que facilita la corrección. Si no tienes las ideas muy claras, es mejor que no lo hagas.
  • - Cuida la presentación, la redacción y la ortografía, evitando palabras peligrosas. Utiliza un vocabulario correcto y concreto. Evita usar términos como "cosa".
  • - Recuerda que puedes preguntar dudas a los vigilantes, pero no abuses e intenta que sean concretas y con sentido.
  • - Por último, repasa el examen antes de entregarlo.

3.- ¿Y después del examen?

  • - Guarda las preguntas del examen. Y si tienes otro examen inmediatamente después, olvídate del que acabas de hacer, aunque te haya salido fatal. Después trata de ver los errores, pregunta al profesor…etc.
  • - Recuerda que puedes reclamar dentro de los plazos previstos, por lo que es importante que te informes de ello. Pasado el plazo, ya no podrás hacer nada.

¡MUCHA SUERTE!

Información elaborada por Alicia Monge Nieto

Asesoría Estudios Cipaj

Información actualizada en junio de 2016

DONDE ACUDIR

CIPAJ, Centro de Información Juvenil.. Casa de los Morlanes. Plaza San Carlos, 4. 50001 Zaragoza. Tel. 976 721 818. cipaj@zaragoza.es